Rainer Werner Fassbinder

Rainer Werner Fassbinder
PER51895 061.jpg
Información personal
Nacimiento31 de mayo de 1945
Bandera de Alemania Bad Wörishofen, Baviera, Alemania
Fallecimiento10 de junio de 1982
Bandera de Alemania Múnich, Alemania
Causa de la muerteInfarto de miocardio, barbitúrico y envenenamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
ResidenciaBaviera Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadZona de ocupación estadounidense, Bizona, Trizona y Alemania Occidental Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
MadreLiselotte Eder Ver y modificar los datos en Wikidata
CónyugeIngrid Caven (1970-1972; div.)
Juliane Lorenz (1978-1982)
Pareja
Información profesional
OcupaciónDirector de Cine, productor, actor y escritor
MovimientoNuevo cine alemán Ver y modificar los datos en Wikidata
SeudónimoFranz Walsch Ver y modificar los datos en Wikidata
GéneroNuevo cine alemán Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
  • Premio Gerhart Hauptmann (1969)
  • German Film Award for Best Screenplay (1970)
  • German Film Award for Best Direction (1971, 1978 y 1979)
  • German Film Award for Best Feature Film (1972)
  • Sutherland Trophy (1974)
  • David Luchino Visconti (1979)
  • Oso de oro (1982) Ver y modificar los datos en Wikidata
Web
Sitio web

Rainer Werner Fassbinder (Bad Wörishofen, 31 de mayo de 1945 - Múnich, 10 de junio de 1982) fue un director de cine, teatro y televisión alemán, además de actor, productor y escritor. Fue un representante del Nuevo cine alemán. Llegó a encargarse también de la fotografía y, sobre todo, del montaje de muchas de sus obras.

Trayectoria

Inicios

Fassbinder

Era hijo de un médico militar y de una traductora, que se separaron cuando tenía seis años. Se quedó con la madre, Liselotte Eder (que colaboraría en algunas películas), y vivió protegido a veces por su abuela. Normalmente en sus filmes no aparece la figura paterna, y muchos de los argumentos son trasposiciones de sucesos y afectos personales (incluyendo a sus actores).[1]

Su trayectoria artística se inicia en el ámbito del teatro: entre 1967 y 1976, Fassbinder escribe, adapta o dirige más de 30 obras con la ayuda de colaboradores suyos.[2]​ Entre sus obras teatrales más importantes figuran Gotas de agua que caen sobre piedras ardientes (Tropfen auf heisse Steine, obra original de Fassbinder llevada al teatro en 1985 por Klaus Weisse para el Festival de Teatro de Múnich), La aldea en llamas (Das brennende Dorf, original de Lope de Vega, adaptada por Fassbinder y dirigida por Peer Raben), Las amargas lágrimas de Petra von Kant (Die bitteren tränen der Petra von Kant, obra original de Fassbinder y dirigida por Peer Raben, que Fasbinder llevaría al cine en 1972) y El tío Vania (Onkel Wanja, original de Anton Chéjov, adaptada y dirigida por Fassbinder en Frankfurt).

Empezó su carrera cinematográfica en 1969 con dos películas. El amor es más frío que la muerte fue presentada en el Festival de Berlín. Katzelmacher, que obtuvo el premio de la crítica internacional, se basaba en una pieza teatral del propio Fassbinder, que había representado en el Antitheater de Múnich, un teatro de vanguardia dirigido por él; la película era vitalista, de estilo indirecto y muy expresivo, sin afán por ser coherente.[3]

Pero la influencia del melodrama estadounidense en Fassbinder irrumpe pronto, a partir de 1971, cuando vio una serie de películas de Douglas Sirk en una retrospectiva, y decidió ir a conocerlo personalmente a su casa de Lugano (Suiza). Las películas de Sirk, y las charlas con él, le hicieron buscar un cine más popular, a salir a buscar al público, dejando atrás su primera etapa más artística (influenciada por la Nouvelle Vague, a la que reconoce en los genéricos de su primera película). Su propósito desde ese momento fue crear unas películas «como las de Hollywood, pero sin la hipocresía». Con el modelo de Douglas Sirk en mente y aplicando los preceptos del dramaturgo Bertolt Brecht, Fassbinder buscó la manera de comunicarse con la audiencia sin trucos sentimentalistas, rechazando la empatía natural del espectador, y presentando las historias de la manera más fría, intelectualizada y distanciada.

Esta intención dio lugar a un estilo de filmar atrevido y moderno (tan moderno como el de sus primeras películas, pero con otra actitud). La presencia de la cámara se hace casi visible al espectador, por los ángulos, los movimientos y los planos que hace, consiguiendo así una anti-naturalidad que pretende distanciar al espectador y obligarle a juzgar las historias sin manipulaciones sentimentales. Su primer «melodrama distanciado» fue Las amargas lágrimas de Petra von Kant (1972), que fue su primer éxito internacional.

Retrato de Alemania

La prolífica carrera cinematográfica de Fassbinder (más de 40 películas en menos de 15 años) le permitió hacer un repaso exhaustivo de Alemania: su historia, su sociedad, su cultura, su geografía, y el malestar del tiempo en el que él vivió, por la violencia de relaciones con la que convivió. Fassbinder filmó por todo el país, situando sus historias en Baviera, Baden, Fráncfort, Coburgo y Berlín. Muchos críticos señalan que las películas de Fassbinder son indispensables para entender la Alemania de hoy.[cita requerida]

Konrad Adenauer, canciller alemán entre 1949 y 1963

Fassbinder retrató todas las clases sociales: la burguesía en Ruleta china, los comerciantes en El mercader de las cuatro estaciones, el proletariado sobre todo en Viaje a la felicidad de Mamá Küsters, el lumpen en El amor es más frío que la muerte, la patronal en La tercera generación, los intelectuales en El asado de Satán, los periodistas en La ansiedad de Veronika Voss, los artistas en Lili Marlene, los inmigrantes en Katzelmacher. De ahí que haya sido llamado el Balzac del cine alemán.[4]

Llevó al cine obras capitales de la literatura alemana, como Effi Brest (1894) de Theodor Fontane (quizás el más importante escritor alemán del siglo XIX, cuya novela se considera la Madame Bovary alemana), o Berlin Alexanderplatz (1929) de Alfred Döblin (que retrata la crisis social y moral de la Alemania pre-nazi), así como una dramatización de una revuelta de campesinos del siglo XV (Viaje a Niklashauser).

Realizó una trilogía sobre la República Federal de Alemania de la posguerra, la «era Adenauer»: Lola, El matrimonio de Maria Braun y La ansiedad de Veronika Voss. También retrató el nacimiento del nazismo en Desesperación, así como su auge y caída en Lili Marleen.

Además, retrató los asuntos sociales de más actualidad en su época, como el terrorismo de extrema izquierda de la Rote Armee Fraktion (RAF), en su película La tercera generación, o la xenofobia en Katzelmacher y Todos nos llamamos Alí. También participó en el film colectivo Alemania en Otoño junto con otros directores de izquierdas, para dar su punto de vista sobre los acontecimientos de 1977 relacionados con la RAF.

Un estilo propio

El estilo de Fassbinder es muy variado (clásico, barroco, realista, alegórico, expresionista, distante, moderno), no sólo considerando el conjunto de su filmografía sino también cada película en particular. A menudo se habla de Fassbinder como un gran director de escena, ya que cada plano estaba minuciosamente diseñado para provocar un fuerte impacto estético en la pantalla, ya fuera por su sobriedad o por sus retorcidas virguerías técnicas. En sus primeras películas abundan los planos lentos, muchas veces estáticos, e incluso repetitivos: así lo ilustra, por ejemplo, Katzelmacher (1969) si se compara con Martha (1973).

Su estrecha colaboración con el cámara Michael Ballhaus le permitió llevar a cabo todo tipo de audaces giros, consiguiendo en alguna película verdaderos atrevimientos técnicos, como en Ruleta china (1976). Ambos ensayaron por primera vez, en Martha (1973), el giro completo de 360 grados, que se ha convertido en el sello personal de Ballhaus en su posterior carrera en Hollywood a las órdenes de directores como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Paul Newman, entre otros.

Placa en la „Filmhaus“ de Bad Wörishofen.

Pero el atrevimiento estético y técnico nunca fueron meros ejercicios de estilo. Siempre estuvieron detrás de un programa estético y ético que Fassbinder heredó de los maestros del melodrama de Hollywood, como Raoul Walsh, de quien tomaba su apellido siempre como pseudónimo (Franz Walsh), o Douglas Sirk, al que conoció personalmente, lo que cambió su manera de hacer cine, y con el que colaboró como actor en su última película, el cortometraje Bourbon Street Blues (1978).

Al marcharse Michael Ballhaus a Hollywood, Fassbinder trabajó con Xaver Scharzemberger, con quién rodó películas tan importantes como La ansiedad de Veronika Voss, Lola o la mítica adaptación televisiva de Berlin Alexanderplatz, la novela de Alfred Döblin.

En sus últimas películas su estilo se complicó aún más, dando sus obras más difíciles y distanciadas del espectador, como La tercera generación, Un año con 13 lunas (ambas filmadas por él mismo) o Querelle, aparecida póstumamente.

Fassbinder murió a los 37 años, tras un fallo cardíaco, al parecer resultado de la interacción entre somníferos y cocaína. Su muerte en 1982 supuso cierto fin del Nuevo cine alemán.[cita requerida]

Other Languages
emiliàn e rumagnòl: Rainer Werner Fassbinder
Bahasa Indonesia: Rainer Werner Fassbinder
Lëtzebuergesch: Rainer Werner Fassbinder
srpskohrvatski / српскохрватски: Rainer Werner Fassbinder
Simple English: Rainer Werner Fassbinder