Rebelión árabe

Este artículo trata de la Rebelión Árabe de 1916. En relación al levantamiento de 1936, véase Revuelta Árabe 1936-1939.

La Rebelión árabe (en árabe: الثورة العربية الكبرى La Gran Revuelta Árabe) fue una sublevación iniciada por el jerife de La Meca contra el Imperio otomano sobre Palestina con el objeto de crear un estado árabe unificado desde Alepo en Siria hasta Adén en el Yemen. La rebelión comenzó el 5 de junio de 1916 y declarado el 8 de junio por Husayn ibn Ali (jerife de La Meca)[1] y duró dos años, de 1916 a 1918, dando lugar a un efímero reino árabe que será sustituido pronto por la división colonial que da lugar al actual mapa de Oriente Medio.

Los árabes bajo la administración otomana

A principios del siglo XX, el Imperio otomano había perdido la mayor parte de sus posesiones europeas en los Balcanes, restando apenas Albania y la región de Tracia, con la nueva frontera apenas a 200 kilómetros de Estambul. El gobierno otomano decidió reforzar entonces las posesiones asiáticas desde 1908 y bajo la influencia de la élite nacionalista de los Jóvenes Turcos se planteaba establecer alianzas más sólidas con el grupo étnico más numeroso del imperio, luego del turco: los árabes, tendiendo paulatinamente hacia un modelo bicéfalo similar al austrohúngaro.

Los pueblos árabes, sin embargo, vivían desde hacía unas décadas su Nahda o renacimiento cultural que llevaba aparejada la formación de una conciencia nacional propia que oponían a la difusa "identidad oficial" otomana e incluso a la pertenencia a la fe islámica oficial del Imperio y común a la mayor parte de sus súbditos. Asimismo, la aristocracia árabe, que por largo tiempo había disfrutado de cierta autonomía en cuestiones culturales y de administración interna, empezaba a resentir el programa de los Jóvenes Turcos que deseaban resaltar el carácter turco de las instituciones gubernamentales.

Este nacionalismo árabe incipiente fue en un primer momento cultural y con el tiempo se concretó en reivindicaciones de autogobierno. En todas las capitales árabes del Imperio surgieron foros y organizaciones nacionalistas cuyas actividades fueron reprimidas por las autoridades otomanas, aunque su fuerza era tal que en ocasiones tuvieron que transigir ante ellas. Fue especialmente importante en este sentido el Congreso Panárabe celebrado en París en 1913. Un elemento de no poca importancia en los enfrentamientos políticos de la región era la construcción de una vía férrea que, con la excusa de facilitar la peregrinación a La Meca, iba a servir en realidad para la movilización rápida de tropas otomanas así como ejercer un control más directo de la burocracia de Estambul sobre los territorios árabes. Se trataba del Ferrocarril del Hiyaz, que conectaba Damasco y Medina y era visto por los nacionalistas árabes como una amenazadora herramienta de penetración y control imperiales.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, el sultán otomano Mehmed V, en su calidad de califa o cabeza del Islam, llamó a sus súbditos musulmanes al yihad contra los aliados ( Francia, Gran Bretaña y Rusia). Este intento, habitual por otra parte, de manipular los sentimientos religiosos de los musulmanes en favor de los intereses de las Potencias Centrales, encontró resistencia en muchos árabes, que, por el contrario, vieron en el estallido del conflicto mundial una oportunidad de deshacerse de la tutela otomana.

Other Languages
English: Arab Revolt
Esperanto: Araba Ribelo
Bahasa Indonesia: Pemberontakan Arab
italiano: Rivolta Araba
日本語: アラブ反乱
한국어: 아랍 반란
Bahasa Melayu: Pemberontakan Arab
Nederlands: Arabische opstand
norsk bokmål: Araberoppstanden
پنجابی: عرب بغاوت
português: Revolta Árabe
română: Revolta arabă
srpskohrvatski / српскохрватски: Arapski ustanak
српски / srpski: Арапска побуна