Rede Integrada de Transporte

Rede Integrada de Transporte
Lugar
UbicaciónCuritiba, Brasil
Descripción
TipoAutobús de tránsito rápido
Medios de transporteAutobús
Inauguración1974
Autobuses biarticulados en las estaciones de tubo distintivas de Curitiba.

La Rede Integrada de Transporte (conocida por sus siglas RIT) (en español Red Integrada de Transporte) es un sistema tronco-alimentado de autobús en carriles exclusivos (Bus Rapid Transit o BRT en inglés) de la ciudad de Curitiba, en Brasil. La RIT fue el primer sistema autobús de tránsito rápido (BRT) implantado en el mundo.[2]

La Red Integrada de Transporte de Curitiba tiene como espina dorsal de su funcionamiento 72 km de vías exclusivas para autobuses que recorren los 5 principales ejes de la ciudad y que constituye las denominadas líneas rápidas (Expresso Biarticulado) cuyas estaciones son fácilmente identificables por su forma de tubo. El conjunto de la red abarca además de la ciudad de Curitiba, otros municipios conurbados de la Región Metropolitana: São José dos Pinhais, Pinhais, Colombo, Piraquara e Rio Branco do Sul, Almirante Tamandaré, Fazenda Rio Grande, Campo Largo, Campo Magro, Araucária, Contenda, Itaperuçu y Bocaiúva do Sul. El sistema que es usado por el 85% de la población de la ciudad y sirvió de modelo para los sistemas de varias ciudades de Brasil, el TransMilenio de Bogotá, el MIO de Cali, el Trolebús, la Ecovía y el Metrobus-Q de Quito, el Metropolitano de Lima, el Transantiago en Santiago, la Orange Line en Los Ángeles y el Metrobús de la Ciudad de México, así como de los futuros sistemas de transporte de la ciudad de Arequipa, Panamá, el SIT en León Guanajuato (Pionero en México) y el Transmetro de la Ciudad de Guatemala.

Historia

Autobús biarticulado en la vía exclusiva. Se observa la alta densidad del corredor inducida por el uso del suelo regulado para implantar la RIT.

En la década de 1960 la población de Curitiba se infló hasta los 430.000 habitantes, y se temía que el aumento de población amenazara drásticamente el carácter de la ciudad. En 1964, el alcalde Ivo Arzua solicitó propuestas para el planeamiento urbano. El arquitecto Jaime Lerner, que más tarde se convertiría en alcalde de la ciudad, dirigió un equipo de la Universidad Federal de Paraná que propuso una reducción del tráfico en el centro de la ciudad y un sistema de transporte público práctico y accesible.

Este plan, conocido como Plan General de Curitiba, fue aprobado en 1968. Así Lerner cerró la calle XV de Novembro a vehículos ya que contaba ya con un gran tráfico peatonal. El plan proponía un nuevo diseño de calle que minimizaba el tráfico: el sistema trinario de vías. La calzada se dividía transversalmente en tres zonas: dos calzadas exteriores, cada una para un sentido de circulación, para el tráfico general que flanqueaban a una calzada central, de doble sentido con dos carriles, reservada exclusivamente para la circulación de autobuses. Cinco de estas calles presentan una disposición radial que converge en el centro de la ciudad. Las zonas más alejadas de estos ejes están reservadas para zonas residenciales de baja densidad y así no aumentar la densidad del tráfico en las áreas alejadas de los ejes principales. Finalmente las zonas inundables fueron calificadas como no urbanizables y se convirtieron en parques.

En la década de 1980 la red de transporte fue creada, permitiendo unir cualquier punto de la ciudad pagando una única tarifa.