Real Cartagena

Real Cartagena
Rc.png
Datos generales
Nombre completo Real Cartagena Fútbol Club S. A.
Apodo(s) Los Auriverdes
Los Heroicos
Real Kartacho
Fundación 21 de marzo de 1971 (45 años)
Propietario(s) Bandera de Colombia Familia Rendón
Presidente Bandera de Colombia Rodrigo Rendón Jr
Entrenador Bandera de Colombia José Manuel Rodríguez
Instalaciones
Estadio Olímpico Jaime Morón León
Ubicación Cartagena, Colombia
Capacidad 20.000 espectadores [1]
Inauguración 1960
Uniforme
Kit left arm RealCartagena16h.png
Kit body RealCartagena16h.png
Kit right arm RealCartagena16h.png
Kit shorts RealCartagena16h.png
Titular
Kit left arm RealCartagena16a.png
Kit body RealCartagena16a.png
Kit right arm RealCartagena16a.png
Kit shorts RealCartagena16a.png
Alternativo
Última temporada
Liga Bandera de Colombia Categoría Primera B
( 2017) Por disputar
Copa Bandera de Colombia Copa Colombia
( 2017) Por disputar
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Real Cartagena es un club de fútbol colombiano de la ciudad de Cartagena de Indias. Fue fundado el 21 de marzo de 1971 y juega actualmente en la Categoría Primera B colombiana.

Real Cartagena tiene el récord de ganar en tres ocasiones el ascenso a la máxima división del fútbol profesional colombiano desde la Primera B y el registro de más descensos en 1992, 2002, 2007 y 2012. Su mayor logro en Primera División es el subtítulo del Finalización 2005. Su mayor rival es junior de Barranquilla y ese partido se considera el clásico de la costa

Historia

Antecedentes

La historia del fútbol en Bolívar se remonta al año 1940 con la fundación y reconocimiento de la liga por los organismos deportivos. La Liga de Fútbol de Bolívar se fundó el 20 de julio de 1940 por iniciativa de los periodistas Mario Andrés González (Luis de Lucas) e Ignacio Amador de la Peña (Igapé), el más importante y reconocido dirigente colombiano en las organizaciones mundiales de boxeo.

En 1962, un grupo de muchachos que solían jugar ajedrez en el Callejón de los Chivos, inició la práctica de este deporte después de espiar desde una tapia de una residencia del sector El Toril, sobre la avenida Pedro de Heredia a un joven que jugaba solo con su balón. Lo que comenzó como una curiosidad esa mañana de marzo se convirtió en un disfrute para los jóvenes. Alejandro Martínez, el muchacho del balón, les enseñó a patear y los motivó a practicar el "novedoso" deporte. Días después, Jairo Acosta Cadena, Antonio Soto, Nicolás Castilla, Alcibíades, William Domínguez entre otros inscribieron el equipo Real Cartagena en la tercera categoría de la Liga de Fútbol de Bolívar a través de la Corporación Deportiva de Cartagena (CORPODECA) siendo el primer Gerente del equipo el señor Jairo Acosta Cadena. El nombre surgió por el distinguido abolengo de la ciudad, según la explicación de Soto al cronista deportivo y árbitro de fútbol José Ignacio Betancourt, primer periodista de la ciudad especializado en el tema, cuyas crónicas hacen parte de la historia del balompié bolivarense.


Carta Corpodeca
Imagen Estadio de Fútbol

Inicios

Al iniciar el año 1971 el Atlético Bucaramanga afrontaba gravísimos problemas económicos, que llegó a desistir a participar del Campeonato de Primera División de esa temporada. Aprovechando la situación, la Alcaldía de Cartagena decidió crear un club de fútbol bajo la razón social de "Real Cartagena" y con el aval de la Dimayor, solicito y logro el alquiler de la ficha de afiliado a la Dimayor el cual era el Bucaramanga por una temporada, el 10 de enero llega a Cartagena y el 21 de marzo es fundado el equipo Heroico.[2]

La Dimayor vio con buenos ojos la medida. De alguna manera estaba protegiendo a uno de sus socios, permitiéndole alquilar su ficha de afiliado a otro club por una temporada, recibiendo una retribución económica y evitándole la desaparición por una posible quiebra. El uniforme del recién creado Real Cartagena fue amarillo con vivos verdes y rojos, pantaloneta verde y el nombre y escudo de la ciudad en el pecho.

La mayor parte de la nómina del Atlético Bucaramanga que paso a estar en receso durante ese año mientras se recuperaba de su crisis económica, paso a formar parte de la nómina del Real Cartagena. Viajaron de Bucaramanga a vincularse a su nuevo equipo: Gilberto “Burro” Centeno, Antonio Duque, Misael “Papo” Flórez, Germán “Remache” Garcés, Jorge Lastra, Julián Martínez, Ignacio “Centavito” Pacheco, Adolfo Riquelme, Orlando Soto y José Omar Verdún, como entrenador. Completaron la nómina los nacionales Herman “Cuca” Aceros, Edison Angulo, Edison Carabalí, Raúl “Ratón“ Macías, Gustavo “Chancha” Ramírez, Julio César Ramírez, Mauro Vásquez, los uruguayos Julio Brucessi y Carlos Tejera y el veterano paraguayo Pedro “Pollo” Díaz.[2]

El primer partido de la historia del Real Cartagena fue un empate 1-1 ante el Junior de Barranquilla el 31 de enero en el Estadio Pedro de Heredia, que recibía por primera vez al equipo que tomaría el escenario como su sede.

Debutó oficialmente en el campeonato y también ante su público el 7 de febrero, con triunfo sobre Once Caldas 1-0, con gol de Mauro Márquez, quien de paso quedó registrado como el autor del primer gol en la historia del equipo. Pasaron luego 10 fechas sin triunfos, con tres empates y siete derrotas. Cayó al fondo de la tabla, con solo cinco puntos. Ganó su segundo partido a Junior 1-0, con gol de Misael “Papo” Flórez. En las seis fechas siguientes empató cinco partidos y perdió uno. Ganó después en dos oportunidades a Unión Magdalena 3-1 y América de Cali 2-1, para terminar en el puesto once, superando a Junior, Oro Negro y Magdalena.[2]

Omar Verdún continuó al frente del equipo en el Finalización. Llegaron el uruguayo Juan Martínez Silveira, el argentino Santiago Scaminacci y los colombianos Juan Quintero, Luis Carlos Paz, Guillermo Chamorro y Edelberto Aguilar. Ganó siete partidos en el transcurso del torneo: Pereira 2-0; Oro Negro 2-0 y 2-3; Cúcuta 3-0; Santa Fe 1-0; América 4-0, en una estupenda tarde de Mauro Vásquez, autor de tres tantos y Tolima 2-1; empató siete y perdió 12, para ubicarse en el puesto 11, por encima de Junior, Oro Negro y Tolima. Culminando así la primera temporada del Real Cartagena en Primera División.[2]

En 1972, el Atlético Bucaramanga ya había logrado poner en normalidad su situación económica, por lo que regresó al Campeonato de Primera División en reemplazo del Real Cartagena.

Pero mientras se terminaba la remodelación del Estadio Alfonso López de Bucaramanga y en señal de agradecimiento con la ciudad de Cartagena de Indias por el apoyo económico que evito la desaparición del equipo bumangués gracias al alquiler de la ficha por parte de la Alcaldía de Cartagena, jugó la primera vuelta del Torneo Apertura 1972 en la ciudad de Cartagena. El 9 de abril, en disputa del clásico entre Bucaramanga y Cúcuta, que perdió el equipo bumangués por 0-1,[2] fue el último partido de Primera División que se disputó en la ciudad heroica hasta 1991.

El Atlético Bucaramanga reapareció en el Estadio Alfonso López de la capital del Santander, contra Deportivo Pereira, ganando por 3-2, el 1 de mayo de 1972.

De regreso el Bucaramanga a su estadio, la afición cartagenera se "refugió" en el torneo de reservas de la Dimayor en 1973. De la mano del estratega uruguayo Vicente Sánchez, quien venía de lograr el título de campeón con el Unión Magdalena de Santa Marta, el Real Cartagena fue el segundo mejor equipo de Colombia con un partido perdido, detrás del Deportivo Cali. Sánchez, sin conocer mucho del fútbol de Bolívar, armó una escuadra con jugadores de la liga vinculados al Atlético Bucaramanga -antes Real Cartagena- como aficionados a prueba y con refuerzos samarios y vallunos

Luego de esta única participación en Primera División en 1971, el Real Cartagena pasó a manos de los directivos Pedro Juan Paternina y Miguel Guerra Pacheco e ingresó a participar del torneo aficionado de la Liga de Fútbol de Bolívar y de los esporádicos torneos nacionales aficionados que en ocasiones organizaba la Federación Colombiana de Fútbol.

Filial de Millonarios

Sin embargo, en 1983 el Real Cartagena estaba a punto de la desaparición, contó con el apoyo de Millonarios, que proyectó un trabajo de Escuelas de Fútbol y Divisiones Menores en todo el país y firmó un convenio con el Real Cartagena, para que éste fuera la Escuela de Fútbol oficial del equipo bogotano en la ciudad de Cartagena y que fue dirigida por Álvaro "Pipa" Solarte y José de los Santos Romero, además de brindarle un apoyo económico. Esta vinculación duró hasta el año 1989.

Así mismo, en la década de los 80, el Real Cartagena siguió participando en la Liga de Fútbol de Bolívar y también participó de los intentos de torneos de segunda división aficionada que se organizaron.

Temporadas en la Primera C

Luego de su desvinculación de Millonarios, en 1990, el Real Cartagena pasa a manos de Conrado Villegas, quien le cambió el nombre a "Atlético Cartagena.[ cita requerida] En 1991, el torneo de segunda división aficionada desapareció y se creó la categoría Primera C en el fútbol colombiano. El Atlético Cartagena ingresó a participar de esta nueva categoría, cumpliendo una excelente campaña a lo largo del año, logrando llegar a la gran final nacional.

Sin embargo, no pudo lograr el ascenso a la Primera B, ya que terminó en tercer lugar cayendo ante el campeón, el equipo B de Millonarios por 6-0 y ante el subcampeón y equipo que logró el ascenso a la Primera B, Deportivo Dinastía de Riosucio por 5-0.[3]

Pero esta gran campaña del Atlético Cartagena en la Primera C, en la que se tuvo tan cerca el ascenso, sumada al hecho que en esa misma temporada el Unión Magdalena (equipo en ese entonces de Primera División) había jugado en la ciudad de Cartagena debido a las bajas asistencias en Santa Marta,[ cita requerida] hicieron despertar la idea en un grupo de notables miembros de la sociedad cartagenera del regreso del fútbol de Primera División a la ciudad heroica pero con un equipo propio, por lo cual decidieron comprarle el Atlético Cartagena a Conrado Villegas.[ cita requerida]

El equipo retomó su nombre original de "Real Cartagena" y se logró reunir el apoyo de notables miembros de la sociedad cartagenera y en una negociación que ya contaba con el antecedente ocurrido con Atlético Bucaramanga en 1971, y con el visto bueno de la Dimayor, se patentizó la transacción mediante la cual el Real Cartagena compró la ficha de afiliado a la Dimayor del Sporting de Barranquilla, club que se encontraba en quiebra.

El nuevo presidente Eduardo Pardo Porte, tomó las riendas del equipo e inició su gestión a principios de 1992. La institución fue registrada oficialmente como afiliado de la Dimayor el 2 de febrero.

Regreso a la Primera División

El Real Cartagena reapareció en Primera División, luego de 21 años, el 9 de febrero de 1992, con derrota en Cartagena frente al Unión Magdalena 0-1, con gol de Leonardo Huertas, dejando una aceptable impresión. El director técnico fue el bogotano Juan Enrique De Brigard.[4]

En la primera vuelta cumplió una aceptable labor con dos victorias sobre Medellín 1-0 y América 0-2, en Cali, en el triunfo más importante del año; tres empates y tres derrotas. En la segunda vuelta De Brigard salió luego de caer con Magdalena 1-4. Fue reemplazado por José Antonio Rada, quien tampoco logró triunfos. La campaña quedó resumida en tres empates y cinco derrotas, para terminar en el último lugar con 10 puntos.[4]

Entre los jugadores de ese año estuvieron: Faryd Mondragón, Osvaldo Mackenzie, Sergio Merlini, Bigú Mosquera, Alex de Alba, Harold Freyle, Miller Cuesta, Martín Caicedo, Watusi Lozano, "pototo" Gil, Robin Pico, "la Bala" Osorio, Melquicedeth Navarro, Roberto Granados, Alfredo Doria, William Rico, Hernando Mercado, "el Oso" Arévalo y "Rambo" Sossa.[4]

Primer descenso

Luego de ser últimos en 1992, Real Cartagena descendió a la Primera B para 1993. Ese siguiente año, todos los directivos que habían comprado el equipo decidieron dejarlo a la deriva, el único que quedó fue el Capitán Pablo Galindo, quien arriesgando el patrimonio propio, mantuvo el equipo por siete años en la Primera B, desde 1993.

Llegaron muchos técnicos como Hector Javier Céspedes, Carlos "Papi" Peña, José Iber Grueso, Eduardo Julián Retat y Daniel Silguero, los cuales no lograron el ascenso del equipo.

Primer ascenso

Posteriormente apareció un socio, Mauricio Idarraga, y el equipo recibió el apoyo económico del América de Cali, que lo utilizó como filial en la Primera B[ cita requerida] y contrataron a Hernán Darío Herrera, con el cual el Real Cartagena ascendió, ganando el campeonato de la B, en 1999,[5] con jugadores propiedad del América de Cali como David Ferreira, Sandro Zuluaga, Óscar Villarreal, Jorge Banguero, Luis Asprilla, Oscar García, y Cristian Montero.

El equipo se mantuvo espacio de tres años en la primera A, en los años 2000,[9] Casualmente, en esa temporada jugaron con el Real Cartagena muchas figuras en el ocaso de sus carreras como René Higuita, Roberto Cabañas e Iván René Valenciano.

Segundo ascenso

Durante la temporada 2003, Real Cartagena se quedó por fuera de los cuadrangulares semifinales de la Primera B,[12]

Entre los que hicieron parte de ese equipo se encontraban Yovanny Arrechea (goleador del equipo con 25 tantos), Paulo César Arango, Frank Pacheco, Carlos Valdés, Pedro Tavima, Gabriel Antero, Diego Gamboa, Reynaldo Alegría, Roberto Camargo y Sandro Zuluaga.[12]

Subcampeonato 2005-II

En el 2005, de nuevo en la Primera A, Real Cartagena hizo una gran campaña; con el Estadio Pedro de Heredia y su alta afluencia de espectadores, y jugadores como Manuel Galarcio, David Yepes, Cesar Fawcett, Éder Hernández, Carlos Valdés y Frank Pacheco, que estuvo a punto de entrar al grupo de los ocho mejores en el primer torneo.[13]

Posteriormente y gracias a las taquillas conseguidas, el equipo orientado por Hernán Darío Herrera, se reforzó y clasificó entre los ocho mejores del Torneo Finalización y llegó a la final del fútbol colombiano quedando subcampeón por primera vez en su corta historia, perdiendo la final contra el Deportivo Cali.[13] El jugador más destacado del Real fue Jamerson Rentería, quien marcó 12 goles.

En la temporada siguiente, la 2006, el Real Cartagena fue dirigido por Álvaro de Jesús Gómez, quien fue reemplazado por Néstor Otero. El año fue difícil ya que el club llegó comprometido en la tabla de promedio para el descenso y debió jugar en el Estadio Arturo Cumplido Sierra de Sincelejo debido a que el Estadio Pedro de Heredia lo estaban remodelando para los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Tercer descenso

Real, en el 2007, fue orientado por Walter Aristizábal, que armó un equipo considerable para ganar el torneo, con jugadores como Fabian Carabali, Keneddy Hurtado, Jorge Rojas, Harold Macías, Ayron del Valle, entre otros. El equipo fracasó y luego de cambiar al técnico para el Torneo Finalización, regresó Hernán Darío Herrera, y llegaron otros refuerzos como Oswaldo Mackenzie y Omar Pérez.

No obstante, el Real Cartagena no pudo superar en la tabla de descenso al Deportivo Pereira, por lo cual, con dos fechas de anticipación, descendió una vez más a la Primera B.[14]

Tercer ascenso

En la Temporada 2008, Real Cartagena queda eliminado en los nonagonales regionales del primer semestre, pero en el segundo semestre, bajo el mando técnico del cartagenero Hubert Bodhert, clasifica a la final, superando al Valledupar FC, con marcador agregado de 3-2, clasificándose a la gran final por el ascenso contra el Deportivo Rionegro, ganador del primer torneo del año.

El juego de ida, favoreció al Cartagena 3-0 en condición de local, con goles de Freider Matos, Luis Iriarte y José Nájera. En la vuelta, jugada en Rionegro, el local ganó 2-1, pero el marcador agregado de 4-2 le dio al Real su boleto de regreso a la Primera A, obteniendo la proeza de ganar por tercera vez la Primera B pero esta vez con jugadores puros cartageneros formados en las canchas de San Fernando y Chambacú.

En el Torneo Apertura 2009, de regreso en la Primera A, quedó eliminado en la fase de todos contra todos con 25 puntos, quedando en el décimo lugar. Para destacar en la campaña, la goleada de 6-3 en la última fecha, sobre el Boyacá Chicó con tres goles de Edwards Jiménez, siendo esta la mayor goleada a favor del Real en Primera División.

En el Torneo Finalización 2009, clasificó por segunda vez en su historia a unos cuadrangulares semifinales de la Primera A.

El 27 de mayo del 2011, Real Cartagena, disputó un partido amistoso, el cual se le dio el nombre "Duelo De Reales" ante el RCD Mallorca, todo esto en el marco de la inauguración de las obras de remodelación del estadio Jaime Morón León para el Mundial Sub-20 2011, el equipo cartagenero se impuso contra los españoles 3:0, con goles de Jorge Luis Ramos, Jose Najera y David Silva.

Cuarto descenso

Los malos resultados, las malas administraciones, situaciones extra deportivas, la censura a futbolistas y periodistas, y las imprecisiones de Rodrigo Alejandro Rendón, principal dirigente del equipo durante todos estos años, llevaron a que el equipo no hubiera podido remontar en la parte deportiva, lo que le costo el descenso directo en el 2012 con tan solo 117 puntos, de 321 posibles, para un promedio de rendimiento del 36.44% que alcanzó Real Cartagena durante sus últimos tres años en la Liga Colombiana.

El 4 de noviembre del 2012 en la hinchada se reflejaba tristeza, rabia e indignación durante el partido Real Cartagena vs Equidad, cuando el equipo perdió 2 a 0, y que de paso con ese resultado mandaba al onceno auriverde a la segunda división.[15]

Fue un descenso que comenzó a gestarse cuando a los directivos que administran la escuadra cartagenera desconoció darle respaldo al proceso de los “pura sangre”, (jugadores cartageneros con algún refuerzo de otra ciudad que ascendieron a la A en 2008 y tuvieron buena figuración en 2009), llegando incluso a estar en cuadrangulares en una ocasión. Fue entonces que el equipo contaba con jugadores que tenían poca o nula figuración en el panorama nacional, y porque cada vez más salían a la luz actos que acreditaban malos manejos administrativos en el equipo. Desde ahí Real no volvió a cuadrangulares, y se ubicaba de nuevo en los últimos puestos de la tabla. Al comenzar el 2012, se sabía que sería un año difícil, y que el descenso podría ser una realidad. En el primer semestre, se estructuró un equipo con jugadores que no funcionaron bajo el sistema de juego planteado por el técnico Mario Vanemerak, y que en el transcurso del año Germán 'Basílico' González y Hubert Bodhert no pudieron mejorarlo.

El descenso fue consecuencia de esas consecuencias acarreadas desde 2009, y que teniendo importantes patrocinios como el de Pacific Rubiales que aportó una considerable suma de dinero, como también el apoyo oficial de la Gobernación de Bolívar y Alcaldía de Cartagena, le dieron una sostenibilidad económica notable que por ende la Superintendencia de Sociedades anunció que este equipo tuvo el mayor superavit de los 36 equipos profesionales del país,[ cita requerida] pero aun así no trajo jugadores de nivel para defender la categoría.

A pesar de esa aparente estabilidad, el club no pagaba a tiempo sus obligaciones con los jugadores y que no pudo cumplir con muchos de ellos, como fueron los casos de Adrián Berbia, Nestor Salazar, Jorge Emanuel Molina, por mencionar algunos. Lo delicado de esta situación fue que desde la parte administrativa se elaboraron contratos irregulares.[ cita requerida] Además de esto hubo veto por parte del Club a jugadores como Rafael Pérez y José Nájera (quien debió volver a jugar con Real para poder recibir sus derechos deportivos) y a periodistas que denunciaron las actuaciones irregulares de las directivas en cabeza de Rendón al cual exigen que debe dar un paso al costado.[ cita requerida]


Other Languages