Real Academia de la Historia

Real Academia de la Historia
Coat of Arms of the Spanish Royal Academy of History.svg
Emblema de la Real Academia de la Historia, con el lema de la Institución:
Nox fugit historiæ lumen dum fulget iberis: (la noche huye, mientras brilla para los íberos la luz de la historia).

Real Academia de la Historia (España) 04.jpg
Nuevo Rezado, sede de la Real Academia de la Historia, entre las calles León, Huertas, Amor de Dios y Santa María, en Madrid.
Información general
TipoInstitución de estudio histórico
Fundación18 de abril de 1738
PaísEspaña
SedeEdificio del Palacio del Marqués de Molins y la Casa del Nuevo Rezado, (Madrid).
Coordenadas40°24′48″N 3°41′56″O / 40°24′48″N 3°41′56″O / -3.698992
Organización
Presidencia de HonorFelipe VI de España
Académica de HonorS. M. la Reina Doña Sofía
DirectorMaría del Carmen Iglesias Cano[1]
VicedirectorFaustino Menéndez Pidal de Navascués
SecretarioFeliciano Barrios Pintado[2]
ComposiciónVéase Miembros
Dependiente deSitio web
[editar datos en Wikidata]

La Real Academia de la Historia es una institución encargada del estudio de la Historia de España, «antigua y moderna, política, civil, eclesiástica, militar, de las ciencias, letras y artes, o sea, de los diversos ramos de la vida, civilización y cultura de los pueblos españoles», y tiene su sede en la Villa de Madrid.

Historia

Real Cédula del 17 de junio de 1738, por la que se aprobaron los primeros estatutos de la Real Academia de la Historia.

Los orígenes de la Real Academia de la Historia están en las tertulias celebradas por varios eruditos, desde 1735, en el domicilio de Julián Hermosilla, abogado de los Reales Consejos, para tratar asuntos de Historia.

Posteriormente, trasladaron sus tertulias a los salones de la recién creada Real Biblioteca y solicitaron la protección del rey Felipe V, que se la otorgó creando oficialmente la Real Academia de la Historia mediante Real Decreto el 18 de abril de 1738, y aprobando sus estatutos mediante Real Cédula el 17 de junio del mismo año, donde se establecía que la finalidad de la Academia era la de aclarar «la importante verdad de los sucesos, desterrando las fábulas introducidas por la ignorancia o por la malicia, conduciendo al conocimiento de muchas cosas que oscureció la antigüedad o tiene sepultado el descuido».

En 1785, Carlos III ordena su traslado a la Casa de la Panadería, en la Plaza Mayor de Madrid, donde ya estaba ubicada la biblioteca de la Real Academia de la Historia desde 1775.

En 1836, el gobierno de Mendizábal, le concedió a la Academia gran número de códices, documentos y libros, además del caserón llamado Nuevo Rezado en la madrileña calle del León, número 21, que había pertenecido a los monjes jerónimos de El Escorial hasta la desamortización de los bienes de las órdenes religiosas, donde se trasladó oficialmente por Real Orden de 23 de julio de 1837, aunque en la práctica no se trasladaría a él hasta 1874.

Desde el 1 de enero de 1938, fecha de su creación, forma parte del Instituto de España.