Rastro

Rastro en La Haya, Países Bajos.

Rastro, rastrillo y baratillo denominan un tipo de mercado popular, por lo general al aire libre e instalado en determinados días, en el que se venden productos a menor precio del normal. En las poblaciones occidentales se concentran en lugares públicos cedidos o consentidos por los ayuntamientos. A diferencia de los mercadillos, que suelen vender ropa y comida, los rastros ponen a la venta objetos antiguos en toda su diversidad. Uno de los más famosos es el Rastro de Madrid,[1]​ instalado los domingos por la mañana en las proximidades de la Plaza Mayor de la capital española.

Origen del término

Posiblemente medieval, para la Real Academia de la Lengua el término castellano,[2]​ en sus acepciones 5, 6 y 8 queda referido al espacio reservado en las antiguas villas para vender en ciertos días de la semana la carne al por mayor, o bien el lugar donde se mata y desuella el ganado, o la huella o el rastro que queda de algo (siguiendo la imagen visual del rastro de sangre dejado por las reses sacrificadas).

Other Languages
asturianu: Rastru
sicilianu: Rastu