Rafael Guízar y Valencia

Rafael Guízar y Valencia
Tumba de San Rafael Guízar y Valencia en Xalapa, Veracruz, México (cropped).jpg
Tumba de Guízar en Xalapa, México

Obispo de Veracruz
1 de agosto de 1919-6 de junio de 1938
PredecesorJoaquín Arcadio Pagaza y Ordóñez
SucesorManuel Pío López Estrada
Información religiosa
Ordenación sacerdotal1 de junio de 1901
Ordenación episcopal30 de noviembre de 1919
por Tito Trocci
Culto público
Beatificación29 de enero de 1995
por Juan Pablo II
Canonización15 de octubre de 2006
por Benedicto XVI
Festividad24 de octubre
Venerado enMéxico
PatronazgoObispos latinoamericanos
SantuarioCatedral de Xalapa
Información personal
Nacimiento26 de abril de 1878
Cotija de la Paz, Michoacán
Fallecimiento6 de junio de 1938 (60 años)
Ciudad de México
Alma máterSeminario Mayor de Zamora

Rafael Guízar y Valencia (26 de abril de 1878-6 de junio de 1938) es el primer obispo mexicano e hispanoamericano canonizado por la Iglesia católica.[1]

Biografía

Infancia y educación

Rafael Guízar y Valencia nació en Cotija (Michoacán) el 26 de abril de 1878. Hijo de Prudencio Guízar y Natividad Valencia. Tuvo once hermanos: Maura, Dolores, 2 Marías de Jesús, porque una de ellas falleció a los nueve meses de edad, Emiliano, Prudencio, Rafael, Antonio, María Natividad y María Guadalupe. Algunos de ellos dedicado también a las actividades religiosas, como fue María de Jesús y María, consagradas, Rafael, obispo de Xalapa, Antonio, obispo y I Arzobispo de Chihuahua. María Guizar y Valencia, fue madre de Maura Degollado Guízar de la cual nació Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y del movimiento de apostolado Regnum Christi. Otro pariente fue el Arzobispo metropolitano de Tlalnepantla Ricardo Guízar Díaz o José Fernández Arteaga arzobispo emérito de Chihuahua. Aprendió sus primeras letras en la escuela parroquial de su tierra natal y más tarde en un colegio jesuita en la Hacienda de San Simón de Cotija. Inició sus estudios eclesiásticos en el seminario de la diócesis de Zamora en 1894 y en junio de 1901 fue ordenado sacerdote en la catedral de Zamora, Michoacán.

Vida sacerdotal

Al poco tiempo de ser ordenado presbítero, acompañó al entonces obispo de Zamora, Mons. José María Cázares en las visitas pastorales a las poblaciones de su diócesis.

Durante las batallas de la Revolución Mexicana, disfrazado de vendedor, actuó, de manera oculta, como sacerdote ayudando a los soldados moribundos y dándoles los auxilios espirituales de la Iglesia.

Luego de ser director espiritual y catedrático del Seminario de Zamora y canónigo de la Catedral, sufrió varios destierros por causa de la persecución religiosa de los presidentes Venustiano Carranza y Álvaro Obregón, y entre 1913 y 1919 viajó misionando a Cuba, Guatemala, Colombia y el Sur de los Estados Unidos.

Especial importancia en su biografía la tiene su estancia en Cuba, país al que llegó en 1917 invitado a predicar allí por su hermana Maria de Jesús Guízar, religiosa teresiana que vivía en Camagüey. Allí fue acogido por el obispo Valentín Zubizarreta, que le encargó diversas misiones rurales. En ellas le acompañó un joven sacerdote español, Enrique Pérez Serantes (más tarde figura capital del episcopado cubano por haber salvado la vida a Fidel Castro en 1953 y por su posterior relación con la revolución) en el que influyó sobremanera. En Cuba, Guízar se hacía llamar P. Rafael Ruiz para evitar ser identificado por sus perseguidores.

Episcopado

Estando en Cuba, en agosto de 1919 fue preconizado quinto obispo de Veracruz-Jalapa por el papa Benedicto XV, y el 30 de noviembre del mismo año recibió la consagración episcopal en la iglesia carmelita de san Felipe Neri de La Habana, Cuba. Tomó posesión de su diócesis el 9 de enero de 1920 en la ciudad de Xalapa, capital del Estado de Veracruz. Durante su episcopado realizó varias misiones a prácticamente todas las parroquias de su territorio y luchó por su seminario, el cual mantuvo abierto en contra de las leyes que suprimían las congregaciones religiosas en México. Por causa de estas leyes fue perseguido y desterrado[cita requerida] ya siendo obispo, particularmente durante el conflicto de 1926 a 1929 y la posterior persecución religiosa de Veracruz.

Decreto 197 o Ley Tejeda

El obispo Rafael Guízar y Valencia ya había tenido fricciones con el gobernador del estado de Veracruz, general Adalberto Tejeda, en relación con las actividades ministeriales de la religión católica. Se emite el decreto 197 o Ley Tejeda en donde se exigía la reducción de sacerdotes en todo el estado de Veracruz, para disminuir el fanatismo del pueblo. Por parte del gobernador se le envió a cada sacerdote una carta en donde se le exigía el cumplimento de la Ley. Esta tensión entre la Iglesia católica y el gobierno estatal desembocó en varias persecuciones, desapariciones y asesinatos por parte de ambos bandos. El 21 de julio de 1931, el asesinato del sacerdote Angel Darío Acosta dentro de la Catedral de Veracruz, originó una serie de protestas violentas por todos los sectores del pueblo. Las protestas enérgicas del obispo no se hicieron esperar.

Enfermedad y muerte

Afectado por diversas enfermedades (diabetes mellitus, flebitis, insuficiencia cardiaca y otros padecimientos renales, y estando desterrado de su Diócesis, el 6 de junio de 1938 murió en la ciudad de México y su cuerpo trasladado a http://www.rafaelguizar.org/main.html#main_slider} y fue conducido a la Catedral de esa ciudad.