Rafael García Goyena

Rafael García Goyena
RafaelGarcíaGoyena.jpeg
Información personal
Nacimiento 31 de julio de 1766 Ver y modificar los datos en Wikidata
Guayaquil, Ecuador
Fallecimiento 9 de noviembre de 1823 Ver y modificar los datos en Wikidata (57 años)
Ciudad de Guatemala, Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Guatemalteca Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres
  • Joseph García Goyena
  • Baltasara de Gastelú[1]
Cónyuge Plácida de León
Hijos Rafael, Calixto, Sebastián, Francisca, Margarita y Benvenuta García Goyena[2]
Información profesional
Ocupación Escritor y poeta Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua de producción literaria Español
Obras notables
  • Los animales congrados en Cortes
[ editar datos en Wikidata]

Rafael García Goyena ( Guayaquil, Ecuador, 31 de julio de 1766 - Nueva Guatemala de la Asunción, 9 de noviembre de 1823), fue un escritor, poeta y jurista guatemalteco. Una de sus obras más conocidas es Los animales congregados en Cortes.[3]

Reseña biográfica

Primeros años

Su padre, Joseph García y Goyena, era originario de Navarra, pero se mudó al Nuevo Mundo, pasando por Guayaquil, Ecuador, en donde nació Rafael García Goyena en 1766, producto de un amor furtivo.[8]

Estudios universitarios y encarcelamiento

Con sólo veinte años, y antes de graduarse de abogado, tuvo un hijo con Plácida de León, por lo que tuvo que casarse en secreto con ella, y fue recluido en el Convento de Cristo, entonces en las afueras de la recién fundada Nueva Guatemala de la Asunción, castigo que se acostumbraba en esa época para los jóvenes que cometían ese tipo de faltas.[13]

García Goyena presentó su examen de grado en 1791, el cual fue aprobado por la Real Audiencia de Guatemala; para entonces, su padre —quien originalmente lo había desheredado tras el incidente de su matrimonio secreto— le heredó la tercera parte de su fortuna, que ascendía a sesenta mil pesos de la época.[a]

Conjuración de Belén

«Naturalmente dulce y sensible, sabía el fabulista dar a sus acciones esa amabilidad que tanto recomienda al que ha recibido presente tan inestimable de la Naturaleza, aun cuando no está acompañado de los dones del entendimiento, pero que, adornado de éstos, derrama mil encantos en el comercio íntimo y familiar de la vida».
Alejandro Marure
describiendo a García Goyena[2]

En 1813 se vio involucrado en la conjuración de Belén, no como conspirador sino como abogado; el 21 de diciembre el capitán Antonio del Villar capturó a la mayoría de los implicados en el complot para ponerse de cuerdo con los insurgentes de México y él mismo, junto con el escribano Francisco Vigil instruyó el proceso contra los capturados.[17]

Other Languages