Real Madrid Castilla Club de Fútbol

Real Madrid Castilla C. F.
Datos generales
Nombre completo Real Madrid Castilla Club de Fútbol
(filial del Real Madrid Club de Fútbol)
Apodo(s) Castilla
Fundación 16 de diciembre de 1930 (85 años)
(Agrupación Deportiva Plus Ultra) [n 1]
Presidente Español Nicolás Martín-Sanz[1]
Entrenador Argentino Santiago Solari
Instalaciones
Estadio Alfredo Di Stéfano
Ubicación Camino de Sintra, 4.
Madrid, España
Capacidad 6 000 espectadores
Inauguración 9 de mayo de 2006 (10 años)
Uniforme
Kit left arm realmadrid1617h.png
Kit body realmadrid1617h.png
Kit right arm realmadrid1617h.png
Kit shorts realmadrid1617h.png
Titular
Kit left arm realmadrid1617a.png
Kit body realmadrid1617a.png
Kit right arm realmadrid1617a.png
Kit shorts realmadrid1617a.png
Alternativo
Kit left arm realmadrid1617t.png
Kit body realmadrid1617t.png
Kit right arm realmadrid1617t.png
Kit shorts realmadrid1617t.png
Tercero
Última temporada
Liga Español Segunda División "B" de España
( 2015/16)
Actualidad
Actualidad Soccerball current event.svg  Temporada 2016-17
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Real Madrid Castilla Club de Fútbol, mejor conocido como Real Madrid Castilla o simplemente Castilla, es el equipo filial de fútbol del Real Madrid Club de Fútbol sito en Madrid, España. Fue adscrito como club filial oficial el 21 de julio de 1972 bajo el nombre de Castilla Club de Fútbol,[4]

Es el primer equipo que conforma las categorías inferiores del club, denominadas como «La Fábrica», siendo considerada como una de las mejores canteras futbolísticas de Europa. El diario francés L'Équipe así lo reflejó en un estudio realizado en 2014 donde resaltaba que 34 futbolistas profesionales que actualmente militan en alguna de las grandes cinco Ligas de Europa fueron formados en las instalaciones madrileñas, perteneciendo ocho de ellos al actual primer equipo del club.[6]

El filial milita actualmente en la Segunda División "B", tercera categoría del fútbol español. A diferencia de otras Ligas europeas y mundiales de fútbol, en España la regulación y normativas que afecta a los equipos filiales permiten que estos puedan actuar como clubes profesionales a todos los efectos —pudiendo competir en el mismo sistema de Liga que el resto de equipos—, en vez de jugar una Liga separada de equipos filiales. El Castilla no puede ascender a una categoría superior o igual del fútbol español a la del primer equipo, siendo esta la Liga Santander o Primera División.

Pese a que históricamente siempre actuó como un club de fútbol más dentro de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) —y por lo tanto con los mismos derechos que cualquier otro— en cuanto a las competiciones a disputar,[n 4] en la que curiosamente se enfrentó a su primer equipo, el Real Madrid C. F.

Entre sus logros deportivos destaca un campeonato de la Segunda División en la temporada 1983-84,[9]

El Castilla disputa sus partidos como local en el Estadio Alfredo Di Stéfano localizado en la Ciudad Real Madrid,[11]

Historia

Antecedentes y primeros acuerdos

A. D. Plus Ultra de la temporada 1949-50, la de su primera comparecencia en Segunda División.

Pese a que el equipo filial madridista es fundado oficialmente en 1972 como un club absolutamente dependiente del Real Madrid Club de Fútbol bajo el nombre de Castilla Club de Fútbol, ya durante la temporada 1931-32 aparece un Castilla F. C. formado por jugadores del Racing de Madrid, el desaparecido Sporting de Madrid y algunos antiguos jugadores madridistas donde se fogueaba a futuras promesas hasta que finalmente desaparece en 1933.[3]

Paralelamente, el 16 de diciembre de 1930 los empleados de la compañía de seguros Plus Ultra fundan la sociedad polideportiva Agrupación Deportiva Plus Ultra, con una masa social de 800 personas y secciones de baloncesto, rugby o remo entre otras.[2]

Originalmente el Real Madrid C. F. mantenía diversos acuerdos con varios clubes madrileños que le hacían las veces de cantera, de donde nutrirse de jugadores que le resultaran interesantes para su primer equipo, recibiendo material deportivo y ayudas económicas a cambio. Uno de esos equipos era la citada Agrupación Deportiva Plus Ultra y que en 1946 se fusiona con el Club Deportivo Cifesa con motivo del ascenso a la Tercera División antes del ascenso a la Segunda División en apenas dos temporadas.[13] Uno año después estableció finalmente un acuerdo formal con el Real Madrid C. F. por el que pasó a convertirse en su club filial a cambio de las citadas ayudas prevaleciendo por encima del resto de clubes.

Disputaba sus partidos tanto en su propio estadio, el Velódromo de Ciudad Lineal, como en el Estadio de Chamartín, recinto del primer equipo madridista,[2]

Oficialidad como Castilla Club de Fútbol

Al finalizar la temporada 1971-72 se disuelve por los malos resultados y es entonces cuando el Real Madrid, de mano de su presidente Santiago Bernabéu, adquiere los derechos deportivos y federativos del que a partir de entonces fue de manera oficial el nuevo filial madridista bajo el nombre de Castilla Club de Fútbol.

Al año siguiente comenzó su andadura en la Tercera División donde se mantuvo hasta su ingreso en 1977 en la recién estrenada segunda división "B" como tercera categoría del fútbol español. En ella se proclama subcampeón en el año de su estreno y así, en 1978, asciende finalmente a la Segunda División.[14]

La época dorada

En la temporada 1979-80 fue subcampeón de la Copa del Rey disputando una histórica final contra el primer equipo del Real Madrid Club de Fútbol en el Estadio Santiago Bernabéu. Esta hazaña no ha sido igualada nunca, poseyendo el honor de ser el único equipo filial que haya disputado una final en la historia de la Copa pese a que perdería por 6-1. En las eliminatorias, el Castilla se deshizo del Extremadura, el AD Alcorcón, el Racing de Santander y a los entonces equipos de primera división, Hércules CF (tras levantar el 4-1 de la ida con un 4-0 en Madrid), el Athletic Club (al vencer en la vuelta en San Mamés por 1-2 y el empate sin goles en la capital), y a la Real Sociedad (con un resultado global de 3-2), que ese año terminaría siendo subcampeón de liga y la ganaría los dos años siguientes. En semifinales se enfrentó al Sporting de Gijón de Quini, tras vencer por 4-1 en el partido de vuelta, remontando un 2-0 de la ida.[2]

Por tal motivo, participó en la Recopa de Europa del siguiente año donde caería en la primera ronda frente al West Ham United, venciendo en el Santiago Bernabéu por 3-1, pero cayendo derrotado por 5-1 en Londres tras una prórroga.

Gestación de la «Quinta de El Buitre»

Fue el periodista Julio César Iglesias el primero en usar el apelativo, en un artículo publicado por el diario El País el 14 de noviembre de 1983 titulado «Amancio y la quinta del Buitre».[16] En él, Iglesias hablaba de un grupo de cinco futbolistas que por entonces destacaban en el Castilla Club de Fútbol —filial del Real Madrid C. F.—, y que esa temporada se proclamó campeón de la Segunda División de España siendo el primer y único filial de la historia en conseguirlo.

Emilio Butragueño, líder generacional de la « Quinta de El Buitre».

El hecho se produjo en la temporada 1983-84 bajo la dirección de Amancio Amaro tras superar en la última jornada al Athletic Club, el Bilbao Athletic de Julio Salinas y Genar Andrinua que entrenaba José Ángel Iribar. El equipo estaba formado por la mítica generación de « La Quinta de El Buitre» que iba alternando su actuación en el filial con apariciones en la primera plantilla.[2] La misma estuvo formada por Emilio Butragueño —líder deportivo de la generación—, Míchel González, Miguel Pardeza, Manolo Sanchís y Rafael Martín Vázquez.

Castilla Club de Fútbol, esplendor en la hierba
La serie goleadora de Butragueño, El Buitre, es una muestra de calidad personal y es también el resultado de una suma de esfuerzos. Detrás de El Buitre están el trabajo de un entrenador con imaginación, Amancio Amaro, míster AA, y el ingenio colectivo de Michel, Pardeza, Sanchís y Martín Vázquez. Una promoción a la que los hinchas comienzan a llamar La quinta de El Buitre. [...]
Sin embargo, la ascensión de El Buitre ha sido un fenómeno asociativo; su juego y sus goles han sido posibles gracias a la rara coincidencia de una emoción popular, de un gusto de la hinchada por la fantasía, y de una quinta de extremos fulgurantes y mediocampistas finos y geométricos. Los goles de El Buitre son cosa de Fuenteovejuna. De todos a una. [...]

Julio César Iglesias, 14 de noviembre de 1983. Madrid.[17]

La expectación por ver a los jóvenes futbolistas era tal que en ocasiones disputaba sus partidos en el Estadio Santiago Bernabéu. Sus partidos llevaban casi tantos espectadores como los partidos del primer equipo, como los partidos de Copa del Rey o frente al citado Bilbao Athletic con quien mantenía una gran rivalidad y disputa, y que llegaban a reunir hasta a ochenta mil espectadores.[18] Sus resultados además se vieron secundados por grandes actuaciones en la Copa del Rey, competición que disputó hasta la prohibición de la Federación a equipos filiales, y en donde eliminó a varios equipos de Primera División en sus participaciones.

Sanchís y Martín Vázquez fueron los primeros en debutar en la primera plantilla en Primera División, dándoles la oportunidad el entonces técnico Alfredo Di Stéfano. Fue en Murcia, el 4 de diciembre de 1983. A pesar de sus 18 años, ambos tuvieron una actuación destacada, y Sanchís incluso marcó el gol de la victoria. Unos días después, el 31 de diciembre de 1983, Pardeza disputó siete minutos con el primer equipo ante el Real Club Deportivo Español. El onubense —era el único integrante de la Quinta nacido fuera de Madrid— no tuvo la continuidad de Sanchís y Martín Vázquez, y completó la mayor parte de la temporada en el filial.[19]

Apenas unos meses después, el 5 de febrero de 1984, debutó Emilio Butragueño en Cádiz. El Buitre saltó al terreno de juego cuando su equipo perdía 2-0 frente al Cádiz Club de Fútbol y revolucionó el partido con dos goles y una asistencia que culminaron la remontada madridista.[20]
Míchel fue el único que disputó toda la temporada 1983/84 en el Castilla C. F. y no le llegó la oportunidad de debutar en el primer equipo hasta el 2 de septiembre de 1984, coincidiendo con la primera jornada de la siguiente temporada.

Mientras Butragueño, Sanchís, Martín Vázquez y Míchel se consolidaron en el primer equipo, Pardeza militó en el Castilla durante toda la temporada 1984/85 y la 1985/86 fue cedido al Real Zaragoza. Un año después volvió a la disciplina madridista, pero en 1987 se desvinculó definitivamente del club blanco para regresar a Zaragoza.

Los otros cuatro integrantes de la Quinta del Buitre convirtieron al club en uno de los mejores equipos de España y Europa durante la segunda mitad de los años 1980. Conquistaron, entre otros títulos, cinco campeonatos de Liga consecutivos (1985 a 1990), siendo la segunda vez que lo conseguía y el único club en lograrlo en la historia de la competición, una Copa de la Liga (1985), tres Supercopas de España (1988-90) y dos Copas de la UEFA (1985 y 1986).

Regulaciones federativas y las nuevas generaciones

En 1990, tras una normativa de la Federación Española que afectaba los equipos filiales, debe disolverse. Así ocurre el 1 de julio y desaparece como club pasando a ser equipo dependiente y adoptando la denominación de Real Madrid Deportivo, perdiendo además del nombre, su escudo original, y los nuevos los adoptaría ambos del primer equipo. Durante esos primeros años empiezan en el club su carrera como entrenadores dos antiguos futbolistas que pasaron por sus filas: Vicente del Bosque y Rafa Benítez. Los siguientes años alternaría descensos y ascensos entre la segunda y la segunda división "B" ya bajo el nombre de Real Madrid Club de Fútbol "B" debido a normas federativas.[14]

Fue entonces cuando surgirían en el equipo otros grandes talentos como Ismael Urzaiz, Santiago Cañizares, José María Gutiérrez Guti o Álvaro Benito entre otros, además de Raúl González o Iker Casillas, aunque estos últimos apenas disputaron uno y cuatro partidos en el equipo filial y fueron promocionados prematuramente al primer equipo. Grandes generaciones dentro del equipo permitieron que el filial disputase 18 temporadas en la Segunda División compitiendo con primeros equipos históricos del fútbol español.

En la temporada 2004-05 ascendió a la Segunda División de España, tras derrotar en la fase de ascenso al Zaragoza "B" y al UB Conquense, y la Federación Española le concede la petición de cambio de nombre al de Real Madrid Castilla C. F., sin embargo, no logra recuperar su antiguo escudo bajo la dirección del nuevo presidente Francisco Moreno Cariñena.[2]

Jesé, una de las últimas "perlas" del filial que consiguieron afianzarse en el primer equipo.

En la temporada 2010-11, ya bajo la presidencia de Nicolás Martín-Sanz, el equipo consigue acceder a la fase de ascenso a segunda división, pero cae derrotado frente al fuerte C. D. Alcoyano —que finalmente logró subir de categoría— por 0-2 en el Estadio Santiago Bernabéu y tras empatar 2-2 en la vuelta en Alcoy.[22]
Posteriormente, y con el ascenso ya logrado, disputó contra el C. D. Mirandés la final para dilucidar el campeón de la Segunda División "B". En ella, jugada a doble partido, el Castilla derrotó al conjunto castellanoleonés por un global de 6-0, conquistando así su cuarto título de esta categoría. En aquel equipo militaron futbolistsa como Jesé Rodríguez y Álvaro Morata —referentes del grupo— Dani Carvajal, Nacho Fernández, Denís Chéryshev o Lucas Vázquez entre otros, formando otra de las mejores generaciones dadas por el club.

En la nueva temporada, el Real Madrid Castilla sorprende tanto por su acierto goleador, como por su debilidad defensiva, dejando ver en sus encuentros un gran número de goles,[25]
Al año siguiente, la salida de muchos de los citados futbolistas de la plantilla propició que se hubiese de reestructurar el equipo por completo lo que unido a una gran escasez goleadora —en contraposición con el curso anterior— acarreó un mal arranque liguero,[27] entrenador del mismo desde enero de 2011.
Su sucesor en el cargo, José Manuel Díaz —hasta la fecha entrenador del segundo filial, el Real Madrid Club de Fútbol "C"—, trajo nuevos aires que dieron con una mejoría en el conjunto que le permitió abandonar el último lugar de la clasificación merced a cuatro victorias consecutivas encadenadas, algo que no lograba el filial en la categoría de plata desde la temporada 1988-89.[28] Sin embargo, una mala racha de resultados en la recta final del campeonato terminó provocando el descenso del Castilla en la última jornada del campeonato.

Actualidad

Para afrontar el regreso a la Segunda División, el club confirmó al histórico ex-futbolista francés Zinedine Zidane al frente de la plantilla,[31]

Tras no conseguir disputar la fase de ascenso al finalizar quintos de su grupo, se llevaron a cabo contrataciones de futbolistas con gran proyección como Carlos Abad, además de promocionar a jugadores como Borja Mayoral, Marcos Llorente o José Carlos Lazo entre otros. El equipo, del que se hizo cargo a mitad de temporada Luis Miguel Ramis debido a la promoción de Zidane al primer equipo,[35]

Other Languages
Bahasa Indonesia: Real Madrid Castilla
Simple English: Real Madrid Castilla
Tiếng Việt: Real Madrid Castilla