Regionalismo manchego

Primera versión de la bandera de La Mancha, de 1906, con los respectivos escudos provinciales en cada cuartel.

El regionalismo manchego nació como una corriente política monárquica dentro de España.

El mancheguismo decimonónico

El primer intento de constituir una realidad jurídica propia y diferenciada está relacionada con el minoritario movimiento federalista. En plena efervescencia política causada por la " Gloriosa Revolución", en septiembre de 1869, los delegados del Partido Republicano Federal de las provincias de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, entre los que estaban destacados líderes locales del federalismo como José María Villamar (Alcázar de San Juan) o Juan Molero (Ciudad Real), firman en Alcázar de San Juan el Pacto Federal Manchego. Sin embargo, los representantes del federalismo de estas provincias, junto con los de Madrid y Guadalajara, habían firmado en junio del mismo año el Pacto Federal Castellano, mostrando la dualidad que ha existido entre este regionalismo y el castellanismo.

La fórmula federal volvió a reactivarse con motivo de la proclamación de la Primera República, momento en el que los cuadros republicanos se pusieron a trabajar para organizar sus bases y trabajar en pos de la consolidación del nuevo sistema. Así consta la reunión que con tales fines tuvieron algunos miembros de la Junta Federal a principios de marzo de 1873. Entonces decidieron formar una suerte de comisión permanente con residencia en Alcázar de San Juan. El brusco fin de la Primera República acabó con las propuestas federalistas.

Other Languages