Real Compañía Asturiana de Minas

Castillete del pozo de la mina y edificios anexos en Arnao, Asturias.
Edificio de la Real Compañía Asturiana de Minas en Madrid. En la actualidad (enero 2016), ya no es la sede de la Consejería de las Artes de la Comunidad de Madrid.

La Real Compañía Asturiana de Minas fue una importante empresa minera y metalúrgica, de capital mayoritariamente belga, con instalaciones en España, Francia, Bélgica y Noruega en Europa, y en el norte de África.

Historia

La empresa precursora fue la Real Compañía Asturiana de Minas de Carbón, que explotaba las minas de Arnao y Santa María del Mar, cerca de Avilés, en Asturias ( España). Los carbones del yacimiento de Arnao no eran apropiados para la siderurgia, por lo que en mayo de 1851 el ingeniero Jules Hauzeur, sobrino del socio belga de la Real Compañía, Adolphe Lesoinne, presenta un informe a la empresa proponiendo la instalación en Arnao de una fundición de zinc, y así aprovechar el carbón de las minas.

La propuesta no convence a los socios españoles de la Real Compañía, Joaquín María Ferrer y Felipe Riera Rosés, marqués de Casa Riera, de manera que Jules Hauzeur se ve obligado a buscar financiación externa, consiguiendo la participación de Jonathan-Raphaël Bischoffsheim, banquero y director del Banco Nacional de Bélgica.

Así, el 16 de mayo de 1853 se constituye en Bruselas, ante el notario Florencio Félix Víctor Bourdin, la sociedad anónima Société pour la production du Zinc en Espagne, con la presencia de Felipe Riera, Adolphe Lesoinne, Jules J. Maximilien Van der Heyden á Hauzeur y Jonathan-Raphaël Bischoffsheim. Además de estas personas, son también socios de la nueva empresa Joaquín María Ferrer (representado por Felipe Riera), los herederos de Nicolás-Maximilien Lesoinne (representados por Adolphe) y los hermanos Zabala, dueños de ferrerías en Tolosa (Guipúzcoa) (representados por Jules Hauzeur).

El capital social se establece en 2.500.000 francos, repartidos en 2.500 acciones de 1.000 francos cada una. De las 2.500 acciones, 1.250 acciones se corresponden a aportaciones en metálico de Jonathan-Raphaël Bischoffsheim, de las que desembolsa 1.000, reservándose las 250 restantes para el futuro. El resto de las acciones se corresponden con aportaciones en especie: las minas de Arnao y Santa María del Mar, por parte de la Real Compañía Asturiana de Minas de Carbón, las minas de blenda de Oyarzun (Guipúzcoa) propiedad de Jules y Nicolás Hauzeur y Adolphe Lesoinne; y las minas de calamina de Motrico y de galena de Irún, propiedad de los herederos de Nicolás-Maximilien Lesoinne y de los hermanos Zabala.

El objeto social de la sociedad era la extracción de carbón de piedra de la concesión carbonífera de Asturias, la extracción de minerales de zinc y plomo en las concesiones de Guipúzcoa, y la transformación de estos minerales, por un plazo de 90 años.

Other Languages