Rebecca (película)

Rebecca (conocida en español como Rebeca o Rebeca, una mujer inolvidable) es una película dirigida por Alfred Hitchcock en el año 1940. Es su primera película rodada en Estados Unidos. Está basada en la novela homónima de la escritora británica Daphne du Maurier. Ganó dos Oscar, a la mejor película y a la mejor fotografía en blanco y negro, y tuvo otras nueve candidaturas. Su protagonistas son Joan Fontaine y Laurence Olivier.

Argumento

La película comienza con la misma famosa frase que abre la novela de Daphne du Maurier: «Anoche soñé que había vuelto a Manderley» («Last night I dreamt I went to Manderley again»), mientras se muestran las ruinas de una gran mansión.

La frase la pronuncia la segunda esposa del aristócrata inglés Maximilian De Winter ( Laurence Olivier), personaje que interpreta Joan Fontaine y al que, tanto en el libro como en la película, no se nombra.

Maximilian De Winter ha perdido a su esposa, Rebeca De Winter, dada por muerta y desaparecida en la costa. Va a Montecarlo con el ánimo de sobreponerse a lo sucedido. Allí conoce a una joven, empleada por una señora, Mrs. Van Hopper, como dama de compañía. Ambos se enamoran y se casan rápidamente.

Cuando se instalan en Manderley, la mansión de Maxim en Cornualles, al sureste de Inglaterra, la joven esposa empieza a darse cuenta de que la sombra de la anterior señora De Winter sigue presente en la casa, en su ama de llaves, Mrs. Danvers ( Judith Anderson), y también en los pensamientos de su marido.

Rebecca murió en un naufragio de su yate, su marido reconoció el cadáver, que fue enterrado en la capilla de la familia.

Un día un pequeño navío naufraga cerca del de Rebeca. Durante las inspecciones se descubre que el cuerpo de Rebeca sigue allí.

El marido tiene que afrontar un nuevo proceso. Insiste en que la muerte de ella fue un accidente. Pero esa no es la verdad. Le cuenta a su nueva mujer que él sí la mató, aunque accidentalmente.

En altamar, ella le dijo que estaba encinta de otro hombre, y él la había golpeado mortalmente. Luego había hundido el yate y había reconocido a una desconocida. Su matrimonio, en apariencia perfecta, ocultaba en realidad una relación basada en el odio.

La joven esposa cree en su inocencia y está dispuesta a defenderlo. Cuando las investigaciones revelan que Rebeca estaba enferma de cáncer, el juez concluye que se trató de un suicidio.

La señora Danvers incendia Manderley y muere en el incendio que destruye para siempre el castillo.

Diferencia con la novela

Mientras que en la novela la narradora relata toda la acción desde un presente feliz que el lector conoce, en la película desaparece después de ese comienzo, el espectador ignora el desenlace y el argumento toma la forma de un gran flashback.[1]

Other Languages
العربية: ريبيكا (فيلم)
беларуская: Рэбека, фільм
български: Ребека (филм)
bosanski: Rebecca (1940)
čeština: Mrtvá a živá
emiliàn e rumagnòl: Rebecca, la prima moglie
עברית: רבקה (סרט)
hrvatski: Rebecca (1940.)
Lëtzebuergesch: Rebecca (Film 1940)
latviešu: Rebeka (filma)
македонски: Ребека
Bahasa Melayu: Rebecca (filem 1940)
Plattdüütsch: Rebecca (Film)
Nederlands: Rebecca (film)
norsk bokmål: Rebecca (film)
română: Rebecca (film)
srpskohrvatski / српскохрватски: Rebecca
Simple English: Rebecca (1940 movie)
slovenčina: Rebecca
српски / srpski: Ребека (филм)
Türkçe: Rebecca (film)
українська: Ребекка (фільм)