Reconquista

Reconquista
La Rendición de Granada - Pradilla.jpg
La rendición de Granada, obra de Francisco Pradilla, representa la entrega de las llaves de la ciudad de Granada por el rey musulmán Boabdil a la reina Isabel I de Castilla y al rey Fernando II de Aragón.
Fecha 722 - 1492 (770 años)
Lugar Península Ibérica
Casus belli Invasión musulmana de la Península Ibérica en el siglo VIII
Resultado Victoria cristiana y control de los territorios en disputa.
[ editar datos en Wikidata]

Se denomina Reconquista al proceso histórico en que los reinos cristianos de la península ibérica buscaron el control peninsular en poder del dominio musulmán. Este proceso tuvo lugar entre los años 722 (fecha probable de la rebelión de Pelayo) y 1492 (final del Reino nazarí de Granada).

El término «Reconquista»: historiografía y tradición

Algún académico[1] ha manifestado que el término podría ser inexacto, pues los reinos cristianos que «reconquistaron» el territorio peninsular se constituyeron con posterioridad a la invasión islámica, a pesar de los intentos de estas monarquías por presentarse como herederas directas del antiguo reino visigodo. Se trataría más bien de un afán de legitimación política de estos reinos, que de hecho se consideraban reales herederos y descendientes de los visigodos, así como de un intento por parte de los reinos cristianos de justificar sus conquistas al considerarse herederos de los reyes visigodos.

Sin embargo, y ya desde los primeros instantes, la Reconquista constituyó, por parte de los distintos reinos y señoríos surgidos en el aislamiento del norte montañoso de la Península, un verdadero proceso restaurador y liberador, no solo del territorio, sino de la numerosa población cristiana hispano-visigoda ( mozárabes)[3]

Fuera de España las cosas se han visto de una forma menos problemática. Nadie ha cuestionado en serio el uso del término reconquista[4] . El profesor Derek William Lomax escribió todo un libro titulado "The Reconquest of Spain". Consciente de la exaltación y del rechazo de que había sido objeto el tema por parte de unos y de otros, el gran hispanista inglés expresaba en las primeras líneas de su obra, con total contundencia, su punto de vista:

La Reconquista es un marco conceptual utilizado por los historiadores. Pero, a diferencia del concepto de Edad Media, no se trata de un concepto artificial. Por el contrario, la Reconquista fue una ideología inventada por los hispano-cristianos poco después del año 711, y su realización efectiva hizo que se mantuviera desde entonces como una tradición historiográfica, convirtiéndose también en objeto de nostalgia y en un cliché retórico de los publicistas tanto tradicionales como marxistas.

El término parecería asimismo confuso, más aún, considerando el hecho de que tras el derrumbe del Califato (a comienzos del siglo XI), los reinos cristianos optaron por una política de dominio tributario – parias– sobre las taifas en lugar de por una clara expansión hacia el sur; o las pugnas entre las diferentes coronas –y sus luchas dinásticas–, que solo alcanzaron acuerdos de colaboración contra los musulmanes en momentos puntuales.

Sin embargo, la temprana reacción en la cornisa cantábrica en contra del islam (recordemos que Don Pelayo rechazó a los sarracenos en Covadonga apenas siete años después de que atravesaran el estrecho de Gibraltar), e incluso su rechazo del territorio actualmente francés después de la Batalla de Poitiers del año 732, pueden sustentar la idea de que la Reconquista sigue casi inmediatamente a la conquista árabe. Incluso, «gran parte de dicha cornisa cantábrica jamás llegó a ser conquistada»,[ cita requerida] lo cual viene a justificar la idea de que la conquista árabe y la reconquista cristiana, de muy diferente duración (muy corta la primera y sumamente larga la segunda), se superponen, por lo que podría considerarse como una sola etapa histórica, sobre todo si tenemos en cuenta que la batalla de Guadalete, la primera batalla por defender el reino visigodo en el año 711, marca el inicio de la invasión musulmana. En el Siglo de Oro hubo poetas que definían y denominaban a los españoles como « godos» (como dijo Lope de Vega: «eah, sangre de los godos»)[6]

Escritores como Ignacio Olagüe Videla, en La Revolución islámica en Occidente (1974), consideran que la invasión militar árabe es un mito y sostienen que la creación de Al-Ándalus fue el resultado de la conversión de gran parte de la población hispana al islam. Estas tesis han sido estudiadas por el conocido arabista González Ferrín en su obra Historia General de Al-Andalus, en la que hablando de la Reconquista dice «que en verdad nunca existió»; igualmente plantea que Al-Ándalus «constituye un eslabón insustituible de la historia europea».

Las hipótesis de Olagüe no cuentan con ningún apoyo significativo en la historiografía actual.[8] La arqueología y los textos antiguos desmienten esta teoría, ya que son abundantes las fuentes clásicas y los restos arqueológicos que prueban que la conquista islámica fue violenta, con numerosas batallas y asedios, donde poblaciones enteras fueron exterminadas por los ejércitos islámicos, como fueron los casos de Zaragoza o Tarragona en la Conquista del norte, asimismo tanto en fuentes cristianas, como musulmanas aparecen numerosas citas acerca de los elevados impuestos especiales que han de pagar solo los no musulmanes, como la gizya, harag así como leyes que tratan en condiciones de inferioridad a los no musulmanes.

En su España invertebrada, José Ortega y Gasset, desde la filosofía, afirmaba que «Una reconquista de ocho siglos no es una reconquista». Curiosamente, se usa normalmente el término «conquista de Granada» en lugar del de «reconquista de Granada».

Algunos autores[ cita requerida] propusieron con poco éxito el término alternativo de «conquista cristiana», sin las implicaciones ideológicas del término «reconquista»; no obstante, el término sigue utilizándose por especialistas y profanos para designar a ese periodo histórico.

La Hispania visigoda en el momento de la invasión musulmana, durante la guerra civil
Hispania 721 d. C. una vez finalizada la conquista musulmana de los últimos reyes Visigodos Cristianos de Narbona.

El catedrático arabista Serafín Fanjul, en sus libros “Al-Andalus contra España” y "La quimera de Al-Andalus", desmonta los mitos de una invasión poco violenta, la idealización de la convivencia de culturas o religiones en Al-Ándalus y usa el término reconquista, entendiéndolo como la recuperación por parte de las comunidades cristianas del territorio previamente cristiano invadido por los musulmanes.

Other Languages
Alemannisch: Reconquista
aragonés: Reconquiesta
العربية: سقوط الأندلس
azərbaycanca: Rekonkista
беларуская: Рэканкіста
беларуская (тарашкевіца)‎: Рэканкіста
български: Реконкиста
brezhoneg: Reconquista
bosanski: Rekonkvista
català: Reconquesta
čeština: Reconquista
Cymraeg: Reconquista
Deutsch: Reconquista
English: Reconquista
Esperanto: Reconquista
eesti: Rekonkista
euskara: Errekonkista
français: Reconquista
galego: Reconquista
עברית: רקונקיסטה
hrvatski: Rekonkvista
magyar: Reconquista
Հայերեն: Ռեկոնկիստա
Bahasa Indonesia: Reconquista
italiano: Reconquista
ქართული: რეკონკისტა
한국어: 레콩키스타
Ladino: Rekonkista
lietuvių: Rekonkista
latviešu: Rekonkista
македонски: Реконквиста
Bahasa Melayu: Reconquista
Mirandés: Recunquista
norsk bokmål: Reconquista
occitan: Reconquèsta
polski: Rekonkwista
پنجابی: استرداد
português: Reconquista
română: Reconquista
русский: Реконкиста
srpskohrvatski / српскохрватски: Rekonkvista
Simple English: Reconquista
slovenčina: Reconquista
slovenščina: Rekonkvista
српски / srpski: Реконкиста
svenska: Reconquista
Tagalog: Rekongkista
Türkçe: Reconquista
українська: Реконкіста
اردو: استرداد
Tiếng Việt: Reconquista