Reciclaje

Contenedores para distribuir los residuos en plástico (contenedor amarillo), vidrio (contenedor verde) y papel o cartón (contenedor azul), para su posterior reciclado. Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Casa ecológica, ubicada en la localidad de El Alfarcito, Salta. Construida con materiales reciclados, sus paredes son de botellas de plástico rellenadas con materiales orgánicos (plásticos y papeles), botellas de vidrio unidas entre bocas para lograr el ancho exacto de las paredes y su techo de torta de barro (paja, cañas y barro).

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia para su posterior utilización.

Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos.

El reciclaje es un componente clave en la reducción de desechos contemporáneos y es el tercer componente de las 3R (“Reducir, Reutilizar, Reciclar”).

Los materiales reciclables son muchos, e incluyen todo el papel y cartón, el vidrio, los metales ferrosos y no ferrosos, algunos plásticos, telas y textiles, maderas y componentes electrónicos. En otros casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la dificultad técnica o alto coste del proceso, de modo que suele reutilizarse el material o los productos para producir otros materiales y se destinan a otras finalidades, como el aprovechamiento energético.

También es posible realizar un salvamento de componentes de ciertos productos complejos, ya sea por su valor intrínseco o por su naturaleza peligrosa.

Cadena de reciclaje

Recogida selectiva de residuos mediante el sistema de recogida neumática.

La cadena de reciclado consta de varias etapas:

  • Recuperación o recogida: que puede ser realizada por empresas públicas o privadas. Consiste únicamente en la recolección y transporte de los residuos hacia el siguiente eslabón de la cadena. Se utilizan contenedores urbanos de recogida selectiva (contenedores amarillo, verde, azul, gris y marrón)
  • Plantas de transferencia: se trata de un eslabón o voluntario que no siempre se usa. Aquí se mezclan los residuos para realizar transportes mayores a menor costo (usando contenedores más grandes o compactadores más potentes).
  • Plantas de clasificación (o separación): donde se clasifican los residuos y se separan los valorizables. Residuos que sí pueden reciclarse de los que no. La fracción que no puede reciclarse se lleva a aprovechamiento energético o a vertederos.
  • Reciclador final (o planta de valoración): donde finalmente los residuos se reciclan (papeleras, plastiqueros, etc.), se almacenan (vertederos) o se usan para producción de energía (cementeras, biogás, etc.)


Para la separación en origen doméstico[1] se usan contenedores de distintos colores ubicados en entornos urbanos o rurales:

  • Contenedor amarillo ( envases): En este se deben depositar todo tipo de envases ligeros como los envases de plásticos ( botellas, tarrinas, bolsas, bandejas, etc.), de latas (bebidas, conservas, etc.) En general, deben depositarse todos aquellos envases comercializados en el mercado nacional e identificados por el símbolo del punto verde.[2]
  • Contenedor azul ( papel y cartón): En este contenedor se deben depositar los envases de cartón (cajas, bandejas, etc.), así como los periódicos, revistas, papeles de envolver, propaganda, etc. Es aconsejable plegar las cajas de manera que ocupen el mínimo espacio dentro del contenedor y también retirar las grapas, los canutillos y los plásticos que vengan incorporados en el papel y cartón. Si están manchados de residuos orgánicos, como por ejemplo las servilletas de papel, no deben ir en este contenedor.
  • Contenedor verde ( vidrio): En este contenedor se depositan envases de vidrio. Pero se debe tener en cuenta que no se puede depositar bombillas, frascos de medicamentos, gafas, jarrones y tazas, loza, lunas de automóviles, porcelana o cerámica, tapones, chapas o tapas de los propios tarros o botellas de vidrio, tubos y fluorescentes.[3]
  • Contenedor rojo o puntos limpios( desechos peligrosos): Como teléfonos móviles, insecticidas, pilas o baterías, aceite comestible o aceite de vehículos, jeringas, latas de aerosol, etc.
  • Contenedor naranja: aceite de cocina usado.
  • Contenedor específico en farmacias: para la recuperación de los medicamentos caducados o que ya no se utilizarán, incluyendo los envases.
Other Languages
aragonés: Reciclache
български: Рециклиране
brezhoneg: Adaoz
català: Reciclatge
čeština: Recyklace
Cymraeg: Ailgylchu
Deutsch: Recycling
Ελληνικά: Ανακύκλωση
English: Recycling
Esperanto: Recikligo
euskara: Birziklapen
فارسی: بازیافت
suomi: Kierrätys
français: Recyclage
Gaeilge: Athchúrsáil
galego: Reciclaxe
ગુજરાતી: રિસાયક્લિંગ
עברית: מיחזור
हिन्दी: पुनर्चक्रण
hrvatski: Recikliranje
Bahasa Indonesia: Daur ulang
íslenska: Endurvinnsla
日本語: リサイクル
ಕನ್ನಡ: ಮರುಬಳಕೆ
한국어: 재활용
Latina: Anacyclismus
македонски: Рециклирање
Bahasa Melayu: Kitar semula
Nederlands: Recycling
norsk nynorsk: Resirkulering
norsk bokmål: Resirkulering
Nouormand: Èrcycliéthie
occitan: Reciclatge
ਪੰਜਾਬੀ: ਮੁੜ-ਘੁਮਾਈ
polski: Recykling
português: Reciclagem
română: Reciclare
Scots: Recyclin
srpskohrvatski / српскохрватски: Recikliranje
Simple English: Recycling
slovenčina: Recyklácia
slovenščina: Recikliranje
shqip: Riciklimi
српски / srpski: Recikliranje
svenska: Återvinning
Kiswahili: Urejelezaji
Tiếng Việt: Tái chế
中文: 資源回收