Rebelión Jordanista

Rebelión Jordanista
las Guerras civiles argentinas
Fecha 11 de abril de 1870- 16 de diciembre de 1876
Lugar Provincias de Entre Ríos y Corrientes
Resultado Victoria del gobierno argentino
Beligerantes
Ejército Argentino Ejército Federal
Comandantes
Emilio Mitre
Ignacio Rivas
Juan Andrés Gelly y Obes
Emilio Conesa
Santiago Baibiene
Donato Álvarez
Martín de Gainza
Julio de Vedia
Luis María Campos
Juan Ayala
Ricardo López Jordán   (P.D.G.)
Fuerzas en combate
Soldados:[1]
  • 16.000 (1870)
Montoneros:[2]
  • 12.000 (1870)
  • 18.000 (1873)
  • 800 (1876)

Unos 1.500 muertos en total solamente en la primera campaña (1870-1871).[3]
[ editar datos en Wikidata]

La Rebelión Jordanista fue el último acto del conflicto entre unitarios y federales en la República Argentina. Se desarrolló en la Provincia de Entre Ríos y en menor medida en la Provincia de Corrientes entre el 11 de abril de 1870, fecha del asesinato de Justo José de Urquiza y 16 de diciembre de 1876, fecha de la captura de Ricardo López Jordán, jefe de la rebelión.

Antecedentes

Ricardo López Jordán fue un colaborador de Urquiza en el gobierno de Entre Ríos y durante la presidencia de éste en Paraná, capital de la Confederación Argentina. Cuando Urquiza se retiró de la Batalla de Pavón el 17 de septiembre de 1861, López Jordán no perdonó la acción de su jefe, quien había pactado con el porteño Bartolomé Mitre y posibilitó el triunfo de Buenos Aires y la disolución de la Confederación.

En 1870 finalizó la Guerra del Paraguay, a la que López Jordán se opuso y Urquiza recibió en su palacio San José al presidente Domingo Faustino Sarmiento, el más encarnizado enemigo de los federales, por lo que López Jordán ya distanciado de él, se preparó para la revolución.

El 11 de abril de 1870 estalló la revolución: como primer paso, una partida de 50 hombres al mando de Simón Luengo penetró en el palacio San José, con el objeto de apresar a Urquiza, pero éste se defendió a tiros y terminó muerto. Ese mismo día eran asesinados en Concordia también sus hijos Justo Carmelo y Waldino Urquiza, ambos amigos íntimos de López Jordán.

Tres días más tarde, López Jordán era elegido gobernador por la Legislatura por medio de la ley N° 29, para completar el período de gobierno de Urquiza. En su discurso de asunción apoyó la revolución y apenas mencionó de paso que "he deplorado que... no hubiesen hallado otro camino que la víctima ilustre que se inmoló".

Other Languages