Real Federación de Fútbol de Madrid

Real Federación de Fútbol de Madrid
Datos generales
Nombre oficialReal Federación de Fútbol de Madrid
Antiguas denominaciones:
* Federación Madrileña de Fútbol , Federación de Fútbol de Madrid
AcrónimoRFFM
DeporteFútbol
Fundación13 de octubre de 1913 (105 años)
como Federación Regional Centro[n 1]
SedeMadrid
AfiliaciónReal Federación Española de Fútbol (RFEF)
PresidenteBandera de España Francisco Díez Ibáñez
EntrenadorBandera de España Marcos Jiménez[n 2]
Instalaciones
EstadioInstalaciones Ernesto Cotorruelo
Instalaciones García de la Mata
UbicaciónVía Lusitana, s/n
Madrid, España
Otras instalacionesCentro Deportivo Municipal Valdebernardo
Cronología
Federación Castellana de Fútbol
(1932-87)
RFFM
Sitio web oficial

La Real Federación de Fútbol de Madrid (RFFM), es la institución encargada de todas las modalidades y divisiones de fútbol de la Comunidad de Madrid así como de su selección autonómica desde su fundación el 26 de julio de 1988.[1]​ Su sede se encuentra en Madrid.

Existente bajo el nombre de Federación Madrileña de Fútbol —que cambió por el actual el 1 de diciembre de 1988— desde 1987,[5]

Bajo tal denominación surgió en 1915 el primer combinado de la Federación, bajo el nombre de Selección de fútbol del Centro —mejor conocida como selección castellana de fútbol— para participar en la recientemente fundada Copa Príncipe de Asturias.[6]​ Desde entonces se ha mantenido hasta la actualidad, siendo la predecesora directa de la actual Selección de la Comunidad de Madrid.

Finalmente, el 7 de junio de 2013, con motivo del centenario de la Federación Madrileña de Fútbol —bajo sus antecedentes de Federación Centro y Federación Castellana—,[9]

Historia

Impás político por la Guerra Civil Española

SITUACIÓN DEL FÚTBOL TRAS LA GUERRA CIVIL


"Por ser una temporada de ensayo la que finalizó el 30 de junio, la Federación Castellana ha prescindido de sus derechos reglamentarios. Así, todos los Clubes de presupuestos reducidos han podido participar en las competiciones sin abonar ni una sola peseta a la Federación, salvo las exiguas correspondientes a las licencias de susjugadores.

Delegaciones Comarcales.- "Extendiéndose la jurisdicción de la Castellana a provincias donde ha brotado con extraordinaria pujanza el germen futbolístico, si bien se venía desarrollando este deporte en forma anárquica por falta de organismos revestidos de fuerza oficial para imponer sus decisiones coordinadoras, encauzadoras. Era menester para ello una intervención ministerial que robusteciera la autoridad de las Federaciones deportivas. Así lo captó enseguida el C.O.E.-C.N.D. y, a su propuesta, el Ministerio de la Gobernación promulgó órdenes circulares, a cuya virtud no es posible practicar deporte alguno sin el ascenso previo de las respectivas Federaciones. [...] Con el fin de atender eficazmente a la reorganización de estos cuantiosos y nuevos elementos y velar por su disciplina, organización de competiciones y cuanto constituye la maquinaria federativa, el Consejo Regional ha designado unas Delegaciones comarcales en Valladolid y Ciudad Real, integradas por hombres de reconocida solvencia moral y deportiva. Habrán de formarse más, porque es necesario que Ávila, Segovia, Toledo, Guadalajara y todas las provincias filiales, funcionen organismos delegados de la Castellana para poder cumplir la misión que la Superioridad impuso a la Regional. Como es obligado, hasta que el fútbol organizado esté en condiciones de atender a sus propias necesidades con los ingresos obtenidos en cada delegación, la Caja dela Federación Regional Castellana ha de atender a los gastos iniciales y de entretenimiento de las diferentes comarcales".

—Consejo Directivo de la Federación Castellana. Madrid 1940.

La Guerra Civil afectó seriamente al fútbol nacional y federativo, viendo como se paralizaba cualquier actividad. La reconstrucción no fue sencilla y, como en todos los órdenes sociales y culturales, la Guerra marcó su devenir. Tales acontecimientos quedaron reflejados en una memoria de la Federación Castellana como reflejo a la situación de la época que fue publicada en Madrid en el mes de julio de 1940 y firmada por los miembros del Consejo Directivo.[10]

Así pues, mucha de la solera vivida por diferentes clubes castellanos se vio drásticamente interrumpida, viéndose muy mermados y sin apenas integrantes debido al ostracismo, teniendo que afrontar una reconstrucción a todos los niveles dentro de las sociedades. Dicho renacer se vio también mermado por la repercusión que alcanzó a todos los niveles —incluyendo las Federaciones de las que dependían los clubes—. Pese a ello, grandes figuras emergieron para el resurgir futbolístico castellano. Desde figuras de los Comité de Competición de las diferentes categorías, hasta las presidencias y juntas directivas de los clubes implicados. Así, la habitual condecoración de la Medalla al Mérito del Fútbol otorgada por la Federación —hasta la fecha concedida a una única personalidad— recayó en varias personas por su actuación en sus respectivos cargos en favor de la reconstrucción del fútbol en la región Centro.[11]

A nivel nacional, quien había sufrido las mismas consecuencias, las perspectivas no son mucho mejores y muchos equipos se ven abocados a la desaparición o interrupción de sus actividades. Destacan los casos del Real Oviedo,[12]

Para el siguiente año, la Federación contaba con ciento veinte clubes, ochenta y seis de ellos de Madrid, diecinueve de Valladolid, dos de Toledo, diez de Ciudad Real, uno de Salamanca y otro de Segovia,[14]

Con fecha 20 de enero de 2014, la Federación anuncia la concesión por parte de la Casa del Rey del título honorífico de "Real" modificando su denominación a la actual.

Other Languages