Rebelión Maritz

La Rebelión Maritz o Revuelta de los Bóer o Rebelión de los Cinco Chelines, ocurrió en Sudáfrica en 1914 al principio de la Primera Guerra Mundial, en cual hombres que apoyaron la recreación de las viejas repúblicas Bóer se alzaron contra el gobierno de la Unión Sudafricana. Muchos miembros del gobierno eran antiguos Bóers que habían luchado junto con los rebeldes de Maritz contra los británico en la Segunda Guerra Anglo-Bóer que había terminado doce años antes. La rebelión fracasó y los cabecillas recibieron pesadas multas y condiciones de confinamiento.

Antecedentes

Al término de la Guerra de los Bóers doce años antes, a todos los soldados Bóer se les había pedido firmar un compromiso de que cumplirían con los términos de paz. Algunos, como Deneys Reitz, se negaron y fueron desterrados de Sudáfrica. Durante la década siguiente muchos retornaron a casa y no todos de ellos firmaron el compromiso al volver. Al final de Guerra Bóer, aquellos Bóers que habían luchado hasta el final eran conocidos como los del «final amargo»; a la hora de la rebelión, aquellos que no habían prestado el juramento y habían querido comenzar una nueva guerra también se habían hecho conocidos como los del «final amargo».

Un periodista alemán que entrevistó al antiguo general Bóer J.B.M. Hertzog para el Tägliche Rundschau escribió:

Hertzog cree que el fruto de la lucha de tres años por parte de los Bóers es que su libertad, en la forma de una República sudafricana general, caerá en su regazo tan pronto como Inglaterra está implicada en una guerra con un poder Continental.

Parafraseando a los nacionalistas irlandeses «la desgracia de Inglaterra es la oportunidad de los del final amargo», los del final amargo y sus partidarios vieron el principio de la Primera Guerra Mundial como una oportunidad, en particular ya que el enemigo del Reino Unido, el Imperio Alemán, era su viejo partidario.

Other Languages