Ratonero bodeguero andaluz

Pix.gifRatonero bodeguero andaluzDog.svg
Bodeguero young.jpg
Otros nombresFusterri
Perrillo ratero
Perro de cuadras
Bodeguero Jerezano
Región de origenFlag of Spain.svg España
Características
Tipoperro
TamañoMachos: De 37 cm a 43 cm. Hembras: De 35 a 41 cm
PesoEntre 7 y 8 kg
PelajeMuy corto y denso, abundante por todo el cuerpo.
CabezaBien equilibrada, de apariencia triangular, ligeramente plana. Longitud cabeza/longitud cráneo: 8/5
OjosOjos pequeños, algo oblicuos, poco sobresalientes con expresión aguda e inteligente.
OrejasTriangulares, con amplia base de implantación e inserción media alta, a la altura del occipital. En atención, plegada hacia delante o en rosa.
ColaDe implantación alta, perpendicular a la grupa, erecta. Nacen anuros de longitud variable en un porcentaje muy elevado.
CarácterAlegre, inquieto, cariñoso, simpático, valiente y con genio
Otros datos
FederacionesRSCE[1]
[editar datos en Wikidata]

El ratonero bodeguero andaluz es una raza canina española de pequeño tamaño con origen en Andalucía Occidental, especialmente de la provincia de Cádiz. Su nombre proviene de la principal función de dicha raza en las bodegas del Marco de Jerez: la caza de ratones que se esconden entre las barricas. La raza está reconocida por la Real Sociedad Canina de España y el Ministerio de Agricultura, pero todavía no está reconocida por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

Origen

El origen de esta raza se encuentra en los perros terriers de los comerciantes vitivinícolas ingleses que se asentaron en la zona de crianza del Marco de Jerez (Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María) a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Estos perros (en su mayoría fox terrier de pelo liso) se cruzaron con los que se utilizaban en las bodegas y cuadras para eliminar las ratas y ratones que se encontraban allí.[2]​El resultado fue la obtención de perros muy dotados para la caza de roedores y alimañas, que fueron cruzados entre sí y que pronto alcanzaron una gran homogeneidad. El color seleccionado fue el blanco, ya que esto hacía más fácil distinguir a los perros dentro de la oscuridad habitual en las zonas donde desarrollaban su trabajo.