Ramón Berenguer III

Ramón Berenguer III
Estàtua de Ramon Berenguer III el Gran-Barcelona.jpg
Estatua del conde en Barcelona.
Información personal
Apodoel Gran Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento11 de noviembre de 1082jul. Ver y modificar los datos en Wikidata
Rodez, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento19 de julio de 1131jul. Ver y modificar los datos en Wikidata (48 años)
Barcelona, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaMonasterio de Santa María de Ripoll Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliariaCasa de Barcelona Ver y modificar los datos en Wikidata
PadresRamón Berenguer II de Barcelona Ver y modificar los datos en Wikidata
Mafalda de Apulia Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge
Hijos
Mapa de la división administrativa a la muerte de Ramón Berenguer III.

Ramón Berenguer III (Rodez, 1082 - Barcelona, 1131), llamado el Grande, fue un noble medieval que llegó a ser conde de Barcelona, tras suceder a su padre Ramón Berenguer II.

Años de juventud

Después de un periodo de cogobierno con su tío, Berenguer Ramón II el Fratricida (que partió para la Primera Cruzada, durante la cual murió, probablemente en 1099), tomó el condado a su cargo, aunque durante su juventud estuvo asesorado por un consejo de nobles que ya se había establecido durante el período de gobierno de su tío. Este grupo de barones estaba encabezado por Guerau Alemany de Cervelló, Guillem Ramon de Moncada y Ponce Giraldo de Cabrera, entre otros. Una de las políticas fundamentales de este período fue el proyecto de conquista de Tortosa, a fin de asegurar la recuperación de la sede metropolitana de Tarragona. Dada la juventud e inexperiencia del conde, los barones confiaron el mando de la campaña al conde Artau II de Pallars Sobirá. Aunque parece que Tortosa fue asediada en 1095, no fue posible conquistarla. Por su parte, el joven Ramón Berenguer encabezó un ataque a Oropesa en 1098, en un intento de ayudar a los musulmanes rebeldes al gobierno del Cid Campeador. Sin embargo, el asedio fue levantado, probablemente como fruto de un pacto entre el conde y el Cid, que debió de incluir el compromiso de Ramón Berenguer con una de las hijas del guerrero castellano, María.[1]

Other Languages