Rebelión de Shimabara

Rebelión de Shimabara
inicios del Periodo Edo
Remains of Hara castle.jpg
Ruinas del Castillo Hara.
Fecha finales de 1637-comienzos de 1638
Lugar Península de Shimabara e islas Amakusa, Japón
Resultado Victoria del shogunato Tokugawa; se prohibió el cristianismo en Japón que pasa a la clandestinidad.
Beligerantes
Shogunato Tokugawa Rebeldes locales (cristianos y otros)
Comandantes
Itakura Shigemasa
Matsudaira Nobutsuna
Amakusa Shirō
Fuerzas en combate
Más de 125.000 Entre 27.000 y 37.000[1]
Bajas
Más de 2.000 muertos, 11.000 heridos Alrededor de 37.000 muertos
[ editar datos en Wikidata]

La Rebelión de Shimabara (島原の乱 Shimabara no ran ?) fue un levantamiento armado de campesinos japoneses, principalmente cristianos, en el periodo Edo. Fue una de las pocas revueltas importantes durante el relativamente pacífico shogunato Tokugawa.[2]

Contexto

A mediados de la década de 1630, los campesinos de la península de Shimabara y de las islas Amakusa estaban insatisfechos con el pago de impuestos excesivos y sufrían los estragos de la hambruna, por lo que se sublevaron contra los señores feudales. Esto sucedió específicamente en dos territorios: en el Dominio Shimabara gobernado por Matsukura Katsuie y en el Dominio Karatsu gobernado por Teresawa Katakata.[3]​ Aunque muchos historiadores piensan que la rebelión tenía fines religiosos, no contemplan el descontento en los habitantes por los aumentos excesivos en los impuestos ni la hambruna sufrida en la región. Esta situación incluyó incluso a los pescadores, artesanos y comerciantes. Al expandirse la rebelión, los distintos rōnin (samurái sin señor) del territorio se fueron uniendo al movimiento, por lo que considerar a la rebelión como una revuelta de campesinos exclusivamente no es del todo preciso.

Shimabara fue alguna vez dominio de la familia Arima, que habían sido cristianos; como resultado, muchos habitantes también lo eran. Los Arima salieron del lugar en 1614 y fueron reemplazados por la familia Matsukura.[6]​ Incluso los holandeses que tenían un puesto de comercio en los alrededores y que no simpatizaban con la doctrina católica se sintieron amenazados por la excesiva represión. Estas políticas continuaron con el heredero de Shigemasa: Matsukura Katsuie.

Los habitantes de las islas Amakusa sufrieron la misma persecución a manos de la familia Terasawa.[7]

Algunos de los rōnin en la región incluían algunos sirvientes de Katō Tadahiro y Sassa Narimasa, ambos antiguos gobernantes de la Provincia Higo.

Other Languages