Rafael Sánchez Mazas

Rafael Sánchez Mazas
Sánchez Mazas. dibujo2.jpg
Dibujo por Daniel Vázquez Díaz.

COA Spain under Franco 1938 1945.svg
Ministro sin cartera
9 de agosto de 1939- 15 de agosto de 1940
Presidente Francisco Franco

COA Spain under Franco 1938 1945.svg
Delegado Nacional del Servicio Exterior de FET y de las JONS
27 de mayo- 9 de septiembre de 1939
Predecesor José del Castaño
Sucesor Ricardo Giménez-Arnau

Información personal
Nacimiento 18 de febrero de 1894
Madrid, Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg España
Fallecimiento 18 de octubre de 1966
Madrid, Bandera de España España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Falange Española
FET y de las JONS
Familia
Padres Rosario Mazas Orbegozo
Máximo Sánchez Hernández
Cónyuge Liliana Ferlosio
Hijos Rafael, Chicho, Miguel, Gabriela
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Periodista, novelista, escritor, ensayista, político.
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Rafael Sánchez Mazas ( Madrid, 18 de febrero de 1894 - Ibíd. 18 de octubre de 1966) fue un periodista, novelista, escritor, ensayista, conocido por ser miembro fundador del partido Falange Española e inventor de la consigna ¡Arriba España!.

Biografía

Primeros años

Nació en Madrid en 1894.

Fueron sus padres Rosario Mazas Orbegozo y Máximo Sánchez Hernández. En el mismo año de su nacimiento falleció su padre. Tras este suceso su madre decidió trasladarse a Bilbao, de donde era originaria. En dicha ciudad pasó el resto de infancia y juventud. El futuro escritor estudió con los Escolapios y posteriormente en los Jesuitas de Orduña y posteriormente en el Colegio de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro. En 1910 regresó a su Madrid natal para iniciar estudios de Derecho en la Universidad Central. Finalmente consiguió licenciarse en dicha disciplina en el Real Colegio de Estudios Superiores de María Cristina de San Lorenzo de El Escorial. Fue en dicho colegio donde conoció a Juan Ignacio Luca de Tena.

En 1916 regresó a Bilbao. Un año antes había publicado Pequeñas memorias de Tarín. En esa época colaboró en la bilbaína revista Hermes y en los diarios ABC, El Sol y El Pueblo Vasco. Participó en la tertulia del Café Lion d'Or, junto a Ramón de Basterra, Juan de la Encina, Pedro Mourlane Michelena y Gregorio de Balparda entre otros. Participó así mismo en la Escuela Romana del Pirineo, creada por Basterra en esa época.

En 1921 estuvo en Marruecos cubriendo el conflicto que allí se desarrollaba como corresponsal de El Pueblo Vasco, donde coincidió con Indalecio Prieto.

En 1922 Juan Ignacio Luca de Tena envió a Roma a Sánchez Mazas para que elaborara crónicas para el diario ABC.
Allí es donde tuvo conocimiento con el fascismo, fenómeno que siguió desde sus primeros artículos. También tuvo contacto con la cultura clásica y renacentista. Viviría en Italia durante siete años (1922-1929), durante los cuales se casó con Liliana Ferlosio, con quien tuvo cinco hijos.

Madurez

A su regreso a Madrid en 1929 Rafael Sánchez Mazas es ya un escritor consagrado, y un articulista prestigioso. Es en esa época cuando coincidió en la capital con Eugenio Montes y Mourlane Michelena. Junto a ellos y a otras figuras literarias como Agustín de Foxá y Ernesto Giménez Caballero formó parte de la camarilla literaria que rodeó a José Antonio Primo de Rivera.

En febrero de 1933 colaboró en la fundación del semanario El Fascio, que fue inmediatamente prohibido. El 29 de octubre de ese mismo año se fundó Falange Española, integrándose Sánchez Mazas en su Junta Directiva. Hasta el estallido de la Guerra Civil Española, tuvo un papel muy activo. En febrero de 1934 compuso, a petición de José Antonio, un texto en prosa poética que había de divulgarse mucho, Oración por los muertos de la Falange, que se publicó en “ Haz” el 12 de octubre de 1935,[1] y más tarde participó en la composición de la letra del Cara al sol, himno de la Falange Española. De su pluma son estos dos versos: "Volverán banderas victoriosas / al paso alegre de la paz."

Guerra Civil Española

El 14 de marzo de 1936 fue detenido y posteriormente trasladado a la Cárcel Modelo. Pudo salir con la excusa de conocer a su hijo recién nacido gracias a un permiso especial de Victoria Kent, directora general de prisiones. Aprovechó el permiso para huir a Portugal, pero el propio José Antonio le obligó a regresar. El estallido de la guerra le sorprendió en Madrid. El tradicionalista Manuel González-Quevedo le ofreció refugio.[2] Tras una detención fue puesto en libertad gracias a la intervención de Indalecio Prieto. Finalmente se refugió en la embajada de Chile. Durante el año que pasó refugiado allí escribió su novela Rosa Krüger en formato de folletín diario, que todas las noches leía al resto de refugiados. En el otoño de 1937 salió clandestinamente de Madrid con intención de llegar a Francia, pero el 29 de noviembre fue detenido en Barcelona.

Según algunas fuentes estuvo preso en el barco Uruguay, fondeado en el puerto de la ciudad Condal hasta el 24 de enero de 1939, cuando fue conducido al santuario de Santa María del Collell junto a otros prisioneros para ser ejecutado. El 30 de enero escapó de un fusilamiento en masa, refugiándose en una masía de Cornellá del Terri ( Gerona), junto a tres soldados republicanos que habían huido de la retirada, pasando con ellos a zona sublevada (este episodio es la base sobre la que se asienta la narración de la novela "Soldados de Salamina", de Javier Cercas). Si bien es oportuno decir que fuentes no literarias, incluso libros de la derecha española como el Diccionario de la Falange, no hablan de tal fusilamiento, sino de un "rescate".

El modo en que se libró del fusilamiento durante su encarcelamiento inspiró la novela de Javier Cercas, Soldados de Salamina ( 2001) y la película del mismo título dirigida por David Trueba. Eugenio Montes escribió este interesante artículo con ocasión de la llegada a la Ciudad Condal:

«...Con pelliza de pastor y pantalón mahón agujereado de balazos, y ese color centeno de extremeño, duro de huesos e increíble de alma, he aquí, milagroso y cierto, a Rafael Mazas... A Sánchez Mazas, el más antiguo falangista de todos los vivos y a la par el más nuevo porque llega, casi resurrecto, del otro mundo, después de un viaje dantesco por países de sueño y pesadilla, con prisiones, barcos fantasmas, cárceles en el mar y en la tierra firme, insomnios, hospitales, paredes frías, fusilamientos, fugas, bosques, y al término de la noche y de las lunas, el encuentro alborozado con nuestras tropas, libre por fin, en el lugar y el momento en que, junto a la sombra azul del Pirineo, se libera España...»

Franquismo

Sánchez Mazas (der.) durante una visita a Roma, 1939. A su lado aparecen José de Yanguas Messía y Raimundo Fernández-Cuesta.

Entre agosto de 1939 y agosto de 1940 fue ministro sin cartera en el gobierno del régimen de Franco, abandonándolo por propia iniciativa, sin llegar nunca a ser oficialmente sustituido o cesado, ya que al retrasarse frecuentemente en su asistencia a los consejos de ministros, Franco mandó que retiraran su sillón alegando que así los demás ministros estarían más anchos. A la última sesión tuvo que asistir de pie. Franco le dijo: "No era necesario que volviera más".[8]

Intercedió a favor de varios de sus antiguos amigos aprovechando su cargo. El fruto más reconocido de esa labor es la intercesión a favor de la conmutación de la pena de muerte del poeta Miguel Hernández.[9]

Junto a numerosísimos artículos periodísticos, en 1951 publicaba La vida nueva de Pedrito de Andía, en 1952, Cuatro lances de boda y en 1956 Las Aguas de Arbeloa y otras cuestiones.

Póstumamente se publicó en 1971 Sonetos de un verano antiguo y otros poemas y en 1996 " Rosa Krüger", una novela escrita durante su estancia como refugiado en la embajada de Chile en Madrid, pero que nunca llegó a publicar, a excepción de algunos capítulos en revistas literarias.

En 1960 abandonó sus colaboraciones en el diario ABC, retirándose a su casa de Coria, herencia de una tía paterna. Falleció en Madrid en 1966.

Other Languages