Real Audiencia

Grabado de Felipe Guamán Poma de Ayala que representa a la Real Audiencia de Lima.

La Real Audiencia fue un órgano judicial creado por la Corona de Castilla. [2]

Carlos I instala en 1528 la Audiencia de Aragón en Zaragoza. Su hijo Felipe II creó numerosas audiencias en España: la de Los Grados de Sevilla en 1525, la de Canarias ( 1526), la de Las Palmas en 1568, y la de Mallorca en 1571, y, también, en otros lugares de Europa –entre otras, la de Cerdeña en 1564 y la de Sicilia en 1569–. En América, se instala por primera vez una audiencia, en Santo Domingo (en la isla La Española) en 1511, durante la gobernación de Colón, pero al poco tiempo fue suprimida (siendo restablecida en 1526). Bajo Carlos I y Felipe II, entre 1526 y 1583, se extendieron las audiencias por América y las Filipinas. En 1717 se establece la audiencia de Asturias y, en 1790, la de Extremadura.

La Real Audiencia en la península

En la Corona de Castilla:

Las demás audiencias surgidas posteriormente no contaron con el título de chancillería, y su nivel competencial era menor:

En el Reino de Navarra no había audiencia, y las funciones judiciales las ostentaba el Consejo Real de Navarra.

La Corona de Aragón mantenía audiencias reales en cada uno de sus reinos desde el siglo XV:

Tras los Decretos de Nueva Planta, desde 1707 se acomodó al modelo competencial de chancillería para las dos primeras (Aragón y Valencia), y desde 1715 para las dos últimas (Cataluña y Mallorca); en estos casos con la innovación de un sistema de presidencia militar, luego traspasado a las castellanas.[3]

Other Languages
čeština: Audiencie
français: Audiencia
italiano: Audiencia
português: Real Audiência