Real Murcia Club de Fútbol

Real Murcia C.F
Datos generales
Nombre completoReal Murcia Club de Fútbol
Apodo(s)Pimentoneros, Granas, Rojiblancos.
Fundación6 de diciembre de 1919 (99 años)[1]
PresidenteBandera de España José María "Txema" Almela
EntrenadorBandera de España Manolo Herrero
Instalaciones
EstadioNueva Condomina
Capacidad31.179
UbicaciónAvda. del Estadio S/N - C/P: 30110 - Churra, Murcia, España
Inauguración11 de octubre de 2006
Otro complejoComplejo Deportivo de Cobatillas
Uniforme
Kit left arm rmurcia1819H.png
Kit body rmurcia1819H.png
Kit right arm rmurcia1819H.png
Kit shorts rmurcia1819H.png
Titular
Kit left arm rmurcia1819a.png
Kit body rmurcia1819a.png
Kit right arm rmurcia1819a.png
Kit shorts rmurcia1819a.png
Alternativo
Última temporada
LigaBandera de España Segunda División B de España Grupo IV
(2017-18)3
CopaBandera de España Copa del Rey
(2017-18)1/16 de final
Actualidad
Soccerball current event.svg Página web oficial

El Real Murcia Club de Fútbol es un club de fútbol de España, de la ciudad de Murcia que actualmente juega en la Segunda División B de España.

Ha militado un total de 18 temporadas en Primera División y 53 en Segunda siendo el equipo que más títulos de campeón de Segunda División posee (8) y, junto con el extinto CD Málaga, el que ha logrado más ascensos a Primera División (11).

Historia

Fundación y primeros años

El Real Murcia nació a finales de 1908[1]​ bajo el nombre de Levante Foot-Ball Club. La entidad grana comenzó a jugar sus primeros partidos en marzo del siguiente año. Su primer presidente fue Ramón Ángel Cremades y su primer entrenador Atanasio Abellán. Su primera indumentaria fue camisa verde manzana, pantalón blanco y calcetas negras, así jugó hasta agosto de 1922, fecha en la que pasó a vestir definitivamente la grana, aunque ya la había utilizado en ocasiones desde noviembre de 1920.

El Real Murcia se registró federativamente el 8 de febrero de 1920, aunque pronto cambió su denominación por la de R. Levante Foot-ball Club al existir ya un club en la Federación Valenciana de Clubes de Foot-Ball denominado como Levante Foot-Ball Club, se inscribió como "Levante Foot-Ball Club" con la condición de la Federación de cambiar su nombre, así, el día 10 se le añade una "R", siendo un misterio hasta hoy lo que significa. Es la entidad más antigua con vida en el balompié regional.

Por razones económicas, en 1919 , el propietario del campo de La Torre de la Marquesa decidió clausurarlo. Aproximadamente un año después, en 1920, Ramón Ángel Cremades se hizo cargo de él y logró que se reanudase la actividad futbolística en la ciudad. Bajo su presidencia, el club se inscribió en la Federación de Fútbol de Levante. En 1921 el equipo ganó su primer título oficial, el Campeonato Regional Levantino, lo que le dio derecho a participar en la Copa del Rey, torneo en el que cayó derrotado ante el Sevilla en la primera ronda eliminatoria.[2]

Tras el Campeonato Regional de la temporada 1921/1922, se adoptó el nombre de Murcia Foot-Ball Club[6]

En la temporada 1923/1924 el Rey Alfonso XIII le concedió el distintivo de "real" pasando a denominarse desde entonces como Real Murcia Foot-Ball Club. El nuevo escudo, que reflejaba el título de Real, comenzó a llevarse en las camisetas de los jugadores a partir de la temporada 1924/1925. En 1924 también se creó la Federación de Fútbol de la Región de Murcia y se inauguró el estadio de La Condomina, donde el club jugó durante 82 años.[5]

Torneos regionales y nacionales (1924-1936)

El Real Murcia en su gira por Orán en 1929

Entre 1926 y 1932 el Real Murcia ganó ininterrumpidamente el Campeonato Regional de Murcia, título que volvió a lograr en 1934.[8]

En 1929 se creó la Liga española de fútbol y el Real Murcia quedó encuadrado en el denominado grupo B de la Segunda División, que un año después pasaría a llamarse Tercera División. El club acabó segundo, lo que le dio derecho a jugar en el grupo A de la Segunda División en la temporada 1929/1930.[9]

En 1934 el club sufrió una fuerte crisis. Por reestructuración en la Liga, se había decidido que esa temporada ascenderían cuatro equipos a la Primera División. El Murcia Club de Fútbol finalizó tercero en la Segunda División, pero en una reunión extraordinaria la Asamblea Nacional de la Federación Española decidió que sólo serían dos los equipos en subir de categoría. Tras ello, el presidente del club, Antonio Fontes Pagán, y la mayoría de directivos dimitieron. La entidad, que además atravesaba problemas económicos, estuvo cerca de la desaparición, pero el equipo logró recuperarse y en 1936 ganó el Campeonato Supraregional de Levante-Sur y se clasificó primero en el grupo tercero de la Segunda División, aunque en la fase final no logró el ascenso a la Primera División.[10]

Primeros ascensos (1939-1949)

Al finalizar la Guerra Civil, el club se rehízo por completo. La temporada 1939/1940 fue la primera tras tres años de inactividad futbolística a nivel nacional, y en ella el Real Murcia logró su primer ascenso a la Primera División de la mano del jugador-entrenador José Griera. Fue tras un partido disputado el 5 de mayo de 1940 ante el Cádiz Club de Fútbol, en el que la única opción para el Real Murcia era vencer por un mínimo de dos goles de diferencia y que acabó 0 a 2.[11]

Esa primera temporada en Primera División la terminó en último lugar, con trece puntos. Ganó sólo cinco partidos, uno de ellos al Real Madrid.[13]

En 1944 logró su segundo ascenso a Primera División y llegó a las semifinales de la Copa del Generalísimo. Se mantuvo tres años en la máxima categoría. En los dos primeros terminó en la undécima posición, quedando cerca del descenso pero haciendo algunos buenos partidos como la segunda de las tres victorias que ha logrado ante el Real Madrid en partido de Liga en toda su historia el 3 de febrero de 1946. En 1947 perdió la promoción ante la Real Sociedad y regresó a la Segunda División.[14]

Años 1950 y años 1960

Su tercer ascenso a Primera llegó el 2 de julio de 1950, en un partido jugado a la misma hora que el del histórico "gol de Zarra". Era la cuarta vez que el equipo disputaba la fase de promoción y, tras ganar por 2 a 0 al Real Oviedo, por primera vez tras un partido de estas características se garantizó jugar la temporada siguiente en la máxima categoría, donde permaneció sólo un año. En 1952 dejó la presidencia del club Agustín Virgili Quintanilla, que se había mantenido en el cargo desde 1943. El equipo regresó a la Primera División en la temporada 1955/1956 y nuevamente volvió a descender ese mismo año, circunstancias por las cuales era denominado en la jerga periodística como equipo ascensor.[15]

Mientras el primer equipo permaneció durante siete temporadas en la Segunda División, el Real Murcia juvenil se proclamó campeón de España en 1957 y llegó a la final en 1960. En 1962 asumió la presidencia del club Ángel Fernández Picón, alcalde de Murcia de 1953 a 1958, e impulsó la denominada "operación socios", que consiguió que se iniciase la temporada 1962/1963 con 15.000 socios. El equipo respondió a las expectativas creadas: subió a la Primera División tras proclamarse campeón de la Segunda y tuvo un buen papel en la Copa del Generalísimo, donde cayó en cuartos de final ante el Barcelona por un resultado global de 3 a 2.[16]

En la temporada 1963/1964, entrenado por Ferdinand Daučík, el equipo llegó a afrontar el tercio final del Campeonato en la sexta posición, aunque una serie de malos resultados en los últimos partidos hicieron que acabase en la duodécima posición. Esta temporada también dejó el primer partido televisado en directo al Real Murcia, el que disputó en el Estadio Metropolitano ante el Atlético de Madrid y que perdió 2 a 1. La campaña siguiente supuso un nuevo descenso a la Segunda División, al finalizar decimoterceros y perder la promoción.[17]

Años 1970

En la temporada 1969/1970 el Real Murcia descendió por primera vez en su historia a la Tercera División. Pese a ello, llegó a los cuartos de final de la Copa del Generalísimo, llegando a eliminar en dieciseisavos de final al Sevilla, tercero en Primera División ese año, tras ganar 4 a 0 en La Condomina y perder 2 a 0 en el Sánchez-Pizjuán.[18]

Tras finalizar la temporada 1970/1971 en octavo lugar, José Moreno Jiménez se convirtió en el nuevo presidente del club, cargo que ocupó en los años 1971-1975, 1976-1979 y 1992.[20]

En la temporada 1973/1974, a pesar de realizar buenos partidos contra los grandes equipos, el Real Murcia no aseguró su permanencia en la máxima categoría hasta la última jornada. En la Copa del Generalísimo destacó el 3 a 0 que endosó al Athletic Club, campeón de este torneo el año anterior. A pesar de ello, el Real Murcia fue eliminado en dieciseisavos de final por el Real Zaragoza.[21]

Una vez más, el equipo no fue capaz de consolidarse en la Primera División y en la temporada 1974/1975 acabó en última posición, a muchos puntos de la permanencia, suponiendo el descenso de categoría. Además, en la Copa del Generalísimo fue eliminado por el Burgos Club de Fútbol, equipo de la Segunda División. La situación se agravó la campaña siguiente, al sumar su segundo descenso consecutivo, que condujo de nuevo al equipo a la Tercera División, de la que logró salir el año siguiente.[22]

Seis temporadas en Primera (años 1980)

El 18 de mayo de 1980 logró su séptimo ascenso a la Primera División. El presidente del club era desde julio del año anterior José Pardo Cano, quien se mantuvo en el cargo hasta 1987.[23]​ Los años 1980 fueron una de las mejores épocas para el club murciano, al estar presente en la Primera División en seis temporadas.

Aunque el 18 de enero de 1981 el Real Murcia jugó uno de los mejores partidos de su historia, al vencer 1 a 6 al Real Zaragoza,[25]

Tras acabar liderando de forma destacada la Segunda División, el equipo regresó a la Primera en la temporada 1983/1984. El inicio fue el mejor en la historia del club,[28]

Con el mismo entrenador, Eusebio Ríos, y una plantilla con pocas novedades, el inicio de la temporada 1984/1985 fue muy diferente al de la anterior, al sumar siete derrotas en los nueve primeros encuentros.[30]

El Real Murcia hizo honor a su fama de equipo ascensor y retornó a Primera el año siguiente. El equipo comenzó la temporada 1986/1987, jugada en la modalidad de "play-off" final, con muchas caras nuevas y, pese a un mal inicio, logró 17 victorias en 44 partidos y acabó en la undécima posición.[31]

Juan Garrido Hernández ganó las elecciones a la presidencia del club en 1987. En lo deportivo, la temporada 1987/1988 fue más complicada que la anterior, y el equipo tuvo que disputar la promoción por la permanencia, que consiguió frente al Rayo Vallecano.[33]

Crisis deportiva, institucional y social (1991-1998)

El 9 de junio de 1991, tras liderar la Segunda División durante 35 jornadas consecutivas, una derrota en la última jornada ante el Deportivo de la Coruña relegó al equipo a la tercera posición. Ello le obligó a jugar la promoción por el ascenso contra el Real Zaragoza, que venció el conjunto maño. Fue el primero de una serie de tristes sucesos para el club murciano que se sucedieron durante los siguientes años.[34]

El primer semestre de 1992 transcurrió entre la mala situación deportiva del equipo, protestas de los jugadores, a quienes se debían cantidades de ésta y otras temporadas, y el escaso interés de los socios por el Plan de Saneamiento de reconversión de los clubs en Sociedades Anónimas Deportivas que había diseñado la Federación Española de Fútbol. Ante la crisis, el club buscó una serie de acuerdos con empresarios y con el Ayuntamiento de Murcia pero, finalmente, el 30 de junio el club descendió a la Segunda División B por no lograr acogerse a dicho Plan.[35]

La temporada siguiente, que empezó con unos cuatro mil socios, cuando pocos años antes había llegado a los quince mil, volvió a estar marcada por asuntos extradeportivos, con demandas, embargos y un breve encierro de la plantilla en el estadio de La Condomina. Aun así, las cosas fueron bien en lo deportivo y logró el ascenso a la Segunda División A.[36]

Tras ello, dos descensos consecutivos dejaron al equipo en la Tercera División en la temporada 1995/1996, lo que hizo que, cuando los problemas económicos se estaban solucionando gracias a la venta del estadio de La Condomina, el Real Murcia se viera obligado a jugar por única vez en su historia todos los partidos de la liga regular contra equipos de su región.[37]

Regresó con facilidad a la Segunda División B, pero las dos siguientes temporadas concluyeron sin opciones de luchar por un nuevo ascenso. Además, la crisis continuaba en lo social, llegando a asistir a un partido tan sólo unos mil espectadores, y en lo institucional, convirtiéndose Francisco Soler en 1997 en el décimo presidente de la entidad desde la dimisión de Juan Garrido, acontecida tras el descenso administrativo de 1992.[38]

La era de Jesús Samper

El grupo Santa Mónica, liderado por Jesús Samper y dedicado al márketing deportivo,[40]

En 2001, Jesús Samper, vicepresidente hasta entonces, se convirtió en el nuevo presidente.[43]

Con cambio de entrenador y un equipo mal planificado, el Real Murcia finalizó la temporada 2003/2004 en último lugar, logrando, igual que sucediera en su primera experiencia en la máxima categoría, sólo cinco victorias, una de ellas contra el Real Madrid.[44]​ El 11 de noviembre de 2006 jugó su último partido en La Condomina contra el Polideportivo Ejido, perdiendo por 0 a 1.[41]

La temporada 2007/2008 arrancó con un ambicioso proyecto, con fichajes como los de Fernando Baiano y Henok Goitom, los dos más caros de la historia del Real Murcia.[48]​ Tras finalizar la primera vuelta en la zona media de la clasificación, el equipo se fue desinflando poco a poco durante 2008, motivando el cese del entrenador que había logrado el ascenso, Lucas Alcaraz, que fue sustituido por Javier Clemente, lo que no impidió que el club descendiera a la Segunda División.

En la temporada 2008/2009, un mal comienzo hizo que el equipo estuviese situado en puestos de descenso durante casi toda la primera vuelta. Jesús Samper dimitió como presidente el 10 de diciembre, aunque sin vender sus acciones.[55]​ José Ángel Serantes se convierte en presidente, y Jesús Samper en vicepresidente económico.

En la temporada temporada 2009/10,[56]​ el equipo descendió a Segunda División B, después de una pésima temporada, y un penalti en contra en el minuto 93' de Miguel Albiol, en el partido en Gerona, convertido (con mucha fortuna y tras un rechace) por el jugador del Girona F. C., Kiko Ratón supuso el descenso del Real Murcia. Al inicio de temporada se produce el cambio de presidencia por la dimisión de José Ángel Serantes hacia Jesús Samper, mayor accionista de la entidad grana.

En la Copa del Rey 2010-2011 se enfrenta en dieciseisavos de final al Real Madrid empatando a 0 en el partido de ida a pesar de que jugaban Casillas, Pepe, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Benzema gracias a una defensa muy cerrada y a la grada, que apoyó durante todo el partido a su equipo.[57]​ El 29-05-2011 el Real Murcia vuelve a ser equipo de Segunda División a pesar de ser derrotado 1-0 frente al Club Deportivo Lugo ya que en la ida ganó 2-0. El equipo, después de una excepcional temporada, regresó a Murcia donde hordas de aficionados saltaron a las calles para celebrar el ascenso del equipo del lugar de donde nunca debió salir. El partido recordó un año antes, cuando el equipo descendió frente al Girona por un penalti en el que el balón se le escapó al guardamenta Alberto Cifuentes de las manos. Frente al CD Lugo, la suerte cambió, la misma situación, pero el árbitro consideró una falta antes de que entrara el balón en la portería, con lo que el Real Murcia se proclamó vencedor y obtuvo el ascenso a Segunda División, en la que será su campaña 51.ª en la categoría de plata. Asimismo se proclamó campeón de la 2.ª División B al vencer al C. E. Sabadell en eliminatoria a doble partido (1-0 en la ida, 1-0 en la vuelta y 9-8 en la tanda de penaltis).

En la temporada 2011/12 el Real Murcia logró mantenerse gracias a una magnífica primera vuelta, en la que se ganó a equipos como el Real Valladolid o Hércules. Los de Iñaki Alonso firmaron una segunda vuelta patética, lo que hizo que certificaran su permanencia en Alcoy, en las últimas jornadas, además, encajaron la peor goleada como Local, ni en La Torre de la Marquesa ni en La Condomina, jamás le ganaron 2-6 al Real Murcia, si le ganó el Athletic 3-6, esos futbolistas que jugaron, días antes firmaron la mejor clasificación de España en un Mundial, también con medio equipo enfermo incluido el portero titular, perdió 4-6 ante el Valencia, ambos casos son justificables, pero no el de la temporada esta 2011-2012, el Real Murcia 2-6 Hércules CF.

Para la temporada 2012/13, la administración de Jesús Samper eligió a Gustavo Siviero como técnico de la primera plantilla. Pese a un comienzo esperanzador, la mala racha del equipo condujo a la destitución del argentino tras perder el 2 de febrero por 2 - 0 frente a la Sociedad Deportiva Huesca. El escogido para sustituirle fue el vallisoletano Onésimo Sánchez, que inició su andadura en el club grana con derrota por 1 - 2 frente al Recreativo de Huelva. Tras un bagaje de 18 partidos, el equipo sólo sumó 20 puntos y cerró la temporada con una victoria frente a la Unión Deportiva Las Palmas, lo que le permitió terminar en la 19.ª plaza (antepenúltima) lo que, al descender por motivos administrativos el Club Deportivo Guadalajara por distintas irregularidades en el proceso de ampliación de capital de dicha entidad, le permitió mantenerse en la categoría.

En la temporada 2013/14, Jesús Samper eligió a Julio Velázquez para que dirigiera el club del que él es propietario. Su club comenzó muy bien y así siguió. Fue una de las mejores temporadas del Real Murcia. Su mejor resultado lo tuvo contra el CD Mirandés 5-0 y su peor el siguiente partido fuera contra el FC Barcelona "B" 4-0. Consiguió clasificarse en playoffs para el ascenso a Primera División.[58]​ Empató contra el Córdoba CF 0-0 fuera y en casa pierde 1-2 quedando eliminado de la promoción de ascenso.

Tras quedar en segunda posición en la temporada 2014/15 no asciende a segunda división. En mitad de la temporada 2015/16 y yendo en primera posición, fallece Jesús Samper el 18 de diciembre de 2015.

El caso Real Murcia

Tras finalizar en cuarta posición la temporada 2013/14 de la Segunda División de España y jugar las eliminatorias de ascenso a Primera División, el club fue sancionado en una polémica decisión por la LFP con un doble descenso a la Segunda División B de España.

La polémica fue tal que miles de personas salieron a las calles de Murcia a protestar contra la decisión y acudieron a manifestarse frente a la sede de la Liga el día que debía ratificarse la decisión, por entender que existía un trato más gravoso hacia el Real Murcia frente a otros clubes que se encontraban en similar situación a la del Real Murcia sin haber sido castigados con la misma dureza que el club pimentonero, y el trato discriminatorio frente a lo que años antes se hizo con Celta y Sevilla y achacaban la misma a la mala relación entre el presidente pimentonero, Jesús Samper y el de la LFP.

La situación no fue compartida por todos los actores del fútbol, y surgió una gran ola de apoyo al Real Murcia; además el sidicato AFE se posicionó a favor del Real Murcia, amenazando incluso con una huelga de jugadores en apoyo a sus compañeros murcianistas.

El Real Murcia acudió a los juzgados y se vivió una situación de bloqueo cuando un juez concedió la medida cautelerísima solicitada por el Real Murcia y anuló el descenso de categoría, ordenando a la Liga de Fútbol Profesional la inscripción en Segunda División.[59]​ La RFEF instó a acatar el auto del Juzgado mientras la LFP defendió a través de su presidente que el mandato judicial era de imposible cumplimiento y se aplazó el inicio del campeonato liguero en Segunda y Segunda B, ya que, en el momento en que debía iniciarse el mismo, aún se encontraba pendiente de resolución judicial.

Tras el recurso de la LFP que, prestó un aval de varios millones de euros, un juez distinto al que había dictado la resolución cautelar, anuló la medida cautelar, pese a entender no ajustado a Derecho uno de los motivos del descenso, confirmando el mismo por repetidos impagos de impuestos a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social, tras haber acabado los plazos y prórrogas, lo que conllevó a que su plaza la ocupara el Club Deportivo Mirandés y el equipo murciano fuera oficialmente sancionado con el descenso a la 2.ª División B.

El perjuicio al Real Murcia fue aún mayor, al quedarse prácticamente sin jugadores a pocos días del inicio de la temporada y tener que hacer un equipo de nuevo, además de ser encuadrado en el grupo I compuesto por los equipos del norte de España en lugar del III o el IV que le correspondería geográficamente, lo que supuso una enorme cantidad de kilómetros y un mayor gasto.

A día de hoy, el Real Murcia sigue siendo el único de España que ha sufrido un descenso administrativo en dos ocasiones y el único que lo hizo sobre la base de unos ratios que fueron anulados judicialmente.

Compra del Real Murcia por Raúl Moro

El empresario extremeño, dueño de una compañía de carburantes, adquirió el 12% de las acciones a los herederos de Jesús Samper fallecido el 18 de diciembre de 2015. Y más tarde, compró el 73% restante convirtiéndose así en el máximo accionista del club murciano. La ilusión que el extremeño creó con su llegada se fue desvaneciendo poco a poco conforme crecían los impagos e incumplimientos.

El 25 de diciembre de 2017, el hasta entonces presidente y dueño del Real Murcia cede sus acciones a Mauricio De la Vega que coge las riendas del club.

Conflicto en la propiedad

El mejicano Mauricio García de la Vega, acaba ejecutando la opción de compra, la cual no puede hacerse efectiva al señalar Raúl Moro que el contrato se encontraba resuelto y que había vendido dichas acciones al empresario de Orihuela Víctor Gálvez que hace frente al pago de una nómina. Se inicia con ello una truculenta lucha por la propiedad del club mientras las deudas se siguen acumulando.

La situación llega a tal nivel de crispación que el club contrata seguridad privada para impedir la entrada a las oficinas a Mauricio García de la Vega cuando este acude acompañado de su abogado, produciéndose la dimisión de dos Consejeros (Gabriel Torregrosa y Juan Merino) que entendían que el propietario era Mauricio García de la Vega.

Tras un contencioso ante el TAS entre las empresas de Raúl Moro y Mauricio García de la Vega, el tribunal deportivo suizo acuerda que la venta al mejicano es válida y pide su inscripción, algo ratificado posteriormente por el Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Española de Fútbol que llega a proponer sanciones al club y a los Consejeros por no acatar el laudo del TAS y llamar "mariachi" a Mauricio García de la Vega.

El empresario mejicano nunca llega a tener el favor de una afición que le reprocha que durante su gestión no abonó nómina alguna por lo que dudan de que posea solvencia suficiente para hacer frente a la gestión del club, llegando a producirse una concentración en la puerta del Estadio para impedir su entrada a la Junta General de Accionistas.

SOS Real Murcia y ampliación de capital

La delicada situación del Real Murcia se recrudece en la temporada 2018/2019 donde tras una auditoría se señala una deuda de 50 millones de euros y se aprueba una ampliación de capital de 18.000.002 euros que fue impugnada por Mauricio García de la Vega. De forma paralela, la complicada situación financiera obliga al club a canalizar sus ingresos a través de una sociedad del Director General del Real Murcia (Toni Hernández), pese a lo cual no se paga nómina alguna a trabajadores y jugadores.

Alertados por la situación y ante la precaria situación que atraviesan jugadores (3 meses sin cobrar), empleados (6 meses) y bases (8 meses), la Federación de Peñas Murcianistas que preside Pablo Guzmán lanza un duro comunicado exigiendo al club que cumpla con sus obligaciones y convocando movilizaciones en la puerta del estadio. Durante la primera concentración convocada, se produce la lamentable escena del Presidente del Real Murcia, Víctor Gálvez en el balcón llamando sinvergüenzas a los aficionados concentrados bajo el lema "Gracias por hacernos sentir vergüenza", que luego se ve respaldada en el campo con un plante de los jugadores durante los 30 primeros segundos del partido ante un nuevo incumplimiento en las promesas del pago. El recrudecimiento en las relaciones entre el club y la afición es tal, que se llega a cambiar el horario del siguiente partido para hacerlo coincidir con la manifestación convocada e impedir que la misma se produzca.

Con el objetivo de pagar a empleados y visibilizar el problema del Real Murcia, la Federación de Peñas lanza la campaña #SOSRealMurcia y se inicia la venta de una pulsera solidaria al precio de 1€ de la que se venden más de 60.000 ejemplares, convirtiéndose en viral, iniciativa que se conjuga con otras para recaudar fondos. De forma paralela, empresarios liderados por el Notario Francisco Tornel, la Asociación de Accionistas Minoritarios presidida por Ignacio Martínez Abarca y la Federación de Peñas crean la Plataforma de Apoyo al Real Murcia (PARMU) para exigir la salida del Consejo y buscar soluciones que den viabilidad al club, nombrando como Portavoz al Presidente de la Federación.

La presión sobre Víctor Gálvez sigue creciendo al ritmo que se suceden los impagos, por lo que este acaba cediendo el control del club a la Plataforma nombrándose Consejeros a Stefan Settels, Gabriel Torregrosa, Enrique López (que ya habían sido Consejeros con anterioridad), Higinio Pérez Mateos y el médico José María "Txema" Almela como Presidente del mismo, causando sorpresa que no se encuentre en el mismo el Notario Francisco Tornel que queda encargado de buscar empresas que apuesten por el club.

La situación que encuentra el nuevo Consejo es desoladora, sin dinero en las cuentas y amenazas de cortes de luz y agua, llegando al extremo de tener que pedir a las peñas del club que compren balones nuevos por encontrarse los anteriores remendados con pegamento por lo que tienen que iniciar gestiones para conseguir que se vuelva a cuidar el césped, se pague a empleados, llegar a acuerdos con proveedores, ... y deciden apostar por una ampliación de capital que estaba resultando ruinosa al haber sido planeada a la medida del empresario Víctor Gálvez, y que se ve impulsada ante la aportación de 200.000 euros por parte del Notario Francisco Tornel.

Nace así "Hazlo Tuyo", gracias a dos aficionados, Antonio Ruiz y Víctor García que crean una página web que llega a todos los rincones del mundo, y despierta la solidaridad de clubes (Roma, Betis, Racing, Oviedo, Cádiz, ...) y futbolistas y periodistas de renombre que provocan un movimiento sin precedentes con miles de accionistas italianos, cientos de ingleses y polacos y gente de toda España, reuniendo en total a 20.976 accionistas por esa vía que aportaron al club 709.970 euros; y a esas pequeñas aportaciones hay que sumar la apuesta de numerosas empresas a través del plan de viabilidad presentado por la Comisión Económica a más de 200 empresarios y que acudieron a la llamada del Real Murcia por primera vez en mucho tiempo ante la transparencia y seguridad transmitida. Se consigue que por primera vez desde la conversión en SAD no exista un accionista mayoritario que pueda hacer y deshacer a su antojo.

Unos días después del cierre de la ampliación de capital se produce una modificación del Consejo de Administración, cediendo el economista Stefan Settels y el abogado Enrique López (miembros de la Asociación de Accionistas Minoritarios) su puesto al Notario Francisco Tornel y el economista Francisco Cobacho.

Other Languages
العربية: ريال مورسيا
Deutsch: Real Murcia
Ελληνικά: Ρεάλ Μούρθια
English: Real Murcia
euskara: Real Murcia
français: Real Murcie
Bahasa Indonesia: Real Murcia
lietuvių: Real Murcia CF
Nederlands: Real Murcia
polski: Real Murcia
română: Real Murcia CF
русский: Реал Мурсия
Simple English: Real Murcia C.F.
slovenčina: Real Murcia
slovenščina: Real Murcia
svenska: Real Murcia
Türkçe: Real Murcia CF
українська: Реал Мурсія