Reavers (cómic)

Reavers
EditorialMarvel Comics
Primera apariciónUncanny X-Men vol.1 #229 (mayo de 1988)
CreadorChris Claremont
Marc Silvestri
Base de operacionesOutback, Australia
Integrantes
Primeros Integrantes
Donald Pierce (líder)
Cole
Macon
Reese
Otros Integrantes
Lady Deathstrike
Pretty Boy
Skullbuster
Bonebreaker
Cylla Markham
Elíxir
Duncan

Los Reavers son un equipo de supervillanos cyborg del Universo Marvel, enemígos de los X-Men, y particularmente de Wolverine. Fueron creados por los artistas Chris Claremont y Marc Silvestri y debutaron en Uncanny X-Men vol. 1 # 229, en mayo de 1988.

Biografía ficticia

Origen

El fundador de los Reavers fue Donald Pierce, el Alfil Blanco del Club Fuego Infernal, que era en realidad un cyborg. Otros tres miembros futuros de los Reavers, Cole, Macon y Reese antes eran mercenarios contratados por el Círculo Interno del Club. En la misma noche en que conoció a Pierce, el x-man Wolverine también se encontró con un escuadrón de mercenarios del Club que había sido enviados para encontrarlo y matarlo. Wolverine atacó a tres de ellos (Cole, Macon y Reese)con sus garras de adamantium, dejando a los tres gravemente heridos.[3]

A su vez, Lady Deathstrike se había transformado en un cyborg gracais a la tecnología de la hechicera extradimensional Espiral, en un intento de obtener los medios para matar a Wolverine. Luego, ella dirigió a Cole, Macon y Reese en un intento fallido de matar a Wolverine en Manhattan.[4]

Actividad criminal

Mientras tanto, un grupo de ladrones cyborg que se hacen llamar "los Reavers", habían estado operando desde una base en el Outback de Australia, en un complejo subterráneo bajo la ciudad de Cooterman's Creek. Los Reavers actuaron como un equipo tipo comando de ladrones, al parecer, con decenas de miembros. Su base era un pueblo fantasma que fue equipado con computadoras inexplicablemente avanzadas. Los Reavers manipularon al teletransportador mutante aborigen llamado Gateway para teletransportarse de Australia a lugares de todo el mundo para llevar a cabo sus robos violentos. En uno de esos casos, Bonebreaker condujo a los Reavers en un robo al Banco Internacional Hoan de Singapur, y secuestraron y lavaron el cerebro a Jessan Hoan, presidenta del banco. Informados de la existencia de los Reavers por Roma, los X-Men derrotaron a los Reavers y los expulsaron de su base australiana, que luego adaptaron para su propio uso. Los X-Men destruyeron a algunos de los Reavers y obligaron al resto para entrar en el místico Siege Perilous. Sin embargo, tres Reavers (Pretty Boy, Skullbuster y Bonebreaker), escaparon.[8]​ Donald

Más tarde, Pierce rescató a una piloto gravemente herida llamado Cylla Markham, quien accedió a convertirse en un cyborg.[13]

Muerte y regreso

Como parte del juego de los Upstarts, Trevor Fitzroy envía sus propios centinelas al scondite australiano de los Reavers para matar a Pierce (y cualquier otra persona que se encuentra allí). En la batalla que siguió, sólo Pierce, Lady Deathstrike y Cylla escaparon de la masacre.[15]

Sin embargo, la mayoría de los Reavers, de alguna manera sobrevivieron a su supuesta muerte. Más tarde volvieron a luchar contra los X-Men, en nombre del Rey Sombra.[16]​ Donald Pierce reunió a un nuevo grupo de Reavers, integrado por jóvenes humanos anti-mutantes. Esto incluye a Joshua Foley, alias Elixir, que en ese momento no sabía que él era un mutante. Son derrotados por una versión nueva de los Nuevos Mutantes. Pierce había lesionado a Wallflower durante la batalla. Elixir la salva.

Messiah Complex

Los Reavers reaparecieron en la saga Messiah Complex, bajo la dirección de Lady Deathstrike. A juzgar por el diseño de sus trajes, estos nuevos Reavers son miembros ya existentes de los Purifiers actualizados con la cibernética en lugar de los miembros del equipo original. Los Reavers consiguen localizar y hacer frente a Cable en Alberta, Canadá, antes de ser atacado por la nueva Fuerza-X.[18]

Other Languages
suomi: Raatelijat
français: Reavers
עברית: הבוזזים