Ramón Cotarelo

Ramón Cotarelo García
Ramón Cotarelo, Olot, 2016 (vídeo garrotxicat) (cropped).jpg
Cotarelo en 2016

Catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la UNED

Información personal
Nacimiento1943
Madrid
Partido político
Educación
Educado en
Información profesional
OcupaciónPolitólogo
Web
Twitter

Ramón Cotarelo García[2]

Biografía

Cuestiones académicas: Su trabajo se ha centrado en varias áreas con una perspectiva pluridisciplinar. Se ha ocupado de los partidos políticos. Su obra Los partidos políticos (Madrid: Sistema, varios años) fue texto en varias Facultades de Ciencias Políticas y Derecho. Igualmente ha trabajado en aspectos institucionales, singularmente en Teoría del Estado y política comparada (Teoría del Estado y Sistemas políticos (con Andrés de Blas, Madrid: UNED, 1986, también manual de texto). Dentro de este campo destaca una línea de estudio e investigación sobre el Estado del bienestar (Del Estado del bienestar al Estado del malestar. La crisis del Estado social y el problema de legitimidad, 1986. Madrid: Centro de Estudios Constitucionales, 1986, 1990)[3]​ en el que señalaba que la crítica neoliberal amenazaba ya con desmantelar el Estado del bienestar.

Se ha ocupado asimismo del análisis de la transición española: La transición democrática española (Comp. con J. F.Tezanos y A. de Blas). Madrid: Sistema (1986) y Transición política y consolidación democrática en España (1976-1986), (Comp.) Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas (1992). Una visión crítica sobre este tema lo acusa de haber presentado una visión edulcorada y legitimatoria del fenómeno e, incluso de haber coadyuvado a elaborar una visión “oficial” o pretendidamente “modélica” de la transición. En su obra posterior, el propio autor parece haberse distanciado de sus primeras posiciones y adoptado un punto de vista más crítico con este.

Desde fines del siglo XX, Cotarelo ha venido centrando su trabajo en la teoría y la praxis de la sociedad de la información. Ha publicado abundante obra sobre el impacto de internet en el proceso y la comunicación políticas y es el principal animador de las periódicas Jornadas de Ciberpolítica, reuniones bienales de especialistas de este campo de estudio que tienen cada vez mayor repercusión. También es un ciberactivista, autor de un blog, Palinuro (www.cotarelo.blogspot.com), muy conocido, con una media de 25.000 visitas únicas diarias. Igualmente cuenta con una fuerte presencia en las redes sociales, con más de 175.000 seguidores en Twitter.[cita requerida]

Debates en la esfera pública: Junto a su obra académica y ensayística en general, Cotarelo ha tenido puntuales apariciones en el debate público ya desde los años ochenta, con intervenciones esporádicas en los medios y siempre en cuestiones controvertidas de interés general. Sus aportaciones se han mantenido en un terreno de neutralidad política y desde un criterio de independencia, sin militancia en ningún tipo de partido u organización colectiva del tipo que sea.[cita requerida]

Así entre los años de 1990 y 1996, se significó en su casi solitaria defensa[cita requerida] de los gobiernos socialistas de Felipe González, azotados por la corrupción y el terrorismo de Estado. Esta defensa que también lo enfrentó con el establecimiento mediático, aparece reflejada en varias obras circunstanciales de la época, como La Conspiración. El golpe de Estado difuso, Barcelona: Ediciones B, 1995, en el que se denunciaba una conjura político-mediática para derrocar el gobierno de González por medios poco democráticos, como alguno de sus protagonistas reconocieron después. La defensa de los gobiernos socialistas le granjeó la etiqueta de intelectual próximo al PSOE, adjudicación que tomaba pie en sus aportaciones a las “Jornadas de Jávea” del año 1986 y subsiguientes, una especie de centro de reflexión y debate teóricos a la sombra del PSOE. Y más todavía cuando intervino en el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN, convocado por el gobierno de Felipe González, en favor del sí. Lo argumentó en un artículo publicado en El País, el 11 de marzo de 1986, el día de reflexión.[4]

Aunque su toma de posición en favor de los gobiernos socialistas no lo hizo sospechoso de connivencia con la corrupción, por entonces desencadenada, sí hubo voces que la relacionaron con una defensa del terrorismo de Estado. Cotarelo, sin embargo, señala que fue uno de los escasos publicistas que desde el primer momento denunció los GAL por escrito, pidiendo que se investigaran a fondo, cayera quien cayera, en un temprano artículo en el diario El Independiente, publicado el 18 de noviembre de 1988 bajo el título "GAL, GANE, gatos",[5]​ cuando aún no se había iniciado el proceso penal contra esta organización terrorista.

Desde esos mismos años noventa, Cotarelo ha destacado por su incondicional apoyo al «derecho a decidir» de los catalanes dentro de España.[9]

Other Languages