Real Zaragoza

Real Zaragoza
Datos generales
Nombre completo Real Zaragoza, S. A. D.
Apodo(s) Blanquillos, Maños
Fundación 18 de marzo de 1932 (84 años)
como Zaragoza Foot-ball Club
Propietario(s) Bandera de España Fundación Zaragoza 2032
Presidente Bandera de España Christian Lapetra
Director deportivo Bandera de España Narcís Julià
Entrenador Bandera de España Raül Agné
Instalaciones
Estadio La Romareda
Ubicación Avda. Isabel la Católica s/n
Zaragoza, Aragón, España
Capacidad 35 000 espectadores
Inauguración 8 de septiembre de 1957 (59 años)
Otro complejo Ciudad Deportiva del Real Zaragoza
Zaragoza, Aragón, España
Uniforme
Kit left arm zaragoza1617h.png
Kit body zaragoza1617h.png
Kit right arm zaragoza1617h.png
Kit shorts zaragoza1617h.png
Titular
Kit left arm zaragoza1617a.png
Kit body zaragoza1617a.png
Kit right arm zaragoza1617a.png
Kit shorts zaragoza1617a.png
Alternativo
Kit left arm zaragoza1617t.png
Kit body zaragoza1617t.png
Kit right arm zaragoza1617t.png
Kit shorts zaragoza1617t.png
Tercero
Última temporada
Liga Bandera de España Segunda División de España
( 2015-16) 8º.
Títulos Liga trophy (adjusted).png(por última vez en 1977-78)
Copa Bandera de España Copa del Rey
( 2015-16) 3ª ronda
Títulos Copa del Rey (adjusted).png(por última vez en 2003-04)
Actualidad
Actualidad Soccerball current event.svg  LaLiga 1|2|3 2016-17
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Real Zaragoza es un club de fútbol español de la ciudad de Zaragoza, en Aragón. Fue fundado en 1932, resultante de la fusión del Iberia Sport Club y del Zaragoza Club Deportivo, los dos clubes más importantes de la ciudad, con el nombre de "Zaragoza Foot-ball Club", y los colores de la Federación Aragonesa de Fútbol, azul y blanco, en su indumentaria principal. El origen de su nombre se encuentra en 1903 con la creación del "Zaragoza Foot-Ball Club", que fue el primer club de fútbol fundado en Zaragoza y Aragón.

Es el noveno equipo en la clasificación histórica de la Primera División Española de fútbol,[1] habiendo competido 59 temporadas en dicha categoría. Además es el séptimo club por número de títulos de España.

El 10 de septiembre de 2009, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) publicó la clasificación de los mejores clubes europeos del siglo XX, ocupando el Real Zaragoza la posición número 35[2] debido a los campeonatos europeos conseguidos en el siglo XX, la Copa de Ferias (posteriormente llamada Copa de la UEFA y actualmente UEFA Europa League) de 1964 y la Recopa en 1995.

Actualmente no se encuentra entre los 200 clubes más importantes del momento según la clasificación mundial de clubes de la IFFHS.[3]

En junio de 2014, según una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), es el 8º equipo en número de aficionados en España (3,3%).[4]

Historia

Primeros años

"Los Alifantes"

En los años 30 el Club reunió a la primera gran generación de jugadores de su historia, la formación conocida como "Los Alifantes". Pero la Guerra Civil detuvo la carrera de este desafortunado y prometedor grupo de jóvenes.

Décadas de los 40 y 50

En las dos siguientes décadas, los 40 (llamada "La época negra") y los 50 (caracterizada por la alineación apodada como "Los millonarios") el Real Zaragoza vaga sin pena ni gloria por el Campeonato alternando ascensos y descensos de categoría.

Cambio de nombre y escudo

En febrero de 1941 se castellaniza el nombre del club por imperativo legal y el "Zaragoza Foot-ball Club" pasa a llamarse "Zaragoza Club de Fútbol", denominación que duraría una década.

El día 30 de marzo de 1951, en Asamblea General Extraordinaria, se aprobaron varias modificaciones de los Estatutos, entre las que destacó el cambio de denominación del Club pasando de ser "Zaragoza Club de Fútbol" a "Real Zaragoza Club Deportivo" Por ello, igualmente, se modificó el escudo del Club, llevando desde entonces la corona real. Este derecho al nombre de Real había sido adquirido anteriormente por el Stadium. En el mes de abril de 1922, gracias a que el BOE publica el consentimiento de la Casa Real, el Stadium pasa a llamarse "Real Sociedad Atlética Stadium". Este derecho al nombre de Real sería fundamental para que, tras varias fusiones, el equipo de Zaragoza tuviese ese tratamiento.

La Romareda, inaugurada en 1957. Imagen del interior durante un encuentro en la actualidad.
De Torrero a la Romareda

En septiembre de 1957 se inauguró un nuevo estadio donde jugara el equipo de la ciudad, vendiendo el anterior campo de Torrero, y saneando además la deuda que el club contraía por entonces. El nuevo estadio sería de propiedad municipal, como aún hoy en día es, y daría cabida a la creciente afición del equipo.

La década de los 60

Con la inyección económica que supuso la venta del antiguo campo de Torrero, el Real Zaragoza saldó sus deudas, construyó La Romareda y comenzó con una acertada política de fichajes, que creó otro de los equipos míticos de la historia del club, "Los Magníficos".

Es en la década de los 60, el club vive sus mejores años, en la temporada 1961- 1962 el delantero peruano Juan Seminario obtiene el Trofeo Pichichi como máximo goleador de la Liga española de fútbol, anotando 25 goles, siendo el único zaragocista que ha logrado este galardón.

"Los Magníficos"

Un año después aparece el mítico equipo de "Los Magníficos", delantera formada por Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra, que llevaron el equipo a cuatro finales de Copa del Generalísimo, (en 1963, 1964, 1965 y 1966) de las que ganaron dos ( 1964 tras vencer al Atlético de Madrid 1-2 con goles de Lapetra y Villa; y 1966 frente al Athletic Club con goles nuevamente de Villa y Lapetra), a dos finales de la Copa de Ferias ( 1964 y 1966) de la que ganarían la primera frente al Valencia CF con goles de Villa y Marcelino, y a una semifinal de la Recopa de Europa ( 1965, siendo derrotados ahí ante el West Ham Utd).[7]

La década de los 70

José Ángel Zalba, hombre que presidió durante más años al Real Zaragoza.
"Los Zaraguayos"

En la década de los 70 y de la mano de José Ángel Zalba, aparece otro equipo que marcó una época en el Club: "Los Zaraguayos", denominados así en honor a los jugadores uruguayos y paraguayos que formaban en sus filas; "Cacho" Blanco, Soto, "Lobo" Diarte, Ocampos y "Nino" Arrúa, este último considerado por aquel entonces uno de los mejores jugadores de América, erigiéndose en el líder del equipo. Aunque su juego los hizo famosos, de la mano del entrenador Luis Cid "Carriega", no consiguieron ningún título, siendo un subcampeonato de copa en el 76 su mejor momento.

Fue en esta época en la que se obtuvieron los mejores resultados en la Primera división española, terceros en la temporada 1973/74 y subcampeones en la 1974/75 (todavía se recuerda el 6-1 que le endosó al entonces vigente campeón liguero; Real Madrid, en dicha temporada).[9]

La década de los 80

Una Copa inesperada

En la década de los 80 la trayectoria deportiva fue bastante regular, siendo los acontecimientos más destacables el triunfo en la Copa del Rey de 1986, ganada tras vencer en la final al FC Barcelona en el estadio Vicente Calderón de Madrid por 1-0 con gol de Rubén Sosa, sin embargo se debe de destacar que el equipo blanquillo había realizado un intachable camino para llegar a la final: venciendo al Real Madrid de La Quinta del Buitre en semifinales por 4-3 en el computo global de la eliminatoria.[10] Y la llegada a semifinales de la Recopa de Europa en 1987, donde fueron derrotados por el Ajax de Ámsterdam. El entonces presidente Ángel Aznar, en solo dos años modificó las estructuras del club, dando un gran impulso al club, económica y deportivamente.

En 1988 dejó la presidencia del club Miguel Beltrán y se hizo de nuevo con la presidencia del Real Zaragoza José Ángel Zalba consiguiéndose esa temporada la clasificación para la copa de la UEFA.

La década de los 90

Los noventa empezaron con un Zaragoza al borde del descenso, en el que el joven técnico del filial Víctor Fernández sustituye al uruguayo Ildo Maneiro a mitad de competición en una arriesgada apuesta del presidente (Víctor nunca había entrenado un equipo de fútbol en división profesional ni fue futbolista profesional, además de ser más joven que algunos miembros de la plantilla[11] ) . La temporada se complica y el club maño acaba en posiciones de promoción de descenso, que jugaría contra el Real Murcia, al que deja en Segunda, al sentenciar en el partido de vuelta en La Romareda.

En septiembre de 1992, el Real Zaragoza se convierte en Sociedad anónima deportiva (S.A.D.) y el entonces presidente de Pikolin, Alfonso Solans se convirtió en presidente y ello llevó a una época de estabilidad presidencial.

El 20 de abril de 1994, el Zaragoza vuelve a disputar la final de la Copa del Rey teniendo como rival al Celta y como escenario el Vicente Calderón. El partido acabó sin goles y se tuvo que decidir el título en la tanda de penaltis con victoria para los blanquillos por 5-4. Se trataba del cuarto título copero del club.

En esa temporada liguera ( 1993/94) el equipo acabó en tercera posición. El Real Zaragoza realizó grandes encuentros y resultados memorables, como el 6-3 al FC Barcelona (el equipo catalán no recibía seis goles en contra desde hacía 32 años), el 4-1 al Real Madrid o el 0-4 al Atlético de Madrid.

1994 se convirtió en año inolvidable en la historia del club, que lo terminó con 14 meses sin conocer una derrota en su feudo y colíder de la Liga.[12]

La Recopa de París

Al año siguiente, se logró la mayor gesta del Real Zaragoza en toda su historia: la Recopa de Europa. El 10 de mayo de 1995, en el estadio Parque de los Príncipes de París, se disputó la final que le enfrentó al Arsenal inglés (el vigente campeón). El once inicial del conjunto maño fue: Cedrún, Belsué, Cáceres, Aguado, Solana, Nayim, Poyet, Aragón, Pardeza, Higuera y Esnáider; y que desde entonces se les apodó "Los Héroes de París". El conjunto zaragocista fue apoyado por cerca de 20.000 aficionados aragoneses. Cuando corría el último minuto de la segunda parte de la prórroga o el último del partido antes de ir a la tanda de penaltis, es decir el minuto 119, Nayim desde casi 50 metros disparó un tiro parabólico ante el que el adelantado portero inglés, David Seaman, nada pudo hacer para detenerlo.

Miguel Pardeza, por su condición de capitán fue el encargado de levantar el título, el segundo europeo que ganaba el club aragonés, pero el más importante en su historia. Nada más concluir la final, miles de zaragozanos se concentraron en la Plaza de España para festejar el triunfo.[14] Muchos aficionados prolongaron la fiesta hasta la tarde del día siguiente. La expedición del Real Zaragoza se encontró al llegar al aeropuerto con una multitud que le siguió incansable a lo largo del recorrido por las calles: desde La Romareda hasta el balcón del Ayuntamiento de la ciudad, la muchedumbre vitoreó y cantó junto a los jugadores. En la plaza del Pilar hubo más de 150.000 personas.

En dos días del mes de noviembre de 1996 sucedieron dos hechos que marcaron el final del ciclo de la victoria de la Recopa. El día 7, fue destituido Víctor Fernández y el día 29 fallecía Alfonso Solans Serrano, siendo hasta la fecha el único presidente que murió ocupando el cargo. Víctor Espárrago, fue destituido en enero, ya que esas fechas el Zaragoza se encontraba hundido en los puestos de descenso y su cargo lo volvió a ocupar Luis Costa. Una victoria por 1-2 en Logroño fue el inicio[15] de la recuperación.

La clasificaión negada para la Champions

En la última temporada de la década ( 1999/2000), el Real Zaragoza de Chechu Rojo llegó con opciones de ganar la Liga en la última jornada,[17]

La década de los 2000

En la primera temporada del Siglo XXI, la 2000-2001, el equipo aragonés se salvó del descenso en la última jornada tras empatar a uno contra el Celta de Vigo. Curiosamente fue el mismo rival con el que se tuvo que enfrentar el 30 de junio de 2001 en la final de la Copa del Rey que tuvo como escenario el estadio de La Cartuja de Sevilla. En dicha final, el favorito sin ninguna discusión era el equipo gallego que entrenaba Víctor Fernández y que se adelantó en el marcador en el minuto 5 por mediación de Mostovói, pero Aguado y Jamelli de penalti le dieron la vuelta al marcador en la primera parte. Ya en la segunda, con el Celta volcado en ataque y con alguna buena ocasión desperdiciada para empatar, Yordi en los últimos instantes del choque marcó el definitivo 3-1.[18] Se trataba de la quinta Copa de España que ganaba el conjunto aragonés y la segunda que sumaba a su palmarés el entrenador Luis Costa.

Ilusionados por la Quinta Copa, el Real Zaragoza realizó ese verano la mayor inversión de fichajes de su historia, más de 25 millones de euros únicamente en tres fichajes: el más caro de su historia, Goran Drulić (que se lesionaría de gravedad en la pretemporada), Mate Bilić y Luciano Galletti.

En la antepenúltima jornada, tras perder con el Celta por 0-1, el descenso era ya inminente. Miles de aficionados que ya durante el transcurso del encuentro quisieron invadir el terreno de juego, esperaron a las puertas del estadio a los jugadores, que permanecieron en él durante 3 horas y tuvieron que salir en autobús escoltados por la policía. Únicamente César Lainez salió por su propio pie y fue despedido con una calurosa ovación.[19]

Alberto Zapater talentoso jugador del Real Zaragoza de los años 2000 y 2010 durante su etapa en el Lokomotiv moscovita.

En la penúltima jornada, se consumó matemáticamente el descenso en El Madrigal, donde fue derrotado por 2-1. Al terminar el partido, el Toro Acuña y otros jugadores golpearon a unos aficionados que invadieron el campo. Las imágenes de la agresión dieron la vuelta al mundo.[20] El único aspecto positivo de la última jornada, en el encuentro ante el FC Barcelona al que se empató, fue el debut de Cani que en su primera acción del encuentro le hizo un caño al lateral holandés Reiziger.

El Real Zaragoza terminó la Liga en última posición y con ello puso fin a 24 años de ininterrumpida estancia en Primera División. En las últimas 12 jornadas sumó únicamente 5 puntos. A la temporada siguiente Paco Flores devolvería al equipo a la Primera División,

Para la nueva temporada en Primera, Flores seguiría al frente del banquillo. En el mercado estival se realizaron fichajes muy acertados, tres de los cuales se convertirían en mitos del zaragocismo: David Villa, Gabriel Milito (el cual había sido rechazado por el Real Madrid después de un reconocimiento médico) y Sávio.

El día 17 de marzo de 2004, el Zaragoza logró proclamarse campeón de la Copa del Rey en el estadio Olímpico de Montjuic por sexta vez en su historia tras derrotar al Real Madrid de los Galácticos por 2-3, gracias a un gol de Luciano Galletti en el minuto 112 de la segunda parte de la prórroga. Los otros dos tantos zaragocistas fueron obra de Dani y Villa de penalti. Ese triunfo se bautizó como el "Galacticidio" por su efecto demoledor sobre el último gran Real Madrid.[21]

El 24 de agosto de ese mismo año, conquistaba en Valencia y nuevamente contra todo pronóstico y con un resultado adverso (perdió 0-1 en La Romareda) la Supercopa de España tras vencer al equipo ché por 1-3. Se trataba de su primera Supercopa y de su noveno título en su palmarés.[22]

Con un nuevo título que viajaba a la ciudad del Ebro y tras convertirse en el primer líder de la Liga tras la disputa de la primera jornada, parecía indicar que el conjunto avispa quería apuntar a objetivos más ambiciosos para la nueva temporada que había comenzado; la 2004/05 pero acabó siendo una temporada de claroscuros. Los aspectos positivos fueron que el canterano Zapater se ganó un puesto en el 11 de gala, la victoria por 5-1 al eterno rival, el Osasuna[23] y haber superado al Fenerbahçe de Anelka en los dieciseisavos de final de la UEFA, los negativos habían sido el pésimo papel que realizó el portero Luis García, la eliminación en octavos de final de la Copa de la UEFA contra el Austria de Viena y la despedida de un nuevo mito del conjunto maño: César Láinez.

En semifinales, el 8 de febrero de 2006, el Zaragoza vence por 6-1 al Real Madrid, en una noche donde Diego Milito marcó 4 tantos y Ewerthon los otros dos restantes.[24]

El 12 de abril de 2006, el equipo blanquillo disputó su undécima final de Copa del Rey teniendo como rival al RCD Español en el Santiago Bernabéu. Pero no pudo alzar su séptima copa ya que el conjunto catalán le derrotó por 4-1.

El nuevo Zaragoza de Agapito Iglesias

El 26 de mayo de 2006, el entonces presidente Alfonso Soláns vende su paquete accionarial mayoritariamente al empresario soriano Agapito Iglesias,[25] que, a golpe de talonario, quiso que el club fuera uno de los equipos punteros de la Liga. No obstante, la presidencia la ocupó, el entonces Consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés.

El banquillo lo volvió a ocupar, 9 años después, Víctor Fernández.[28]

Al curso siguiente, pese a contar con la plantilla más cara de la historia de la institución y con jugadores de la talla de Aimar, Oliveira, Gabi o Ayala, el equipo desciende a la Segunda División, en una temporada donde llegaron a estar cuatro entrenadores en el banquillo (Fernández, Garitano, Irureta y Manolo Villanova) y con fracasos como la eliminación en la primera fase de la UEFA ante el Aris de Salónica o que sólo ganase un sólo partido como visitante en Liga.[30]

El Zaragoza permaneció una sola temporada (2008/09) en el infierno de Segunda, ya que logró[33]

La década de los 2010

El milagro se produjo en el mercado invernal
Ander Herrera otra gran perla de la cantera zaragocista hoy día jugando en un grande del fútbol europeo como es el Manchester United.

El 12 de diciembre, tras perder en casa ante el Athletic Club por 1-2 en la jornada número 12 y por ello, por primera vez ocupar puestos de descenso, fue destituido Marcelino. El técnico asturiano fue sustituido por José Aurelio Gay, en lo que a principio iba a ser de manera provisional, pero que finalmente fue el inquilino del banquillo hasta el final de temporada.[39] En la segunda vuelta se mejoraron los resultados, y los números cosechados también. Se sumaron 26 puntos, consiguiendo la victoria en 7 encuentros, empatando en otros 5 y no se sumó ninguno de los tres puntos en seis choques. No obstante, la permanencia se selló en Jerez, en la penúltima jornada a pesar de caer derrotados por 3-2. Los fichajes de invierno fueron fundamentales para permanecer en la Primera División.

La llegada del Vasco Aguirre

Al inicio de la temporada 2010/11, José Aurelio Gay y Nayim como segundo entrenador continúan al frente, pero debido a los malos resultados -7 puntos en 11 jornadas-[46]

"El milagro" de Jiménez
Agradecimiento de la plantilla a la afición al finalizar el partido entre el Granada CF y el Real Zaragoza en La Romareda (Temporada 2011/12).

De nuevo en la última jornada el equipo blanquillo consigue la permanencia, repitiendo la gesta en el último encuentro de liga frente al Getafe CF, en el Coliseum Alfonso Pérez que llenaron los seguidores del Real Zaragoza, batiendo de nuevo el récord en desplazamiento liguero, con 13.000 blanquillos en las gradas.[49]

Tercer descenso en once años
Celebración del gol de Hélder Postiga contra el Athletic Club en La Romareda (Temporada 2012/13).

Tras estar lidiando con el descenso en toda la segunda vuelta y durante cuatro años consecutivos en general, desde su vuelta a Primera División en 2009, se consuma su segundo descenso en los siete años de funesta gestión de su máximo accionista Agapito Iglesias, que además de generar una deuda económica enorme al club, arruina institucionalmente y deportivamente la imagen del equipo sin más que una buena temporada desde la adquisición del club maño en mayo de 2006.[51]

Pese a tener opciones de salvarse en los últimos partidos de la temporada, como sucedió en los tres años anteriores que consiguió mantener la categoría, la derrota en casa contra el Atlético por 1 a 3 -repitiéndose la mala imagen del club en su propio estadio- y el triunfo del Celta contra el RCD Español dejan al equipo en Segunda División, además colista al ganar el Mallorca su partido contra el Valladolid en la jornada final.

Alineaciones del Real Zaragoza y RCD Mallorca guardando un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en accidentes laborales por el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo,[52] antes de enfrentarse en La Romareda (Temporada 2012/13).

La mala racha del equipo blanquillo durante la segunda mitad del campeonato supuso que, en la última jornada, no dependiera de sí mismo para salvar la categoría. Aunque sendos triunfos contra el Mallorca (3-2) y el Rayo (3-0) en La Romareda acercaran las opciones de eludir el descenso por cuarto año consecutivo en las jornadas finales de la temporada, una nueva derrota (1-2), esta vez, en casa, contra el Athletic Club en los últimos minutos, y una goleada (4-0) recibida por el Betis en el Benito Villamarín, hicieron que las opciones de depender de su propia actuación en el último partido de la competición frente al Atlético de Madrid se desvanecieran de nuevo, teniendo que aventajar en un punto al menos al Deportivo de La Coruña y Celta de Vigo por tener la diferencia de goles perdida contra el conjunto vigués.

Una segunda vuelta desastrosa. Los malos resultados se encadenaron, e incluso se igualaron récords negativos del propio Zaragoza, como el máximo de partidos (15) sin ganar,[54] Al conseguir sólo 12 puntos en toda la segunda vuelta de la competición el equipo quedó como farolillo rojo, con un total de 34 puntos en 38 partidos, tres puntos menos incluso que cuando se descendió, también como colista, en la temporada 2001/02.

En Segunda División el club tendrá que asumir una gestión de la deuda mucho más complicada, debido a los ingresos por taquilla y televisión mucho más bajos.[56]

Otro año en Segunda, y la marcha de Agapito

Paco Herrera fue el elegido para llevar las riendas del equipo en Segunda. El 19 de junio se hizo oficial su fichaje por el Real Zaragoza de cara a la temporada 2013/14. El 17 de marzo fue cesado del cargo debido a la irregularidad de los resultados. Es sustituido por Víctor Muñoz, que no consigue mejorar la gestión deportiva, y el equipo acaba muy lejos de los puestos de ascenso, asegurando su permanencia sólo con una semana de ventaja.

En esta temporada se produce un gran descenso de número de abonados, mayoritariamente debido al precio de los abonos y el descontento con el club, tanto institucional como deportivamente.[58]

En el panorama institucional, el consejo de administración se renueva parcialmente con la incorporación de Jesús García Pitarch como director general,[61] Además, continúan como consejeros Luis Carlos Cuartero, Paco Checa y José Guerra, así como el máximo propietario Agapito Iglesias en su cargo de consejero delegado, y Fernando Molinos en el de presidencia de la entidad.

Al final de la temporada todos los directivos y cargos citados,[64] excepto (a priori) los consejeros Checa, Guerra y Cuartero.

Fundación Zaragoza 2032

Finalmente, el 24 de julio de 2014, las acciones vendidas al grupo de empresarios aragoneses regresan a las manos de Agapito Iglesias, quien a falta de un día para una reunión decisiva con la Agencia Tributaria, vende el 72% de dichas acciones a la Fundación Zaragoza 2032 presidida por Christian Lapetra, donando otro 18% a la misma fundación con el fin de destinarlo a los abonados y accionistas del club, como bien citó en su comunicado el hasta entonces, propietario y máximo accionista del Real Zaragoza.[65]

A las puertas del ascenso y otro año más en Segunda

Así pues la temporada comienza a matacaballo para el Real Zaragoza, que de la mano del nuevo director deportivo Martín González tendrá que acometer nuevas incorporaciones en las últimas semanas de plazo, con jugadores libres y cedidos, debido a la restricción de la LFP que le impondría un máximo presupuestario y de fichas profesionales, en concreto dieciocho, debiendo inscribirse jugadores como Diego Rico o Álvaro Tierno en el filial, aún siendo realmente jugadores del primer equipo. Llegan futbolistas de buen rendimiento como Mario Abrante, Eldin Hadžić, Jaime Romero, Pedro Sánchez, Ruiz de Galarreta o Borja Bastón (el máximo goleador del Real Zaragoza y el segundo de la Liga Adelante), y otros que con el paso de las jornadas se descubren como también buenas incorporaciones como Bono y Vullnet Basha. Además de la pretemporada rehecha con los pocos jugadores del primer equipo que quedaban, Víctor Muñoz tuvo que echar mano de jugadores del filial y de los juveniles, cantera de la que saldrá la actual perla zaragocista y mejor jugador de la temporada para muchos como fue Jesús Vallejo.

En una temporada bastante irregular en la que el equipo no llegó a estar situado ni una sola jornada en los puestos de ascenso directo, se vería cada vez más claro que el objetivo de éste sería meterse en los puestos de play-off. Víctor Muñoz fue destituido en el primer tercio de la temporada, llegando en su sustitución Ranko Popović, entrenador serbio desconocido para los seguidores blanquillos pero que consiguió sacar un buen rendimiento a algunos de los futbolistas citados. Finalmente se asegura la participación en los play-off en la última jornada consiguiendo la sexta plaza, muy peleada hasta el último momento con la Ponferradina. Tras un comienzo bochornoso en la semifinal de los play-off en La Romareda contra el Girona FC que le endosa un 0-3 difícilmente remontable en la vuelta, contra todos los pronosticos, el Real Zaragoza recupera a su guardameta titular en la parte final de la temporada Bono, que inexplicablemente se encontraba con Marruecos en el partido de ida, y contribuye de manera esencial a dar la vuelta a la eliminatoria con un formidable 1-4. La final de los play-off se disputaría contra la Unión Deportiva Las Palmas consiguiendo un buen resultado en la ida disputada de nuevo en La Romareda con un 3-1, que en la esperanza de muchos colocaba a los blanquillos prácticamente de nuevo en la élite. Sin embargo un partido muy mediocre en Gran Canaria, con los canarios volcados en la remontada dejó al Real Zaragoza a tan sólo 7 minutos de la Primera División al encajar el 2-0 definitivo que les apeaba del ascenso.

Revolución invernal y cuarto año en Segunda

Tras el duro varapalo de la anterior campaña, el Zaragoza comienza la temporada 2015/2016 con muchos nombres nuevos como Marc Bertrán, Cezary Wilk, Manu Herrera, Ángel Luis Rodríguez Díaz, Alfredo Ortuño, Erik Morán, entre otros, para intentar de nuevo el ascenso directo a Primera División. También es cedido Jesús Vallejo por parte del Real Madrid, que fue comprado por este equipo por 5.100.000 euros, lo que permite al Zaragoza tener mejor margen de maniobra a la hora de fichar. Esto, unido al renombre del equipo maño y a la habilidad de Martín González, hacen tener un equipo al Zaragoza para subir, llegando a ser considerado el mejor de Segunda, pese a las grandes restricciones por parte de la LFP.

El equipo empieza la campaña siendo muy irregular, alternando sus posiciones del 7.º al 18.º, hasta que llegando al fin de la primera mitad de temporada, hace unas actuaciones de mérito y se colocan en la parte alta de la tabla, llegando a ser 2.º, creyendo firmemente en el ascenso directo; pero a medida que la temporada avanza y el ecuador de la temporada se aleja, el Zaragoza rinde a un nivel mucho peor que al mostrado anteriormente, descendiendo varias posiciones en la tabla y teniendo un déficit de puntos con el ascenso directo y los playoffs importante. En plena crisis y descendiendo mucho en la tabla, la dirección del Zaragoza destituye a Ranko Popović y a Martín González, sustituyéndoles Lluís Carreras y Narcís Julià respectivamente. Este segundo reforma el equipo en el mercado invernal, rescindiendo contrato con Mario Abrante y Aria Hasegawa, rescindiendo cesión con Alfredo Ortuño y cediendo a Jorge Luis Díaz. A su vez trae jugadores desconocidos pero con calidad, tales de Juan Culio, Alberto Guitián, Javi Ros o el jovencísimo delantero camerunés, Jean Marie Dongou. Estos sustituyen a los marchados y a los lesionados que eran muchos entre ellos los titulares Jaime Romero y Cezary Wilk de larga duración, y ofrecen un papel muy diferente al del anterior equipo. Junto a la estrategia de posesión de Lluis Carreras, el Zaragoza va ascendiendo puestos en la tabla, derrotando a rivales de gran importancia y haciendo de la La Romareda un fortín inexpugnable. Así pues, el Zaragoza se instala en los playoffs, cerca del ascenso directo (3 puntos) a tan solo 7 jornadas del final. No obstante, una derrota de 6-2 contra el Llagostera en la última jornada condenaba al equipo a no poder jugar los play-off de ascenso quedándose en la octava posición de Segunda División igualado a puntos con el Osasuna y el Alcorcón pero con el peor Gol-Average de los tres. Esta derrota se trató de uno de los episodios más negros de sus últimos años ya que el equipo catalán estaba ya descendido a la Segunda B.[66]

Other Languages
aragonés: Real Zaragoza
العربية: ريال سرقسطة
asturianu: Real Zaragoza
беларуская: ФК Рэал Сарагоса
беларуская (тарашкевіца)‎: Рэал Сарагоса
български: ФК Реал Сарагоса
català: Real Zaragoza
کوردیی ناوەندی: ڕیال سەرەگۆسا
čeština: Real Zaragoza
Ελληνικά: Ρεάλ Σαραγόσα
English: Real Zaragoza
euskara: Real Zaragoza
estremeñu: Real Zaragoza
français: Real Saragosse
hrvatski: Real Zaragoza
Bahasa Indonesia: Real Zaragoza
italiano: Real Zaragoza
latviešu: Saragosas "Real"
Baso Minangkabau: Real Zaragoza
Bahasa Melayu: Real Zaragoza
Nederlands: Real Zaragoza
norsk nynorsk: Real Zaragoza
norsk bokmål: Real Zaragoza
occitan: Real Zaragoza
português: Real Zaragoza
română: Real Zaragoza
Simple English: Real Zaragoza
slovenčina: Real Zaragoza
српски / srpski: ФК Реал Сарагоса
svenska: Real Zaragoza
Türkçe: Real Zaragoza
українська: Реал Сарагоса
Tiếng Việt: Real Zaragoza