Rally

Cuatro imágenes representativas de la historia de los rallyes de cuatro épocas distintas. Esquina superior izquierda: André Boillot participante del Rally de Montecarlo de 1932, la prueba más clásica de la disciplina. Esquina superior derecha: el Lancia Stratos de grupo 4, primer coche diseñado para la especialidad pilotado por Björn Waldegård primer piloto campeón del mundo; esquina inferior izquierda: el Audi Quattro S1 de grupo B primer automóvil con tracción a las cuatro ruedas, revolucionó las carreras abriendo la época dorada de los rallies; esquina inferior derecha: Citroën Xsara WRC modelo de la época de los World Rally Car pilotado por Sébastien Loeb, piloto con más títulos mundiales y poseedor de la mayoría de los récords del campeonato del mundo.

Un rally o rallye[2]​ (en español rali) es una competición automovilística que se disputa en carreteras abiertas al tráfico pero que se cierran especialmente para su celebración. A la parte cerrada al tránsito rodado se le denomina «tramo», que es el lugar donde cada participante compite y que debe completar en el menor tiempo posible. El ganador es aquel que, con la suma de los tiempos de todos los tramos, haya empleado menos para completar la carrera.

Este deporte es una disciplina automovilística con una reglamentación propia y tiene cuatro grandes diferencias respecto a las carreras en circuitos. En primer lugar, se disputan en vías públicas convenientemente cerradas al tránsito rodado; en segundo lugar, el tipo de vehículos utilizados deben ser aptos para circular por carreteras públicas por lo que deben estar matriculados y dotados de los mismos elementos obligatorios que el resto de coches como los faros, la rueda de repuesto o los intermitentes. La tercera peculiaridad es que a diferencia de los circuitos, los equipos que compiten en rally están dotados de dos personas: un piloto y un copiloto, cada uno con una función distinta. La cuarta y última característica es que mientras en circuitos, todos los participantes toman la salida a la vez, en rally lo hacen de uno a uno con un tiempo de un minuto entre ellos por lo que cada piloto compite en solitario y rara vez se topa con un contrincante durante la carrera, salvo que este se haya accidentado o se haya parado por una avería. Todos estos aspectos están fijados en una normativa que la Federación Internacional del Automóvil, el ente máximo del deporte motor, establece. Esta normativa es genérica para todos los países, pero en cada uno ellos las respectivas federaciones locales pueden variar las normas a su criterio. Por ello se puede establecer un patrón común pero las características y funcionamiento de un rally varían si se trata de una prueba del Campeonato Mundial de Rally, una prueba internacional o una nacional o regional. Además, el formato de los rally ha variado mucho a lo largo de los años. En el pasado se disputaban por carreteras abiertas, con salidas desde diferentes puntos y con una ciudad como meta, el kilometraje era mucho mayor y los vehículos eran prácticamente idénticos a los de serie.[3]

En rally se compite con automóviles de turismo debidamente modificados para su adaptación a la competición aunque es frecuente ver motos y camiones en su principal variante los raids y al igual que otras competiciones automovilísticas, es un deporte mixto, donde hombres y mujeres compiten en igualdad de condiciones.[4]

El organismo rector de estas competiciones a nivel mundial es la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Se organizan en todo el mundo competiciones continentales, nacionales y regionales. La FIA organiza entre otras competiciones el Campeonato Mundial de Rally, considerado como la competición más importante del automovilismo junto con la Fórmula 1. Abarca rallies disputados en varios continentes bajo diferentes condiciones climatológicas y superficies: tierra, asfalto, nieve, gravilla o hielo. Algunos de los rallies más populares son el Rally de Montecarlo, el Rally de Gran Bretaña y el Rally de Finlandia.

Etimología

El término «rally» es una palabra de origen inglés que significa «encuentro» o «reunión». Se utilizó posiblemente por primera vez en el Rally de Montecarlo de 1911 y hasta finales de la década de 1920 fue poco usado. No sería hasta mediados del siglo XX cuando las competiciones en Europa comenzaron a llamarse rally y que en Francia, país donde se celebraron muchas de las primeras carreras de automóviles, se le añadió -e, quedando: rallye.[8]​). Cabe mencionar que el uso del término «rally» no es exclusivo en esta disciplina. Muchas pruebas han empleado con frecuencia «tour» y «critérium» como principal apelativo. En el primer ejemplo destacan el Tour de Corse o el Tour Belgique y en el segundo el Criterium Molson du Quebec en Canadá o el Critérium Luis de Baviera en España.

Cabe destacar que el término «rally» durante el siglo XX se usó para referirse a celebraciones deportivas y sociales no solo de automóviles, sino también de motocicletas[14]

Other Languages
Afrikaans: Tydren
العربية: راليات
asturianu: Rally
български: Рали
bosanski: Reli
català: Ral·li
čeština: Rallye
Cymraeg: Ralïo
dansk: Rally
Deutsch: Rallye
Ελληνικά: Ράλι
English: Rallying
Esperanto: Ralio
eesti: Autoralli
euskara: Rally
suomi: Ralli
galego: Rally
עברית: ראלי
hrvatski: Reli
magyar: Rali
Bahasa Indonesia: Reli
italiano: Rally
日本語: ラリー
қазақша: Ралли
한국어: 랠리
latviešu: Autorallijs
македонски: Рели
Nederlands: Rally
norsk nynorsk: Rally
norsk: Rally
português: Rali
română: Raliu
русский: Ралли
slovenčina: Rely
српски / srpski: Reli
svenska: Rally
Türkçe: Ralli
українська: Ралі (спорт)
oʻzbekcha/ўзбекча: Avtoralli
vèneto: Rełi
West-Vlams: Rally
中文: 拉力赛