Real Federación Española de Fútbol

Real Federación Española de Fútbol
Ciudad del Fútbol.jpg
Datos generales
Nombre oficial Real Federación Española de Fútbol (RFEF)
Deporte Fútbol
Fundación 29 de septiembre de 1913 (103 años)[1]
Sede C/ Ramón y Cajal, s/n, 28232
Las Rozas, Madrid, España
Afiliación
Presidente Bandera de España Ángel María Villar
Entrenador
Instalaciones
Estadio Ciudad del Fútbol de Las Rozas
Inauguración 12 de mayo de 2003
[ editar datos en Wikidata]

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), es el organismo rector del fútbol en España. Fue fundada en 1913, aunque tiene su antecedente directo en la «Federación Española de Clubs de Football», constituida en 1909.[3] Tiene su sede en Las Rozas, Madrid, donde se encuentra la Ciudad del Fútbol, inaugurada el 12 de mayo de 2003.

La «RFEF» está afiliada a FIFA y UEFA, máximos organismos del fútbol a nivel mundial y europeo respectivamente, y al Comité Olímpico Español (COE), en calidad de federación con deporte olímpico. A 30 de junio de 2007, tenía 18.286 clubes inscritos y 697.195 futbolistas federados, lo que la convierte en la federación deportiva con más licencias de España.

Historia

Inicios

El antecedente de la actual Real Federación Española de Fútbol fue la Federación Española de Clubs de Football, entidad que se constituyó en Madrid el 14 de octubre de 1909. Los primeros clubes en adherirse a la nueva entidad fueron el FC Barcelona, Vigo FC, Tarragona FC, Pamplona, Sociedad Gimnástica Española, Irún SC, Real Fortuna de Vigo y el Club Español de Madrid. Otros, sin embargo, dieron la espalda al nuevo organismo, entre ellos, algunos clubes de peso como el Athletic Club, el Madrid FC (actual Real Madrid) y el que era vigente campeón de España, el Club Ciclista de San Sebastián (la actual Real Sociedad). Los disidentes llegaron a fundar su propia asociación, la Unión Española de Clubs de Foot-ball y encargaron al vigente campeón, el Club Ciclista la organización del Campeonato de España de 1910, de forma paralela a la Copa oficial que organizaba la Federación Española de Clubs de Football.

Finalmente, en octubre de 1910, ambas facciones firmaron la paz: los clubes disidentes reconocieron a la Federación Española de Clubs de Football, que a su vez daba oficialidad al Campeonato de España organizado por la Unión de Club. Así pues, en 1910 hubo dos campeones de la Copa del Rey: el FC Barcelona -ganador de la organizada por la Federación- y el Athletic Club -vencedor de la organizada por la Unión de Clubs-.

Sin embargo, la calma no llegó a la Federación. El primer Campeonato de España jugado tras la reunificación, la Copa del Rey de 1911, estuvo marcado por las trifulcas entre los participantes, muchos de los cuales se retiraron de la competición. Los incidentes forzaron la dimisión del presidente de la Federación, José Ortega, siendo elegido sucesor Juan Padrós Rubio. Este, sin embargo, rechazó el cargo, y el vicepresidente, Ramón Paz, asumió la presidencia durante cinco meses, hasta ser relevado por Ricardo Ruiz Ferry. Sin embargo, Ruiz Ferry dimitió apenas tres días después, y nuevamente ocupó su lugar.

Las discusiones para decidir la sede donde debía disputarse el Campeonato de España de 1913 acabaron provocando otro cisma en la Federación. En la asamblea celebrada en mayo de 1912, el FC Barcelona anunció su marcha de la Federación; le secundaron otros clubes catalanes como el Sabadell, Català, Internacional, Badalona o FC España de Barcelona, así como tres equipos guipuzcoanos: SC Irún, Real Sociedad y Vasconia. Los clubes disidentes fundaron la Real Unión Española de Clubs de Foot-ball, a la que posteriormente se añadieron otros como el Pamplona SC o Deportivo de La Coruña. Como ya había pasado dos años antes, organizaron su propio Campeonato de España en 1913, de forma paralela al que la Federación organizó ese año.

Poco después de celebrarse los respectivos campeonatos de España, la FIFA, en su asamblea del 31 de mayo de 1913, rechazaba el ingreso del fútbol español, al no aceptar la coexistencia de dos federaciones. A la vez, como medida de presión, se proponía prohibir los partidos internacionales, entre equipos españoles y los clubes adscritos al organismo internacional. A instancias también del monarca, Alfonso XIII -que era presidente de honor de la Federación desde su fundación- ambas federaciones acordaron su unión definitiva, en una histórica reunión celebrada el 30 de julio de 1913 en San Sebastián. Se aprobó, también, la constitución de cuatro federaciones regionales (este, oeste, norte y centro), cuyos delegados asistieron, el 2 de septiembre de 1913 y en la sede del Real Aero Club de España, en Madrid, a la asamblea constitutiva de la Real Federación Española de Fútbol; cuyo título real fue otorgado, expresamente, por el propio Alfonso XIII. La RFEF queda constituida oficialmente el 29 de septiembre de 1913, siendo Francisco García Molina por su parte, elegido como primer presidente de la nueva Federación. Ese mismo día fue aceptada como miembro provisional de la FIFA, oficializándose el ingreso de pleno derecho en el organismo internacional, en la asamblea celebrada en Oslo el 27 de julio de 1914.[4]

Otro de los temas debatidos en la asamblea constitutiva de la RFEF fueron las nuevas bases del Campeonato de España, para poner fin a las disputas que habían marcado las últimas ediciones del torneo. Se acordó, entre otras medidas, institucionalizar los campeonatos organizados por las distintas federaciones regionales como una fase previa la Copa del Rey. Se dividió país en diez regiones, aunque inicialmente sólo en cuatro (Galicia, Norte, Cataluña y Centro) ya existían federaciones con campeonatos regionales en marcha.

En 1915 se puso en marcha la Copa del Príncipe de Asturias de Fútbol, un campeonato de España de selecciones regionales. El torneo, impulsado dos años antes por Juan Padrós, cuando era presidente de la Federación, estaba apadrinado por el Rey Alfonso XIII, quien cedió un trofeo que debía entregar su hijo. La Selección Norte fue la primera ganadora del torneo.

Dado que España todavía no reconocía oficialmente el profesionalismo en el fútbol, la Asamblea General de la RFEF del 21 de mayo de 1920 aprobó la creación de una la selección española para participar en los Juegos Olímpicos de ese verano en Amberes. Fue designado un comité de seleccionadores formado Francisco Bru (en representación de la región de Cataluña), José Berraondo (de la región Norte) y Juan Ruete (de la región Centro), aunque finalmente los dos últimos renunciaron por motivos personales.

El primer partido del combinado español se disputó el 28 de agosto de 1920 en Bruselas y terminó con victoria por 1-0 ante Dinamarca. En su debut internacional, España regresó de tierras belgas con la medalla de plata.

La era Villar

A principios de 2008 la RFEF se vio envuelta en un conflicto con el Gobierno español. Este, través del Consejo Superior de Deportes, instó a la RFEF a cumplir una Orden Ministerial del 6 de diciembre de 2007, que obligaba a convocar elecciones antes del verano de 2008 a todas aquellas federaciones que no hubiesen logrado la clasificación para los Juegos Olímpicos de Pekín.[6]

Por su parte, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, advirtió que la injerencia política en la Federación supondría la expulsión de los clubes españoles y de la selección española (clasificada para disputar la Eurocopa) de la competiciones europeas.[7]

En enero de 2009 la Federación Española y la Federación Portuguesa de Fútbol firmaron un acuerdo para formalizar una candidatura conjunta para albergar la fase final de la Copa Mundial de 2018.[8]

Other Languages