Raza (clasificación de los seres humanos)

El término raza es utilizado para hacer definir grupos con características hereditarias comunes en los que se subdividen algunas especies animales.

Desde los años 1940, los científicos evolucionistas han rechazado la conceptualización de raza donde un número finito de características esenciales pueden usarse para determinar el número de razas. Muchos científicos evolucionistas y sociales opinan que a la definición común de raza, o a cualquier definición de raza relativa a los humanos, le falta rigor y validez taxonómica. Argumentan que son imprecisas y arbitrarias, y que las razas observadas varían según la cultura examinada.

Parte de los antropólogos postulan que la especie humana está compuesta por una única raza y que ésta se divide en diferentes etnias, que a su vez se dividen en pueblos. Estas teorías antropológicas aparecieron en los años 1960 en parte como reacción frente a las teorías científicas relativas al predeterminismo biológico que predeterminaron el segregacionismo y la discriminación racial, presentes por aquel tiempo en el contexto de los países occidentales. También fueron influyentes los resultados de las investigaciones de los antropólogos Franz Boas y más tarde Claude Lévi-Strauss que resaltaron las tendencias etnocéntricas de toda cultura. A mediados de la década 1950, la UNESCO recomendó sustituir la noción de raza humana, considerada no científica y confusa, por la de etnia, basada más en las diferencias culturales (lengua, religión, costumbres, etc.).[ cita requerida]

En la antropología moderna la distinción entre factores biológicos y étnicos o culturales propiamente dichos está mejor definida. Ello se debe a los enfoques multidisciplinarios presentes en la actualidad.

Desacuerdo actual entre disciplinas

En un debate actual, una parte de los genetistas exponen que la raza no es un concepto significativo ni un mecanismo heurístico útil,[3]

En contraste, algunos genetistas sostienen que tanto las categorías de identidad propia de raza como de origen étnico son válidas y útiles,[6]

La encuesta más reciente, hecha en 1985 (Lieberman et al. 1992), preguntó a 1.200 científicos cuántos no estaban de acuerdo con la siguiente proposición: “Hay razas biológicas en la especie Homo sapiens”. Las respuestas fueron:

Mostrando que en cambio una mayoría de ellos sí daba soporte al concepto de razas humanas biológicas. La cifra para los antropólogos físicos en los departamentos donde se otorgan los doctorados fueron ligeramente superiores, aumentando de 41 % a 42 %, con el 50 % de acuerdo. Esta encuesta, sin embargo, no especificó ninguna definición particular de raza; Es imposible decir quiénes de ellos apoyaron la declaración del concepto de raza en términos taxonómicos o poblacionales. Esta discusión debe ser tomada, en lo futuro por cuerpos colegiados con reconocimiento internacional, ya que este término se aplica en legislaciones nacionales, sin tener un claro contenido y por tanto pocas posibilidades por resolver los problemas de discriminación entre grupos sociales.

Historia de la investigación sobre las razas humanas

Mapa recopilado por Renato Biasutti anterior a 1940. Distribuye a los seres humanos según el tono de su piel, considerando las “poblaciones nativas”.

Dada las complejas relaciones sociales, se supone que los humanos siempre se han observado a sí mismos y especulado sobre las diferencias físicas entre los individuos y los grupos. Pero diferentes sociedades han atribuido diferentes significados a dichas diferencias.

En la antigüedad

La división de la humanidad en distintas “razas” puede encontrarse hasta en el Libro de las puertas, texto sagrado del Antiguo Egipto. Este escrito identifica cuatro categorías convencionalmente etiquetadas como “egipcios”, “asiáticos”, “libios”, y “ nubios”. En la base de esta clasificación se mezclaban características como el color de piel con las identidades tribales o nacionales.

Civilizaciones clásicas como Roma o China daban una importancia mayor a las afiliaciones en la familia o tribu que a la apariencia física (Dikötter, 1992; Goldenberg, 2003). Los pensadores de la Antigua Grecia y Antigua Roma también intentaron explicar y categorizar las diferencias biológicas visibles entre los pueblos conocidos por ellos. Estas categorías a menudo incluían criaturas fantásticas que se suponía que existían en tierras lejanas. Algunos escritores romanos se adherieron a un determinismo geográfico, según el cual, el clima podía afectar la apariencia y carácter de los grupos (Isaac 2004). Pero en muchas civilizaciones, los individuos con grandes variaciones en la apariencia física podían convertirse en miembros de una sociedad por crecer en ella o por adoptar las normas culturales de la sociedad (Snowden, 1983; Lewis, 1990).

Edad Media

Los modelos raciales europeos de la Edad Media mezclaban ideas de la antigüedad clásica con la premisa bíblica de que toda la Humanidad era descendiente de Sem, Cam y Jafet, los hijos de Noé. La progenie de estos personajes bíblicos habría dado lugar a la diversificación de los pueblos, clasificados como semitas (asiáticos), camitas (africanos), y jafetitas (europeos). Al final de la Reconquista, la inquisición española persiguió a los judíos y musulmanes, usando la doctrina de la limpieza de sangre. Luego, tras el descubrimiento del Nuevo Mundo, Bartolomé de Las Casas se opuso a ciertas teorías —apoyadas entre otros por Juan Ginés de Sepúlveda— que atribuían a los indios una supuesta carencia de alma —premisa que, por otra parte, les despojaba de su carácter humano.

Siglo XVI y el término “raza”

No fue sino hasta el siglo XVI en que se empezó a usar el término raza, race del inglés, que viene del francés race y es probable que esta palabra y raza del español vengan como préstamo del italiano -razza-. Los significados del término en el siglo XVI incluían los “ vinos con un sabor característico”, “gente con una ocupación común”, y “ generación”. No existe certeza sobre el origen prístino de la palabra, aunque se sugiere que pudiera, por ejemplo, ser derivado de la palabra áraberā's” (رأس) i.e., “cabeza”, pero también “inicio” u “origen”.

La palabra “raza”, junto con varias de las ideas asociadas en nuestros días al término, son producto de la era colonialista europea.[9]

Aunque ideas similares pueden encontrarse en otras culturas,[10] parecen no haber tenido tanta influencia en las estructuras sociales como lo hicieron en Europa y las partes del mundo colonizadas por los europeos. Sin embargo, los prejuicios raciales —aunados a otros basados en las diferencias culturales— han dado lugar a numerosos conflictos entre grupos humanos. Aunque se suele pensar que el racismo sólo afecta a los pueblos colonizados, también afecta a otros pueblos, tanto aquellos que no fueron colonias de metrópoli alguna como a los habitantes de los mismos países colonialistas.[ cita requerida]

Siglo XVII

Los primeros intentos científicos por categorizar las razas humanas datan del siglo XVII, época contemporánea al imperialismo europeo y la colonización de extensas áreas alrededor del mundo por un puñado de naciones. La primera clasificación de los humanos en distintas razas publicada en tiempos modernos podría ser la Nouvelle division de la terre par les différents espèces ou races qui l'habitent (“Nueva división de la Tierra por las diferentes especies o razas que la habitan”) de François Bernier, publicada en 1684.

Siglo XVIII

En el siglo XVIII, las diferencias entre grupos humanos se convirtieron en el centro de una importante rama de la investigación científica (Todorov 1993). Inicialmente, los eruditos se concentraron en catalogar y describir las variedades naturales de la humanidad. The Natural Varieties of Mankind es el título que Johann Friedrich Blumenbach dio a un texto suyo, escrito en 1775. En él, Blumenbach estableció cinco divisiones amplias de los humanos, mismas que se reflejan en ciertas clasificaciones raciales de las últimas décadas. Durante los siglos XVII al XIX, las creencias populares sobre las diferencias de grupo mezcladas con explicaciones científicas de estas diferencias produjeron lo que se ha llamado ideología de raza (Smedley, 1999). Según este planteamiento, las razas son primordiales, naturales, duraderas y distintas. Algunos grupos pueden ser resultado de la mezcla entre antiguas poblaciones distintas, pero un estudio meticuloso puede distinguir aquellas razas ancestrales que se han combinado para producir grupos mestizos.

Siglo XIX

La comunidad científica del siglo XIX fue testigo de los intentos por cambiar el sentido de la palabra raza, de un concepto taxonómico a uno biológico. En el siglo XIX algunos científicos naturales escribieron sobre el tema, entre ellos Georges Cuvier, Charles Darwin, Alfred Wallace, Francis Galton, James Cowles Pritchard, Louis Agassiz, Charles Pickering y Johann Friedrich Blumenbach. A medida que la antropología fue consolidádose durante el siglo XIX, los científicos europeos y estadounidenses buscaron cada vez más explicaciones para las diferencias culturales y de comportamiento que atribuían a la naturaleza de los grupos (Stanton 1960).

Estos científicos hicieron tres afirmaciones sobre la raza:

  • ...primero, que las razas son divisiones objetivas y naturales de la humanidad;
  • ...segundo, que hay una fuerte relación entre las razas biológicas y otros fenómenos humanos —como formas de actividad y relaciones interpersonales y cultura, y por extensión el relativo éxito material de las culturas—, de suerte que biologizaron la noción de “raza”, como también haría Foucault en el siglo XX;
  • ...y tercero, que la raza es por tanto una categoría científicamente válida que se puede usar para explicar y predecir comportamientos individuales y de grupo. Las razas se distinguieron por el color de piel, tipo de rostro, perfil y tamaño craneal, textura y color del pelo. Además, las razas fueron casi consideradas universalmente reflejo de las diferencias del grupo en el carácter moral e inteligencia.

El movimiento eugenésico de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, inspirado por An Essay on the Inequality of the Human Races de Arthur Gobineau (1853-1855), o la “antroposociología” de Vacher de Lapouge y las teorías de Herder, sostuvieron la inferioridad biológica de algunos grupos particulares (Kevles, 1985). En muchas partes del mundo, la idea de raza se convirtió en una manera de dividir rígidamente grupos por cultura. Pero sobre todo, las clasificaciones raciales se apoyaron en las diferencias físicas evidentes (Hannaford 1996). Las campañas de opresión a menudo recurrían al discurso científico que sostenía la supuesta inferioridad inherente por herencia genética a ciertos grupos para legitimar actos inhumanos contra otros, como el genocidio (Horowitz, 2001) o el etnicidio.

El desarrollo de modelos evolucionistas darwinianos y la genética mendeliana llamaron la atención de la validez científica de ambas características, y fueron la base de la reconsideración radical del concepto de raza.

Siglo XX

En 1976 Richard Dawkins publicó El gen egoísta en el cual postulaba su teoría evolutiva enfocada en los genes, con los conceptos de meme y memética. En 1982, en su libro El fenotipo extendido afirmó que los efectos fenotípicos no están limitados al cuerpo de un organismo, sino que pueden extenderse en el ambiente, incluyendo los cuerpos de otros organismos.

Other Languages
беларуская: Раса
беларуская (тарашкевіца)‎: Раса
български: Раса
bosanski: Rasa
čeština: Lidská rasa
Cymraeg: Hil
Deutsch: Rassentheorie
Esperanto: Raso
eesti: Rass
suomi: Ihmisrotu
français: Race humaine
עברית: גזע (אדם)
hrvatski: Rasa
magyar: Nagyrassz
Հայերեն: Ռասա
Bahasa Indonesia: Ras manusia
íslenska: Kynþáttur
日本語: 人種
қазақша: Нәсіл
한국어: 인종
Кыргызча: Раса
lietuvių: Rasė
македонски: Раса
Plattdüütsch: Raaß (Minsch)
Nederlands: Menselijk ras
norsk nynorsk: Menneskerase
norsk bokmål: Menneskerase
português: Raças humanas
Runa Simi: Rasa
română: Rase umane
русский: Раса
srpskohrvatski / српскохрватски: Rasa
සිංහල: ජනවර්ග
Simple English: Race (sociology)
slovenčina: Rasa (človek)
slovenščina: Rasa
chiShona: Ganda
shqip: Fisi
Tagalog: Lahi
Türkçe: Irk
татарча/tatarça: Раса
українська: Раса
Tiếng Việt: Chủng tộc
Zeêuws: Mensenrassen
中文: 人種
Bân-lâm-gú: Jîn-chéng
粵語: 人種