Realidad social

La Realidad Social la podemos entender como el resultado de la convivencia que se establece entre los individuos.  Como producto de dichas relaciones sociales, surgen los usos  hábitos, tradiciones, costumbres, normas morales y jurídicas, entre otros aspectos que son resultado de dicha interrelación entre los individuos de una sociedad.

Entre los aspectos más relevantes que integran la Realidad Social se encuentran:

Los Hábitos podemos entenderlos como conductas que se realizan mecánicamente, puede ser desde el simple hecho de lavarnos los dientes, estudiar, ser respetuosos, entre otros que se pueden apreciar en nuestra conducta cotidiana.

Por  otro lado las costumbres que son parte también de la Realidad Social, las podemos reconocer como menciona Rodríguez Gutiérrez ( 2005: 21 ) es la expresión ordenada de la voluntad social que surge natural y espontáneamente del hábito y el uso en cuanto manifestaciones del común consentimiento.

Igualmente  el hecho se puede observar como resultado de actos y acciones propias del individuo y que tienen que ver con costumbres o acciones que se repiten  en una sociedad, entendiendo por ella una reunión multitudinaria en la que se desarrollan múltiples interacciones sociales producto de la convivencia diaria, que son características propias del ser social.

Para el estudio de la realidad social y la  evolución  social, se han desarrollado teorías que emergen desde disciplinas diversas, entre las más importantes: la economía y sociología.

Desde el aspecto sociológico y  económico, se encuentra la teoría  del Materialismo histórico, a impulsada por Karl Marx, que estudia la evolución de la sociedad a partir del desarrollo de los medios de producción, es decir desde la forma en que los individuos satisfacen sus necesidades a partir de la producción de bienes y servicios. Marx establece cinco modos de producción que han permitido observar la evolución de la sociedad: Comunidad primitiva, Esclavismo, Feudalismo, Capitalismo, Socialismo.

Por su parte la teoría del Estructural-Funcionalismo cuyo propulsor fue Émile Durkheim, tenia como fundamento analizar la sociedad partiendo de sus estructuras y funciones. Para él  ledesma (2012), la realidad social es un tipo de estructura que va moldeando nuestras forma de pensar, decidir y actuar en la vida cotidiana, y de la cual no nos podemos desprender.

Para Durkheim el Hecho Social  derivan de la forma de pensar, actuar, sentir de los individuos y que tienen repercusiones en la estructura social. Ledesma Tafoya (2012: 125) hace mención de un ejemplo ello y parte de la pregunta ¿Qué ocurre cuando la selección mexicana de fútbol, o deportista mexicano comienza a tener éxito  internacional?, la mayoría de las veces nos invade un sentimiento nacionalista, un sentido fuerte de pertenencia.

La realidad social es distinta de la cognitiva biológica o individual, y consiste en las tendencias socialmente aceptadas en una comunidad. Algunos estudiosos creen que la realidad social puede ser establecida separadamente de la de cualquier individuo de la ecología circundante (a diferencia de las opiniones de la psicología perceptiva, incluyendo las de J. J. Gibson, y las teorías económicas más ecológicas).

El principio mejor conocido de la realidad social es "la gran mentira", que dice que una mentira exagerada convence más fácilmente a la gente que una mentira realista. Existen muchos ejemplos de esto en la política y la teología, por ejemplo, el reclamo de que el emperador romano era de hecho un "dios", demuestra que este principio fue conocido por los propagandistas de la antigüedad, y sigue siendo aplicado hasta nuestros días.

El constructo "realidad social" es una herramienta analítica que nos sirve para referir a todo aquello que "es" en términos sociales; obviamente las subjetividades aisladas no existen y, en cambio, sí, las intersubjetividades que se realizan por la comunicación y con referencia a signos y a símbolos. La realidad social comprende al conjunto de formas de organización social y estructuras sociales, cuya percepción sólo es posible por intermediación de múltiples abstracciones. Esto no invalida su existencia real porque, como en todas las ciencias, es la única forma de comprender, de conocer, de reflexionar. Las relaciones económicas, las fuerzas productivas, la fuerza de trabajo, la conciencia sociopolítica, los medios para producir, los procesos, de circulación, distribución, producción y consumo, etc., etc., constituyen la realidad social.

Referencias: Ledesma Tofoya Edgar (2012).Introducción a las Ciencias Sociales, Desarrolla Competencias.México: St. Editorial

Rodriguez Gutierrez A, etal.(2010). Ciencias Sociales, una introducción a las disciplinas del hombre. México: endére editorial

Other Languages