Real Madrid Baloncesto

Real Madrid
Baloncesto
RealMadrid baloncesto.png
Datos generales
Nombre completo Real Madrid Baloncesto
(Sección de Baloncesto del
Real Madrid Club de Fútbol)
Apodo(s) Blancos, Merengues, Vikingos
Deporte Baloncesto
Fundación 8 de marzo de 1931, 86 años
Presidente Bandera de España Florentino Pérez
Entrenador Bandera de España Pablo Laso
Patrocinador Universidad Europea, Adidas
Instalaciones
Estadio cubierto Palacio de Deportes - WiZink Center
Ubicación Bandera de España Madrid, España
Capacidad 17 453 espectadores [1]
Inauguración 16 de marzo de 2005
Otras instalaciones Ciudad Real Madrid (Valdebebas), Madrid, España
Uniforme
Kit left arm null.png
Kit body rmb1617h.png
Kit right arm null.png
Kit shorts rmbaloncesto1617h.png


Kit left arm null.png
Kit body rmb1617a.png
Kit right arm null.png
Kit shorts rmb1617a.png


Última temporada
Liga Flag of Spain.svg Liga ACB
2016-17 Subcampeón
Títulos 33, (por última vez en 2015-16)
Copa Flag of Spain.svg Copa del Rey
2016-17 Campeón
Títulos 27, (por última vez en 2016-17)
Otra copa Flag of Spain.svg Supercopa ACB
2016-17 Semifinal
Títulos 4, (por última vez en 2014-15)
Continental Flag of Europe.svg Euroliga
2016-17 Semifinal (1º)
Títulos 9, (por última vez en 2014-15)
Actual
Actualidad Basketball current event.svg  Temporada 2017-18
Web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Real Madrid Baloncesto es la sección de baloncesto del Real Madrid Club de Fútbol. La disciplina fue creada oficialmente en Madrid el 22 de marzo de 1931 de la mano de Ángel Cabrera,[3]​ y que llegó a Europa en los años veinte. Contó con una importante sección femenina actualmente extinta.

Participa en la máxima categoría del baloncesto español, la Liga ACB, desde su creación en 1983 cuando sustituyó a la antigua Liga Nacional creada en 1957; siendo uno de los tres únicos equipos que la ha disputado siempre, sin haber descendido de ella, junto al Club Joventut de Badalona y el Club Baloncesto Estudiantes,[n 2]

En sus más de ochenta años de vida se ha convertido en el club de baloncesto más laureado de España, de Europa y del baloncesto FIBA.[10]​ A nivel nacional cuenta con treinta y tres títulos de Liga (récord), veintisiete de Copa (récord) y cuatro Supercopas, mientras que a nivel continental ostenta nueve Copas de Europa/Euroligas (récord de la máxima competición europea), cuatro Recopas de Europa (récord compartido), una Copa Korać, una Copa ULEB y una Copa Latina (récord), completándose a nivel mundial con cinco títulos intercontinentales de carácter mundial de clubes FIBA (4 Copas Intercontinentales y 1 Copa Mundial de Clubes -récord-). Además, es el más laureado del Torneo Internacional ACB (oficial, no reconocido en competiciones FIBA) y del Torneo Internacional de Navidad FIBA (oficial en sus inicios); siendo, también, el más laureado en las distintas competiciones disputadas a nivel regional (con 39 títulos en total).

Grandes nombres vinculados al club como el mencionado Ángel Cabrera, Pedro Ferrándiz o Raimundo Saporta, creador de varias de las competiciones más prestigiosas del baloncesto internacional entre clubes como el Torneo de Navidad, la Copa Intercontinental,[13]​ donde es considerado como el gran nombre de la historia, motivo por el cual una de las máximas competiciones europeas llevó su nombre: la extinta Copa Saporta, última denominación de la antigua Recopa de Europa.

Historia

Fundación y primeras décadas (1931-1952)

Ángel Cabrera, instigador de la fundación de la sección.

Ángel Cabrera, pionero y uno de los impulsores de este deporte en España, fue el creador en 1922 del primer equipo de baloncesto en Castilla,[18]

“El Real Madrid ruega a todos los señores interesados en la práctica de este deporte (basketball) pasen por la Secretaría del Club, Caballero de Gracia, 15, para recibir instrucciones con respecto al partido de la selección y entrenamiento que se jugará el próximo domingo, a las diez de la mañana, contra el Instituto-Escuela”

Ángel Cabrera. 8 de marzo de 1931. Madrid

Con el fútbol ya consolidado, el entonces presidente Luis Usera quiso potenciar otros deportes que engrandecieran al club. Nació así una disciplina en el club, entre otras muchas secciones, que con el tiempo fue ganando adeptos y que terminó por convertirse en una de las mejores cartas de presentación del club fuera de las fronteras españolas.

Ganó el mismo año de su fundación su primer trofeo, la Copa Chapultepec,[22]

La década de los años treinta trajo además del primer título oficial, del anteriormente mencionado Campeonato Regional en su edición de 1933, el nacimiento de una sección femenina que conquistó también el Campeonato Regional en 1934 —en el mismo año de su fundación y que repitió en 1943, y al que sumó un subcampeonato del Campeonato de España de Copa— siendo una de las referentes antes de que se disolviese en 1944 y pasasen a ser integrantes de la Sección Femenina de la Falange Española.[23]

Desde entonces el club se convirtió en el dominador de un torneo, cuya clasificación era valedera para la disputa del Campeonato de España. En su primera comparecencia, en la primera edición del mismo, debutó cayendo derrotado por 21-17 frente al Iluro Bastek-Ball Club en Mataró.[27]

Así se llegó a uno de los momentos claves de la sección y quizá el más relevante cuando en 1952, coincidiendo con las Bodas de Oro de la entidad, Santiago Bernabéu, ya al frente de la dirección del club, decidió solicitar ayuda a la Federación Española de Baloncesto para organizar un campeonato de baloncesto y que derivó en la llegada al club de una de sus máximas figuras: Raimundo Saporta.

La época dorada de Raimundo Saporta (1952-75)

Raimundo Saporta, reconocido directivo de la historia del baloncesto.

El joven directivo de la Federación se convirtió rápidamente en la mano derecha de Santiago Bernabeu tras su impecable organización del evento.[14]​ y que convirtió a Raimundo Saporta en una de las máximas figuras del baloncesto en Europa.

El equipo, referente español en Europa desde los años 1950.

Los éxitos comenzaron en la temporada 1952-53 tras alzarse con la Copa Latina, competición de reciente creación y que fue la precursora de la Copa de Europa —actual Euroliga—, siendo el primer título internacional del club. Bajo su dirección, el club continuó con el crecimiento de la sección y fue uno de los creadores de la diversas competiciones que darían proyección al baloncesto, como la Liga Nacional de Baloncesto que el club disputó en su nueva cancha del Frontón Fiesta Alegre. Tras el honor de ser el primer líder en su clasificación tras vencer en la primera jornada a su vecino y máximo rival, el Club Baloncesto Estudiantes por 76-61 terminó por conquistar el título a las órdenes de Ignacio Pinedo y donde destacaban jugadores como Joaquín Hernández, Luis Trujillano, William Brindle o el pívot Alfonso Martínez, siendo el máximo anotador de la Liga con 180 puntos.[5]

Desde entonces el club nunca descendió de categoría siendo el único en disputar todas sus ediciones junto al C. B. Estudiantes y el Club Juventud de Badalona.[30]

Su primer partido se produjo frente al Barreirense Basket portugués venciendo por 51-68 en los octavos de final. Los máximos anotadores del equipo fueron Alfonso Martínez y Johnny Báez con 16 puntos. Tras superar la eliminatoria por un 154-91 global, y la siguiente frente al Royal Brussels fue descalificado en semifinales tras el impedimento del régimen político de España liderado por Francisco Franco de competir frente al Armijas Sporta Klubs Rīga de la Unión Soviética debido a las discrepancias políticas de la época entre ambos países. Ante el contratiempo, Raimundo Saporta propuso jugar la eliminatoria a un único partido en París, circunstancia que no fue aceptada por la FIBA por lo que el equipo español fue eliminado sin poder disputar su eliminatoria frente al posteriormente campeón de las tres primeras ediciones del torneo.[32]

En 1957 cesó su participación en el Campeonato de Castilla por ser uno de los conjuntos que disputaban la Liga Nacional, habiendo conquistado un total de once títulos y ser el más laureado del torneo.[34]

La llegada de Pedro Ferrándiz y los títulos internacionales

Pese al éxito en la Copa Latina el club no conseguía trasladar sus éxitos a la nueva competición europea. Debido a ello Saporta decidió incorporar al plano técnico a la que se convertiría con los años en una de las máximas figuras del baloncesto mundial, Pedro Ferrándiz. De la mano del alicantino, el club vivió los mejores años de su historia llegando a juntar en una final de la Copa de España a sus dos equipos, el primer equipo y su filial —el Club Hesperia de Madrid— y que años después repitió la sección de fútbol, siendo un hecho único en la historia de ambas competiciones.[36]

Pedro Ferrándiz, técnico más laureado del club.

Bajo su dirección el equipo conquistó quince Campeonatos de Liga, catorce Campeonatos de España de Copa y cuatro Copas de Europa; un palmarés no igualado en el baloncesto europeo. Fue el primero en introducir las innovaciones del baloncesto estadounidense (NBA) y pionero en el intercambio de conceptos con entrenadores americanos.[37]

Tras superar al Club Sportif Casablancais por un contundente 166-84 global en primera ronda de la edición de 1961-62, el Real Madrid se enfrentó al Pallacanestro Varese donde se produjo un curioso hecho a escasos segundos de la finalización del encuentro: una autocanasta. El marcador se encontraba con un empate a 80 y debido a los jugadores eliminados y lesionados del conjunto blanco, una prórroga se presentaba como un más que probable dramático resultado final para los intereses de la eliminatoria, por lo que Ferrándiz, tras solicitar un tiempo muerto, y con posesión, ordenó a sus jugadores que se autoencestasen para así perder el partido por 82-80, minimizando riesgos y evitando así una abultada derrota y poder remontar en el encuentro de vuelta en Madrid. Desde ese momento, la FIBA cambió la normativa acerca de las eliminatorias, permitiendo resultados de empate para evitar prórrogas y así decisiones controvertidas.[39]​ La vuelta en Madrid clasificó a los españoles quedando la anécdota como un hecho histórico en la competición.
El Basketbolny Klub Dinamo de Tiflis fue el rival en una final que por el mismo motivo político que en la primera edición del torneo se decidió en un único partido de manera exclusiva en la ciudad suiza de Ginebra. Las grandes actuaciones durante el torneo del flamante fichaje Wayne Hightower se coronaron con una actuación de 30 puntos, siendo el máximo anotador del encuentro, pero siendo insuficientes para la victoria madridista, perdiendo por 90-83.[40]

Tras alcanzar y perder su segunda final en la temporada 1962-63, y que requirió un tercer partido de desempate frente al Professional'nyy basketbol'nyy klub TSSKA Moskva,[42]​ El jugador se convirtió en el referente del equipo jutno a los hermanos Ramos, Lolo Sáinz y Emiliano Rodríguez. Fue el gran ídolo de los años 1960, y llegó a conquistar 24 títulos.

Clyfford Luyk, uno de los mejores jugadores del club.

Las victorias ante el Celtic Belfast Basketball Club (209-119), Aachener Turn-und Sportverein Alemannia (208-112), Centralny Wojskowy Klub Sportowy Legia (194-176) y Pallacanestro Olimpia Milano (178-160) le llevaron a enfrentarse al Závody Jana Švermy Zbrojovka Spartak Brno. Un 110-99 en la ida dejaron una desventaja a remontar en Madrid de 11 puntos que se presumía difícil, más aún cuando el marcador al descanso del segundo partido reflejaba un insuficiente 37-33 a favor. Sin embargo una gran segunda parte dio un 84-64 final que otorgó al club su primera Copa de Europa de baloncesto.[40]

A los ya grandes nombres propios del equipo se unieron Wayne Brabender o Juan Antonio Corbalán que, cuando parecía que el gran ciclo de victorias del club llegaba a su fin tras las bajas de Sáinz y Emiliano, llevarían al club a conquistar cuatro nuevas Copas de Europa en seis finales que le llevaron a disputar la Copa Intercontinental, mientras demostraba un dominio aplastante en España con diez Ligas y seis Copas consecutivas como mayores logros. El citado Lolo Sáinz, mientras, se hizo cargo de las categorías inferiores formando nuevos activos que llevaron al club a una nueva etapa dorada.

El prestigio que comenzaba a adquirir el equipo propició el nacimiento de un torneo internacional, aprovechando la apertura de su pabellón deportivo de la Ciudad Deportiva. Bajo el nombre de Copa Intercontinental dio comienzo en enero del año 1966 una competición que más tarde fue rebautizada como Torneo Internacional de Navidad.[44]

El torneo, organizado por la Comisión de Organizaciones Internacionales FIBA en sus primeras décadas,[44]​ Bajo la autorización y el apoyo de la FIBA se encargó el Real Madrid Club de Fútbol de su organización anual, reuniendo a equipos de la mayoría de continentes. El Pallacanestro Varese italiano, el Sport Club Corinthians Paulista brasileño y los Jamaco Saints Chicago se enfrentaron a los madrileños en la primera edición. El éxito propició una segunda edición en las navidades del mismo año bajo la denominación de Copa Latina, en un intento por recuperar la extinta competición europea y darle proyección, al igual que hiciese con la Copa Intercontinental.

Durante las cuatro décadas del torneo, equipos de la talla de los North Carolina Tar Heels —equipo universitario de Michael Jordan—, el Maccabi Tel Aviv Basketball Club, el Košarkaški Klub Split, el Treviso Basket, el Košarkaški klub Cibona, el P. B. K. TSSKA Moskva, el Club Joventut de Badalona o las selecciones nacionales de las extintas Unión Soviética o Yugoslavia fueron algunos de los prestigiosos participantes, en el que los madridistas levantaron el título en veinticinco oportunidades.

En la temporada 1973-74 consiguió una nueva Copa de Europa ante un Pallacanestro Varese que se convirtió en uno de sus grandes rivales y frente a los que disputaron otras tres finales entre 1969 y 1979, período en el que el conjunto italiano disputó todas las finales y que dominaba en todas las competiciones.[49]

Lolo Sáinz continúa los éxitos antes del cambio de testigo (1975-94)

Wayne Brabender, máximo anotador histórico del club.

Antes de la retirada de Ferrándiz y Saporta de la sección, éstos lograron sumar cinco títulos de doblete de Liga y Copa de manera consecutiva, firmar una racha de ochenta y ocho partidos seguidos sin perder en Liga, y tomar la decisión de elegir como sucesor del banquillo a Lolo Sáinz, uno de los integrantes de la exitosa época como gran conocedor de la filosofía del club.[50]​ La elección pronto se vio reflejada como un acierto, que sin llegar a igualar a su antecesor, cosechó un gran número de títulos nacionales y europeos en las dos décadas en las que dirigió al primer equipo.

Su sustituto en la cancha fue Juan Antonio Corbalán. Éste capitaneó al equipo en otra gran época junto a Wayne Brabender, Rafael Rullán, Carmelo Cabrera, Juanma Iturriaga o Fernando Romay, y sus sucesores Chechu Biriukov y Fernando Martín. Todos contribuyeron a que no se detuvieran los éxitos de la sección. El citado Martín fue considerado como uno de los mejores jugadores que dio el club y el baloncesto español, ya que entre otros méritos fue el primer jugador del territorio y el segundo europeo en participar en la National Basketball Association (NBA) con Portland Trail Blazers, algo que años atrás parecía utópico.

El relevo aumentó a diez el récord del número de Ligas consecutivas, siendo hasta la actualidad la mejor racha firmada por un equipo español, mientras que su hegemonía en la Copa se vio frenada por el F. C. Barcelona —quien comenzó a vivir su gran época en los años ochenta— dejando para la historia unas de las más igualadas contiendas del panorama baloncestístico, junto con los producidos frente al Pallacanestro Varese.[52]

El gran crecimiento que experimentaba el baloncesto se vio particularmente reflejado en España en la década de los años ochenta, donde se vivieron los años de mayor rivalidad.[54]​ mientras que se reestructura el sistema del campeonato nacional en arras del profesionalismo y bajo la Asociación de Clubs de Baloncesto, siendo renombrado como Liga ACB, trayendo grandes jugadores al país merced a los contratos.

Camiseta de Fernando Martín, primer jugador español NBA.

Tras vencer en 22 de las 27 ediciones de la Liga Nacional se impuso en las tres primeras ACB. Fueron los años de la consagración de Fernando Martín, Romay e Iturriaga y las mayores disputas con los barcelonistas,[56]​ al momento que la sección celebró sus Bodas de Oro.

En esta etapa conquistó también la Supercopa de España, título de reciente creación, por lo que se convirtió en el único club español en conseguir vencer todas las competiciones posibles a nivel nacional e internacional.

Tras la vuelta de Fernando Martín de Estados Unidos en lo que duró una única temporada, el club se reforzó con Dražen Petrović, uno de sus grandes rivales europeos con el Košarkaški klub Cibona que les privó de vencer una nueva Copa de Europa en 1985 y eliminarles en 1986 anotando 90 puntos en sus duelos directos. El Real Madrid se resarció en 1988 arrebatándole la Copa Korać, con la que Lolo Sáinz se convirtió en el primer entrenador que ganaba los tres títulos continentales (Copa de Europa, Recopa y Korac). La siguiente temporada, el croata llevó a los madrileños a un subcampeonato del Championship FIBA-NBA McDonald's que sustituyó a la Copa Intercontinental de manera oficiosa, y en el que el equipo blanco plantó cara a los Boston Celtics. Era la primera vez que el club se enfrentaba a un club NBA, en una época en que la competición americana buscaba nuevas vías de expansión. Meses después, conquistó una Copa del Rey y una Recopa de Europa en una de las finales más recordadas de la historia del baloncesto europeo. Petrović anotó 62 puntos y el equipo blanco se impuso por 117 a 113 al Sporting Club Juventus Caserta de Oscar Schmidt, autor de 44.

Fue el último título europeo de Lolo Sáinz tras quince años como entrenador blanco, quien pasó a ocupar la secretaría técnica al inicio de la campaña 1989-90. En su lugar colocó a un entrenador NBA, George Karl a la vez que Petrović hacía el camino inverso recayendo de nuevo el peso del equipo en Fernando Martín. Sin embargo el destino se cruzó en su camino el 3 de diciembre de 1989 cuando el pívot madrileño sufrió un accidente de tráfico mortal cuando se dirigía a un partido. Trágicamente y en circunstancias similares, el jugador croata fallecía el 7 de junio de 1993.

Dražen Petrović, uno de los mejores baloncestistas del club.

Tras la desgracia sufrida por Fernando Martín teniendo un tremendo impacto en la sociedad española y en particular en allegados y el club, quien retiró en su honor el dorsal 10, único que no ha podido vestir nadie más desde entonces, convirtiéndose en todo un referente del madridismo y del baloncesto español.[57]​ Pese a ello el club se vio muy afectado anímicamente y se cedió el testigo como club dominador en favor del F. C. Barcelona.

Lo que no privó a la sección de seguir conquistando trofeos, pero ya sin la autoridad de épocas anteriores. En la temporada siguiente, sobrellevando aún el trágico suceso se repitieron los acontecimientos una tercera vez. En la final de la Copa Korać el entonces entrenador Ignacio Pinedo, falleció de un infarto cuando apenas se llevaban 16 minutos de la final del partido de ida.[58]​ Aquella imagen impactó tanto en los jugadores que no pudieron sobreponerse en la prórroga del partido de vuelta de aquella final. Sin embargo, en la siguiente temporada pudieron dedicarle un triunfo con la conquista de una emotiva final de la Recopa de Europa en Nantes gracias a la canasta de Ricky Brown y con Clifford Luyk en los banquillos. El técnico fue quien popularizó la célebre expresión «la mirada del tigre», la que quería ver en sus jugadores, y se convirtió en símbolo del club y que dio nombre a una de sus peñas oficiales.

Los últimos éxitos europeos previos a una etapa de transición (1994-2010)

En torno a la figura del lituano Arvydas Sabonis comenzó a proyectarse un equipo que volviese a la cima europea, y que se vio reforzada con el fichaje del norteamericano Joe Arlauckas. El trabajo les trajo un doblete al final de la campaña 1992-93 y unas semifinales de la renombrada Copa de Europa-Euroliga. Una nueva pérdida, del vicepresidente Mariano Jaquotot, precedió a la conquista en 1995 de la Euroliga, la octava del club, a las órdenes del laureado Želimir Obradović.

El posterior NBA Arvydas Sabonis, clave en la conquista de la 8.ª Copa de Europa.

Vencida frente al Olympiakós Pireás por 73-61 rompían una sequía de quince años en la máxima competición europea de clubes, con el que fue su decimotercer título europeo y decimoséptimo internacional reafirmándose como el club más laureado en Europa.[60]

Pese a sus éxitos deportivos, la sección atravesaba graves problemas económicos acrecentados por una reestructuración económica a nivel global en la entidad, la que unida a la salida de algunos de sus referentes como Sabonis —rumbo a la NBA—, Pep Cargol, o las retiradas de Biriukov o Antonio Martín hizo que se interrumpiese el longevo proyecto y hubiese de empezar casi de cero con la sección. Sin embargo, la apuesta personal del entonces presidente Lorenzo Sanz y la llegada a los despachos de Pedro Ferrándiz propició la llegada del mejor alero español del momento, Alberto Herreros, y de la estrella europea Dejan Bodiroga, pareja que junto a un buen grupo de jugadores experimentados como Pablo Laso, Alberto Angulo o Juan Antonio Orenga, lograron vencer la Recopa de Europa ante el Scaligera Basket Verona proclamándose junto al Pallacanestro Cantú como el club más laureado también en esta competición, siendo el primer título conquistado tras fallecer en febrero de ese mismo año Raimundo Saporta, el gran histórico dirigente de la sección y presidente de honor del club en aquellos momentos, que dieron paso a una época de sequía.

En 1998, debido a las grandes pérdidas financieras que generaba, sumado a la falta de títulos, se especuló con la posibilidad de suprimir la sección, algo que finalmente no ocurrió,[62]

La liga de Herreros y la Copa ULEB (2001-2010)

Felipe Reyes, actual capitán y uno de los ídolos de la afición blanca.

El siglo XXI llegaría marcado para la sección con Florentino Pérez en la presidencia (en lo que sería su primer mandato), la llegada de Jorge Valdano a la Dirección Deportiva (de fútbol y de baloncesto), el fichaje de Raúl López y la venta de los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid Club de Fútbol (1963), incluyendo la demolición del histórico Pabellón Raimundo Saporta en 2004, la creación de una nueva Ciudad Real Madrid (inaugurada en 2005) y el proyecto de construir un futuro pabellón a la altura de los mejores, pasando a jugar sus encuentros de manera temporal en el Palacio de Vistalegre hasta 2010, para posteriormente jugar un año en la Caja Mágica (2010-11).

Además, en el primer partido de la nueva Copa de Europa -la Euroliga- (la máxima competición europea de clubes),[65]​ Desaparecieron la Recopa de Europa (denominada Copa Saporta en honor al histórico dirigente) y la Copa Korac, naciendo una nueva competición, la Copa ULEB.

A comienzos del siglo XXI, la FIBA, a diferencia de la FIFA, no oficializó con un trofeo, como se hiciera en fútbol, al mejor club del Siglo XX, siendo el Real Madrid, sin discusión, el más laureado y con mejor trayectoria de todo el siglo XX en baloncesto (y que se convirtió en parte fundamental del considerado por la FIFA Mejor Club del Siglo XX[68]

Además, en la temporada 2000/01, en la que quedó subcampeón de Liga y de Copa (cayendo ante el Barcelona en sendas competiciones), Florentino Pérez nombra a Emiliano Rodríguez presidente de honor de la sección de baloncesto (en 2009 también de la Asociación de Veteranos), uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto europeo. Todo un honor que recayó en una de las personas que más ha hecho en las canchas por difundir el nombre del Real Madrid.

En la temporada 2002/03, con Javier Imbroda de técnico, la sección no logró los éxitos que sí lograría el equipo de fútbol en el año del centenario de la entidad, quedando además fuera de los play-off de Liga por primera vez en la historia. Y en la temporada siguiente con el argentino Julio Lamas en el banquillo se lograría alcanzar la final de la Copa Uleb (Eurocup) cayendo frente al Hapoel Jerusalem B.C. (72-83),[69]​ tras una sensacional campaña, contando en la pista con Bennet con 22 puntos y Kamabala con 19, en una plantilla que también destacaban Lucas Victoriano o Alfonso Reyes, entre otros.

Esta sequía finalizaría con la llegada de Božidar Maljković en el banquillo (2004/05, 2005/06), considerado unos de los mejores entrenadores de Europa, y gracias a los fichajes que han pasado a la historia de la sección como Felipe Reyes, Louis Bullock o Axel Hervelle entre otros, así como el francés Mickaël Gelabale, llegan nuevos aires para la sección. Con la reedición de la Supercopa de España en 2004 se consigue llegar a la final frente al FC Barcelona perdiendo por tan sólo un punto de diferencia (74-75). También se llegaría a la gran final de la Copa del Rey (2004-05). En 2005 tendría lugar una de las finales de Liga más impactantes que se recuerdan en el quinto partido de la serie celebrado en Vitoria. Perdiendo de 8 puntos a 42 segundos de la conclusión, el Real Madrid encadenó una serie de ataques rápidos que culminaron con el ya mítico triple desde la esquina de Alberto Herreros, haciendo subir el definitivo 69-70 al marcador, cerrando su carrera como el máximo anotador histórico de la ACB, incorporándose a la subdirección deportiva de la sección, siendo ocupada la dirección por Lolo Sáinz hasta que tras jubilarse le sustituyó en el cargo Antonio Martín Espina.[70]

Louis Bullock, uno de los mejores anotadores que ha tenido el club.

Con la llegada a la presidencia de Ramón Calderón, se contrata a Joan Plaza (2006/07, 2007/08, 2008/09) como una apuesta personal tras no lograr la contratación de otro técnico de más renombre.[71]​ Pero pronto se demostraría su valía, logrando en su primera temporada (2006-07) la Copa Uleb (Eurocup) y el 30.ª título de Liga, además de alcanzar la final de Copa, en la que ya destacaba la incorporación de un joven base, Sergio Llull, que en 2009 se asociaría con Sergio Rodríguez traído de la NBA, para formar una de las parejas de bases más espectaculares. Aquella final de la Copa Uleb (Eurocup) conquistada frente al Lietuvos Rytas (75-87) en Spiroudome (Charleroi), fue gracias a la temporada de los Raúl López, Kerem Tunçeri, Louis Bullock, Charles Smith, Marko Tomas, Álex Mumbrú, Marko Milic, Venson Hamilton, Blagota Sekulic, Axel Hervelle, Felipe Reyes, Eduardo Hernández Sonseca, Ratko Varda, Nedzad Sinanovic, Richard N'Guema, Pablo Aguilar y Jan Fernando Martín (el hijo del mítico Fernando Martín), con Joan Plaza a la cabeza. Con este título se consiguió el 15º título europeo en total, siendo el 19º título internacional del club más laureado de la FIBA (22º en total contabilizando el Torneo Internacional ACEB).

La temporada 2007/08 estuvo marcada por el fichaje del pívot griego Lazaros Papadopoulos, toda una estrella del baloncesto europeo que debido a su falta de adaptación no dio los frutos esperados, permaneciendo sólo una temporada en la casa blanca. El 11 de octubre de 2007 se venció a los Toronto Raptors por 104-103 en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid correspondiente al NBA Europe Live Tour, siendo el cuarto equipo en conseguir derrotar a un NBA. En 2008 emotivo homenaje en un Real Madrid-Barcelona con motivo del fallecimiento del que fuera jugador del Real Madrid: Sergio Luyk (el hijo del mítico Clifford Luyk), con ovación y entrega de placa a sus familiares.

Con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia en 2009 (en lo que sería su segundo mandato), llega en verano de aquel año Ettore Messina (que había sido cuatro veces campeón de Europa), quien abandona el club mediada su segunda temporada, tras no conseguir los éxitos esperados, quedando subcampeón de Supercopa y de Copa del Rey en dos ocasiones (así como del propio Antonio Martín como director de la sección), donde es sustituido por su asistente, Emanuele Molin, con quien se consigue alcanzar la Final Four de la Euroliga quince años después.[74]​ En 2009 llegaría Jorge Garbajosa, permaneciendo dos temporadas en el club, y en 2010 llegaría el croata Ante Tomić.

Pero esa apuesta de Florentino Pérez por el baloncesto, con la contratación de un entrenador de renombre, a pesar de no dar los frutos esperados, culminaron gracias a la llegada de una pieza clave para la sección, en la dirección técnica en los despachos, con Juan Carlos Sánchez en 2010. Contando en el organigrama técnico con ex jugadores que apostaban por la sección, siendo Alberto Herreros subdirector (desde 2005), la incorporación de Alberto Angulo como director de la cantera en 2009, la llegada de Clifford Luyk en 2009 como asesor técnico y la figura de Emiliano Rodríguez como presidente de honor, comenzaba un nuevo proyecto y un nuevo rumbo para la histórica sección de baloncesto, que en marzo de 2006 celebró su 75.ª aniversario. Y cuyo proyecto tomará forma con la llegada de otro ex jugador al banquillo blanco, en verano de 2011, Pablo Laso.

La década finaliza con 1 Copa ULEB (Eurocup), 2 ligas, 7 Torneos CAM y 2 Torneos de Navidad como competiciones más destacadas. El Torneo Internacional de Navidad finalizaría en 2004, con un epílogo en verano de 2006, poniendo punto y final a uno de los torneos internacionales más importantes que durante décadas reunía a los mejores equipos en esta cita navideña, que en sus primeras décadas e inicios fue organizado por la FIBA.

Vuelta a lo más alto con Pablo Laso (2011-Act.)

Rudy Fernández recaló en el club tras un « lockout NBA».

La tónica del equipo hizo que desde el club se realizase un esfuerzo económico por la sección, y se contrató al ex-jugador del club Pablo Laso como entrenador. Su estilo ofensivo se reforzó con fichajes contrastados o de proyección como Chacho Rodríguez, Jaycee Carroll o la llegada del NBA Rudy Fernández como gran baluarte,[n 3]​ o el canterano revelación Nikola Mirotić asentaron las bases para volver a lo más alto del panorama europeo. Incluso Serge Ibaka, internacional español jugó en el equipo durante los meses que duró el cierre patronal de la NBA.

Tras la vuelta al Palacio de Deportes se conquistó la Copa del Rey, tras 19 años de sequía, además de conquistar su trigésimo primer título de Liga con un registro de 38 victorias en 44 partidos. En Europa, consiguió tras 18 años llegar a la final four de la Euroliga perdiendo sin embargo el título frente al Olympiakós Pireás por 100-88. Las temporadas siguientes el club siguió aumentando su palmarés nacional, consagrándose jugadores como Llull o Mirotić, y llegó a una nueva final de la Euroliga,[76]

Durante esta etapa firmó el mejor inicio de una temporada en la historia de la sección con 31 victorias seguidas —16 en Liga, 13 en Euroliga y 2 en Supercopa—, además de batir el récord de victorias en una Liga ACB y en el cómputo global superando el registro de 23 triunfos de la campaña 1960-61 bajo las órdenes de Ferrándiz. Por dicha primera gesta se le entregó un trofeo conmemorativo dejando la nueva marca en 28 victorias consecutivas en el campeonato nacional.[77]

Los refuerzos de K. C. Rivers, Jonas Mačiulis, Andrés Nocioni y Gustavo Ayón ante la baja de Nikola Mirotić, quien puso rumbo a la NBA, firmaron un récord en la Euroliga de 21 victorias seguidas en casa que duró 20 meses,[80]​ El equipo llegó por tercer año consecutivo a la final four con sede en Madrid, donde tras derrotar al Fenerbahçe Erkek Basketbol Takımı se enfrentó nuevamente al Olympiakós Pireás, con un Andrés Nocioni como MVP de la final, se proclamaron campeones de Europa por novena vez, siendo su vigesimotercer título internacional, competición que también conquistó el equipo juvenil en la Euroliga Junior.

Sergio Llull, se convirtió en el referente del «Madrid de Laso».

El título se sumó a los del panorama nacional y al de la Copa Intercontinental para cerrar un póquer de títulos, nunca logrado en el baloncesto español y europeo —superando los campeonatos del Pallacanestro Varese en 1970 y 1973 y del Pallacanestro Olimpia Milano en 1987— con un balance total de partidos de 64-14.[82]

Chacho Rodríguez dejó el club tras seis años y doce títulos.

Para la campaña 2015-16 el jugador esloveno ingresó plenamente en el primer equipo junto a Willy Hernangómez con el objetivo de retener el título europeo, para lo que el club continuó con la progresión de la sección inaugurando sus propias instalaciones deportivas, dentro de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, siendo liderados por el jugador franquicia Sergio Llull, quien renunció a ser el rookie (en español, novato) mejor pagado de la historia de la NBA tras rechazar una oferta de Houston Rockets. Ante el revuelo por su decisión de rechazar a la liga estadounidense, considerada como la mejor a nivel mundial, el jugador manifestó:[85]

"Ha sido una decisión difícil porque la NBA es muy tentadora, pero es un orgullo y un privilegio defender esta camiseta y seguir haciendo historia en este equipo. Quiero agradecer a Houston el interés que ha mostrado, pero he valorado lo personal, lo económico y lo baloncestístico y creo que he tomado la decisión correcta para mí y para mi familia. Es un día muy feliz por renovar con el club que amo. Hay muchos niños que sueñan con jugar en la NBA, el mío era jugar en el Real Madrid y quiero seguir cumpliendo ese sueño. Cuando uno firma un contrato de renovación así [de seis años] es para quedarse. Soy feliz aquí y quiero ganar muchos títulos."

Sergio Llull sobre su trayectoria.

Los medios comenzaron a especular tras los elogios al jugador desde la NBA,[87]

Durante la nueva temporada Llull se convirtió en el máximo asistente histórico del club con 1 160 asistencias,[89]​ Mismos pasos siguieron Willy Hernangómez y Maurice Ndour rumbo a New York Knicks, y fueron reemplazados por Álex Suárez, Othello Hunter y Anthony Randolph.

En una renovada Euroliga,[93]

A nivel institucional se produjo el nombramiento como socio de honor de la entidad, la más ata distinción entregada por el club a un aficionado, a Pedro Ferrándiz por su labor para con el club durante su trayectoria.[94]

En su nuevo formato, se convierte en campeón de Liga Regular de la Euroliga, y llega a su 8ª Final Four, desde que existe este formato de la máxima competición europea (siendo la 4ª Final Four en los últimos cinco años). Además, se proclama, nuevamente campeón de Liga Regular ACB (título honorífico), llegado a la gran final de Liga ACB por sexto año consecutivo.

Other Languages