Redención

Redención -, de nuevo, y émere, comprar), literalmente significa comprar de nuevo. Redentor es quien redime. Se aplica particularmente a conceptos religiosos, esenciales en el cristianismo; pero, genéricamente, en contextos aplicables a personas, la redención es la liberación del dolor o de una mala situación, o la obtención mediante pago de la libertad del esclavo o el cautivo.

En contextos aplicables a cosas, redimir es volver a adquirir algo que se había perdido, o comprar de nuevo una cosa que se había vendido o empeñado.

En el cristianismo

La redención constituye uno de los dogmas centrales del cristianismo, que reconoce a Jesucristo como “el Redentor” por antonomasia, pues murió en la cruz para salvar a la humanidad de la muerte y abrirle las puertas del Reino de los Cielos, en un sacrificio que se entiende como el pago de un rescate destinado a satisfacer a Dios.

En el prefacio pascual católico se afirma que Cristo "con su muerte venció al pecado y con su resurrección venció a la muerte",[2]

Entonces Jesús, llamándolos, dijo: "Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos".

Mateo 20:25-28[3] ( Reina Valera 1960).

Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: "Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que será derramada para remisión de los pecados".

Mateo 26:27-28[4] ( Reina Valera 1960).
Other Languages
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: রেডেনকয়াও
čeština: Vykoupení
Deutsch: Erlösung
français: Rédemption
日本語: 償還 (神学)
한국어: 상환
polski: Odkupienie
português: Redenção
srpskohrvatski / српскохрватски: Otkupnina
Kiswahili: Ukombozi