Rafael Menacho

Mariscal de Campo Rafael Menacho y Tutlló, el valiente defensor de Badajoz en 1811. Cuadro pintado en 1811 por Manuel Roca, por encargo del Ayuntamiento de Cádiz.

Rafael Menacho y Tutlló ( Cádiz, 22 de mayo de 1766 - Badajoz, 4 de marzo de 1811), heroico militar español que tomó parte en la Guerra de Independencia Española, falleciendo cuando comandaba la defensa de la sitiada ciudad de Badajoz en 1811.

Biografía

Fueron sus padres Benito Menacho y Francisca Tutlló, naturales de Cádiz. Casó en Cartagena con María Dolores Calogero, con quien tuvo seis hijos (María del Carmen, Asunción, Benito, Tomás, Rosario y Antonio) [1]

Comenzó su carrera militar el 3 Octubre de 1784, en que sentó plaza de cadete en el Regimiento de Infantería de la Victoria, n.° 38, después llamado Valencia.

Con el empleo de coronel del ejército, estaba de guarnición en Ceuta cuando fue dos veces sitiada y bombardeada por el sultán de Marruecos. Tomó parte en la campaña del Rosellón, donde fue herido, e intervino en el sitio de Gibraltar y en la Guerra de las Naranjas.

En la Guerra de la Independencia luchó a las órdenes de Castaños, con el que ascendió a coronel en Bailén, y pasó después al ejército de Extremadura. La Junta de esta región lo nombró gobernador militar de la plaza de Badajoz. Simultáneamente fue ascendido a mariscal de campo. Atacada la ciudad por Soult, el ejército que defiende la ciudad fue acosado y la fortaleza intimada insistentemente a la rendición. El general Menacho estaba decidido a no entregar la ciudad, aún si el recinto exterior era asaltado por las tropas sitiadoras; para ello mandó levantar barricadas y artillar algunas casas, abriendo aspilleras desde donde disparar. Animó a las tropas a resistir y se negó a recibir a los parlamentarios que envió Soult. Estando en la muralla, inspeccionando la defensa, recibió una descarga de artillería, cuya metralla le hirió gravemente, lo que a la postre causaría su muerte el 4 de marzo de 1811.

A sus restos le fueron rendidos honores militares y sepultados en la catedral pacense, conservándose en el Museo del Ejército su bicornio y su calzón con un amplio boquete producido por el proyectil que le causó la muerte. Una base del Ejército de Tierra situada en Badajoz lleva su nombre.[2]

Other Languages