Región de los Santanderes

Región de los Santanderes
Región
Flag of None.svg
Bandera
Coats of arms of None.svg
Escudo
Santander 2010.svg
Ubicación de Región de los Santanderes
Ciudad más poblada Cúcuta
Idioma oficial Español o castellano.
Entidad Región
 • País Colombia
Departamentos Flag of Santander (Colombia).svg  Santander
Flag of Norte de Santander.svg  Norte de Santander
Provincias Pamplona, Ocaña, Mares, Soto, García Rovira, Comunera, Guanentá, Vélez, Santander
Superficie  
 • Total 52185 km²
 • Tierra 4 6 % del territorio nacional km²
Fronteras Norte: Caribe
Oriente: Venezuela.
Población  
 • Total 3,692,392 hab.
Gentilicio Santandereano –a
[ editar datos en Wikidata]
Templo Histórico de Cúcuta, lugar en el cual se reunieron los diputados de Nueva Granada (Colombia) y Venezuela para firmar la Constitución de Cúcuta, por medio de la cual se crea la República de la Gran Colombia.

Con el nombre de "los Santanderes" se conoce a una región geográfica, histórica, cultural y económica de Colombia. Está compuesta por el departamento de Santander y el departamento de Norte de Santander, los cuales deben su nombre al prócer de la Independencia de Colombia, el General Francisco de Paula Santander.

La región está ubicada al nororiente del país y sus ciudades más reconocidas en el ámbito nacional son Bucaramanga y Cúcuta. Son también ciudades o municipios intermedios de importante relevancia histórica y geográfica para la región y para el país Barrancabermeja, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, San Gil. Lebrija, Vélez, Málaga, Zapatoca, El Socorro y Barichara en el departamento de Santander, así como Pamplona, Ocaña, Villa del Rosario, Los Patios y Tibú en el departamento de Norte de Santander.

Historia

El territorio actual que compone al departamento de Santander, y al departamento de Norte de Santander estaba originalmente poblado por varios grupos indígenas a la llegada de los españoles: los yariguies y agatáes habitaban la región del Magdalena Medio en el departamento de Santander; los guanes ocupaban la parte media de la cordillera, y los chitareros y los laches las partes altas de las montañas, y los motilones que habitaban exclusivamente lo que hoy se conoce como el departamento de Norte de Santander, y de quienes se sabe eran antropófagos, se ubicaban principalmente en la zona de frontera con Venezuela. El primer conquistador que se internó por estas tierras fue el alemán Ambrosio Alfinger, quien se enfrentó a la brava resistencia de los indígenas y fue abatido por estos.

Las primeras poblaciones surgieron como pueblos de indios, es decir, asentamientos donde se reunía a los indios con el fin de dominarlos fácilmente y a la vez facilitar las labores de evangelización. Sin embargo, con el tiempo se fue imponiendo el mestizaje en todo el territorio.

Ciudades como Charalá, Oiba y Curití nacieron como pueblos de indios. Otras poblaciones importantes como Girón, Ocaña, Pamplona, San Gil, Socorro y Zapatoca fueron "pueblos de blancos" fundados y habitados mayoritariamente por españoles y criollos (blancos hijos de españoles nacidos en territorio americano) y en menor medida por mestizos.

Estos asentamientos afianzaron poco a poco la colonización y poblamiento del territorio durante el periodo colonial, en lo que contribuyó en gran medida la construcción de vías y caminos. La economía estaba ligada al cultivo de la tierra, en el que adquirió gran importancia el cultivo del tabaco, y con el tiempo se desarrolló un activo comercio consolidándose en la región una producción artesanal que llegó a estar entre las más importantes del país durante el siglo XIX. Los comerciantes de tabaco también distribuían las artesanías, como sombreros, telas y tejidos que llegaron a cubrir buena parte de la demanda nacional. Poblaciones como Vélez, San Gil, Socorro y Zapatoca crecieron gracias a la actividad artesanal. Por ejemplo, en 1778 había en el Socorro 15.000 habitantes, frente a 3000 que tenía Tunja, ciudad de la cual dependía políticamente, con lo cual se estableció la nueva provincia siendo una de las más importantes dada su naciente industria artesanal.

En estas condiciones sociales y económicas se produjo en 1781 la insurrección de los comuneros, alzamiento significativo de la población que hacia parte de la entonces llamada Nueva Granada contra la Corona española. El germen de libertad sembrado en esta rebelión perduró y fue uno de los factores desencadenantes más determinantes de la posterior guerra por la Independencia de Colombia, en la que los patriotas santandereanos contribuyeron enormemente al triunfo de la Campaña Libertadora.

El proceso de consolidación de la república en el siglo XIX se vío afectado en toda Colombia por una sucesión de guerras civiles, varias de las cuales se originaron en el Estado Soberano de Santander. La última fue la llamada Guerra de los Mil Días, entre 1899 y 1902, que tuvo una de sus principales batallas en Palonegro, donde hoy se asienta el aeropuerto de Bucaramanga.

Vale la pena mencionar la importancia que tuvo en el desarrollo de la región en la segunda mitad del siglo XIX el inmigrante alemán Geo Von Lengerke, quien junto a otros inmigrantes impulsó el desarrollo artesanal e industrial y promovió la adopción de las técnicas modernas en el comercio, además impulsó el mantenimiento y creación de los llamados caminos reales (vías en algunos casos precolombinas, que interconectaban el territorio), por los cuales se hacía posible llevar las mercancías a Puerto Wilches para embarcarlas a Europa.

Hoy en día esta región que alguna vez fue una sola unidad territorial, posee un organización territorial distinta comprendida en dos departamentos: Santander y Norte de Santander. Por el desarrollo económico y el tamaño poblacional de su territorio es una de las regiones de Colombia más prósperas, vanguardistas, modernas y desarrolladas a nivel de todos los sectores productivos, con principal referencia y epicentro en ciudades como Bucaramanga, Floridablanca, Cúcuta y Barrancabermeja; destacándose también poblaciones de importancia para la región como San Gil, Ocaña, Pamplona, Saravena, Vélez, Málaga, Barichara y Socorro, entre otras, exponentes de la pujanza y laboriosidad de las gentes y pueblos de cultura santandereana.

Other Languages