Reaganomía

Reagan pronuncia un discurso televisado desde el Despacho Oval, destacando su plan de reducción de impuestos. (julio de 1981)

El término reaganomía (procedente del inglés reaganomics) es un contracción de las palabras Reagan y economía que se usa para describir la política económica del gobierno de Estados Unidos presidido por Ronald Reagan durante la mayor parte de la década de 1980, basada en las teorías propugnadas entre otros por el Nobel de Economía, Milton Friedman, y que tuvo como objetivo central dar el protagonismo económico a la iniciativa y la acción individual frente al Estado. Los cuatros pilares de esta política fueron:

  1. Reducir el crecimiento del gasto público.
  2. Reducir los tipos marginales de los impuestos que gravaban el trabajo y el capital ( Impuesto sobre la renta e Impuesto sobre las ganancias de capital).
  3. Reducir la regulación de la actividad económica.
  4. Control de la oferta monetaria y reducir la inflación.

Reagan tomó posesión del cargo durante un periodo de alta inflación y desempleo (denominada normalmente como estanflación), que había sido drásticamente reducida cuando dejó el cargo. Sigue siendo materia de debate hasta qué punto esto fue a causa de las políticas fiscales de Reagan o cuanto influyeron otros factores, tales como la política monetaria antiinflacionaria de la Reserva Federa dirigida por Paul Volcker y una vertiginosa caída de los precios del petróleo causado por la crisis de oferta en el Medio Oriente.

Políticas

La Reaganomics tenía sus raíces en dos de las promesas de la campaña de Reagan: bajar impuestos y reducción del tamaño de la actividad gubernamental. Reagan redujo la tarifa del impuesto sobre la renta, de una forma regresiva. Durante su mandato, los tipos más altos de las tarifas del impuesto sobre la renta se redujeron significativamente, bajando en siete años desde el 70 % hasta el 28 %. Por el contrario aumentaron los impuestos sobre las nóminas, así como los tipos impositivos efectivos de la población con menores ingresos para mantener así la financiación de la Seguridad Social.

El producto interior bruto real se incrementó fuertemente después de la recesión de 1982, creciendo a un tipo del 3,4 por ciento anual durante sus años de mandato. El desempleo alcanzó un máximo de más del 10,7 % en 1982 en medio de la recesión que se redujo y la inflación disminuyó significativamente. [ cita requerida] Se produjo también un aumento del empleo neto de alrededor de 16 millones de puestos de trabajo.

Al mismo tiempo Reagan, propuso la reducción de los programas federales de carácter civil, aunque las fuerzas políticas evitaron que se llevaran a cabo las grandes reducciones que pretendía. Buscó eliminar diversas regulaciones del gobierno federal, comenzando con la eliminación del control federal del precio del petróleo, y dio más autonomía al sector privado.

Sin embargo, Reagan también había prometido una aceleración en la carrera armamentísrica en Estados Unidos para enfrentarse a la Unión Soviética lo que se tradujo en un aumento dramático de los contratos del gobierno y en definitiva del gasto público. La lucha contra la inflación se combinó con promesas quebradas de recortar el déficit fiscal, llevando la razón entre Gasto público/ PIB a sus niveles más altos desde la Primera Guerra Mundial. Consecuentemente, ha habido una discusión sin fin acerca de si los logros económicos de los años de Reagan vinieron realmente del mercado libre, o del estímulo de la demanda agregada provocado por el mayor gasto gubernamental en línea con la visión keynesiana.

Con la Ley de reforma fiscal de 1986, Reagan y el Congreso intentaron ampliar la base impositiva y reducir los créditos fiscales. En 1983, los demócratas Bill Bradley y Dick Gephardt ya habían propuesto limpiar y ampliar la base de impuesto; en 1984 Reagan elaboró su propio plan en este sentido. Las nuevas disposiciones de 1986 tenían como objetivo ser neutral desde el punto de vista cuantitativo: mientras que reducía los tipos marginales superiores, también "limpió" aunque solo sea parcialmente la base de impuesto reduciendo lagunas existentes y vías de escape de la legislación del impuesto, preferencias, y las excepciones, aumentando así la imposición efectiva del impuesto, especialmente en actividades favorecidas anteriormente por la legislación.

La mayoría de los economistas de distintas tendencias se han mostrado a favor de la simplificación de la legislación del impuesto sobre la renta, puesto que las preferencias y las excepciones del impuesto "distorsionan" las decisiones económicas.

La experiencia histórica de Reaganomics está de una nivelación apagado del gasto de la no-defensa después de las décadas de la no-defensa de aumento que pasan anteriormente, de los gastos para defensa crecientes, y del déficit federal elevado.

Desregulación

El economista, premio nobel, Milton Friedman ha señalado como evidencia de la política antiregulatoria de Reagan el descenso en el número de páginas agregadas al registro federal cada año (el registro recoge las reglas y regulaciones que las agencias federales publican por año). El número de páginas añadidas decayó intensamente desde el comienzo de la presidencia de Ronald Reagan y rompíó de esta forma un aumento constante y claro desde 1960. El aumento en el número de páginas agregadas por año volvió a tener una tendencia ascendente, aunque menos escarpada, después de que Reagan abandonara su cargo. En contraste, el número de las páginas que han sido agregadas cada año ha evolucionado de forma creciente bajo el mandato de Gerald Ford, Jimmy Carter, George H. W. Bush, Bill Clinton y otros.

La cuestión de qué parte de la tendencia total de la desregulación puede ser debida a Reagan sigue siendo polémico. Los economistas Raghuram Rajan y Luigi Zingales precisan que muchos de los principales esfuerzos de la desregulación se produjeron, o al menos habían empezado antes de la llegada de Reagan (Se cita la desregulación de líneas aéreas y de camiones con el presidente Carter y el comienzo de la reforma dereguladora en ferrocarriles, teléfonos, gas natural, y banca). Por estas razones ellos argumentan que "«el movimiento hacia los mercados precedió a Reagan que es visto como uno de sus salvadores». (En su libro Salvad el capitalismo de los capitalistas, p. 268, el economista William Niskanen, miembro del consejo de asesores económicos de Reagan y último presidente del Cato Institute, escribe que la desregulación tenía una baja prioridad dentro de la agenda de Reagan y que éste no pudo sostener el ímpetu desregulador iniciado en los años 1970. La contradicción evidente con los datos de Friedman puede ser resuelta considerando a Niskanen como referidos a la desregulación estatutaria y a Friedman a la desregulación administrativa. En suma, un largo estudio de los economistas Paul Joskow y Roger Noll concluye que los cambios en la regulación económica no reflejan simplemente un cambio ideológico repentino en la visión del poder ejecutivo federal....muchos de los cambios significativos en la regulación económica comenzaron durante la administración de Carter y fueron iniciados por demócratas liberales, no es particularmente productivo referir a un movimiento genérico de la desregulación o pensar en ella como consecuencia de la elección de Ronald Reagan." (Política económica americana en los años 80, ed. Martin Feldstein, NBER 1994, pp. 371-72.)

Other Languages
čeština: Reaganomika
Чӑвашла: Рейганомика
Deutsch: Reaganomics
English: Reaganomics
suomi: Reaganismi
français: Reaganomics
Bahasa Indonesia: Reaganomics
italiano: Reaganomics
ქართული: რეიგანომიკა
қазақша: Рейганомика
Nederlands: Reaganomics
norsk bokmål: Reaganomics
polski: Reaganomika
português: Reaganomics
русский: Рейганомика
саха тыла: Рейганомика
Simple English: Reaganomics
svenska: Reaganomics
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: رېگان ئىقتىسادشۇناسلىقى
українська: Рейганоміка