Recursos ictícolas y marítimos de Argentina

Los recursos marítimos de Argentina son abundantes, gracias a su extensa costa sobre el océano Atlántico y la gran extensión de la Plataforma continental de la Argentina, en la cual las condiciones geográficas concentran una importante biodiversidad, de las cuales numerosas especies poseen valor comercial. Los réditos de la pesca conforman el 4% de las exportaciones del país.

Fitoplacton primer eslabón de la cadena trófica y uno de los primeros de la biocenosis marina (se puede observar como una extensa "mancha" grisverdosa en el Mar Argentino y sobre parte occidental de la mucho más profunda Cuenca Argentina), en cuanto al más ancho río y estuario del planeta Tierra: el Río de la Plata, éste aparece en la foto (de colores naturales) con un color marrón claro o color león.

El organismo oficial que argentino investiga y supervisa monitorea a los recursos ictícolas y afines es el INIDEP ( Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero) cuya sede central se ubica en la importante ciudad marítima de Mar del Plata.

La fuente principal de recursos pesqueros es la extensa plataforma continental, de una profundidad de hasta 200 m, que la cartografía denomina Mar Argentino. La baja profundidad de la misma hace que sus aguas se encuentren fuertemente iluminadas por la radiación solar, de modo que abunda el primer eslabón de la red trófica y la biocenosis marina: el plancton. Gran parte de esta zona epicontinental está comprendida en las aguas territoriales y Zona Económica Exclusiva, conformada por las 350 millas náuticas a partir de la costa en su línea de bajamar. Estas aguas se benefician también de la llamada Convergencia Antártica, una extensa zona en la cual se mezclan las corrientes frías procedentes del Océano Glacial Antártico con las aguas cálidas procedentes de la zona cercana al ecuador, es conocido que las aguas frías son muy ricas en plancton (particularmente el muy ubérrimo en proteínas: zooplancton), moluscos, crustáceos, peces y cetáceos a lo que se suma una numerosa fauna marina más evolucionada como la de los pinípedos y foecidos. De tal modo es que las aguas jurisdiccionales argentinas resultan ser uno de los principales caladeros (áreas de pesca) del planeta con constantes periodos de "zafra" que se alternan según la especie. En 1935 fue elaborado el Catálogo de la fauna íctica del mar Argentino, que realizó un registro taxonómico de 261 especies, aunque se supone que la cifra de especies es mucho mayor.[2]

Efectivos que experimentan sobrepesca

Son aquéllos sometidos a una presión pesquera excesiva. Las medidas de manejo adoptadas involucran acotar el esfuerzo extractivo a las capacidades de soporte de las poblaciones naturales, evitando el colapso y procurando su recuperación. En esta situación se encuentran diversas especies de merluza entre las cuales se incluye a la merluza común y algunas especies de merluzas (hubsii, negra, etc) y otras especies costeras ( besugo, corvina rubia, pescadilla), algunas especies demersales australes ( merluza austral y polaca), y algunos crustáceos ( centolla de Tierra del Fuego). La merluza negra constituye un caso particular, ya que su pesquería se desarrolló muy intensivamente sin el respaldo de una base científica, del mismo modo la merluza hubsi o "merluza común argentina" sufrió un grave descenso de especímenes en el año 2001 a causa de la sobrepesca (en gran medida con barcos extranjeros) durante los 1990. Por esto, se requieren investigaciones para saber el nivel de explotación de la especie y para limitar la captura de juveniles.
El mar Argentino sin incluir a la mucho más extensa área de la Plataforma Continental Argentina que incluye en el extremo sur a zonas del Océano Antártico y a las aguas interiores (ríos, lagos, lagunas) es uno de los principales caladeros de pesca del planeta Tierra.,[4]

Other Languages