Rafael Carrera y Turcios

Rafael Carrera
Carrerayturcios 2014-06-22 09-46.jpg
General Rafael Carrera
Obsérvese que la banda presidencial tiene los colores de la bandera de Guatemala instituida en 1858.
Museo Nacional de Historia de Guatemala

Coat of arms of Guatemala (1825-1843).svg
4.º Jefe del Estado de Guatemala
4 de diciembre de 1844- 21 de marzo de 1847
Predecesor Mariano Paredes
Sucesor Cargo abolido
Él mismo
(Como Presidente de la República de Guatemala)

Coat of arms of Guatemala (1843-1851).svg
1.er Presidente de la República de Guatemala
21 de marzo de 1847- 17 de agosto de 1848
Predecesor Cargo creado
Él mismo
(Como gobernador del Estado de Guatemala)
Sucesor Juan Antonio Martínez

Coat Guatemala 1858.png
5.º Presidente de la República de Guatemala
1.er Presidente Vitalicio de Guatemala
6 de noviembre de 1851- 14 de abril de 1865
Canciller José Milla y Vidaurre
Predecesor Mariano Rivera Paz
Sucesor Pedro de Aycinena y Piñol

Información personal
Nacimiento 24 de octubre de 1814 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ciudad de Guatemala, Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 14 de abril de 1865 Ver y modificar los datos en Wikidata (50 años)
Ciudad de Guatemala, Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Amebiasis Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Mataquescuintla, Ciudad de Guatemala
Nacionalidad Guatemalteca Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión católica
Partido político conservador
Familia
Padres Simón Carrera y Juana Turcios
Cónyuge Petrona García Morales[1]
Hijos José, Francisco, María Mercedes Carrera García
Información profesional
Ocupación Militar
Tratamiento Su Excelencia
Movimientos Conservadurismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Firma de Rafael Carrera. Museo Nacional de Historia.jpg
[ editar datos en Wikidata]
Brigadier, Teniente General, General
Años de servicio 1836- 1865
Apodo «Caudillo adorado de los pueblos»
«Patrón»
«Raca Carraca»
Lealtad Ejército de Guerrillas, 1836 - 1838
Ejército del Estado de Guatemala, 1838 - 1847
Ejército de Guatemala, 1847 - 1865
Unidad Infantería y caballería
Condecoraciones
Participó en Véase Anexo:Batallas del general Rafael Carrera
[ editar datos en Wikidata]

José Rafael Carrera y Turcios ( Ciudad de Guatemala, 24 de octubre de 1814- ibídem, 14 de abril de 1865) fue un caudillo militar guatemalteco, Jefe de Estado (1844-1847) y presidente vitalicio de la República de Guatemala (1847-1848; 1851-1865). Probablemente el mayor representante de la tendencia conservadora en Centroamérica del siglo xix. Fue el máximo dirigente que luchó contra el Presidente Liberal de la Federación Centroamericana, Francisco Morazán, y se le considera el principal causante de la disolución de dicha Federación al impedir que los liberales despojaran a los conservadores de los privilegios de que hasta entonces disfrutaban[2] Desde su ascenso al poder, permaneció gobernando directa o indirectamente, mediante presidentes propicios para esto, con apoyo de religiosos y conservadores. Se constituyó como presidente vitalicio, y a pesar de la oposición liberal, se mantuvo en el cargo hasta su muerte.

Varios sucesos internacionales condicionaron el gobierno del general Carrera. La Guerra de Secesión de los Estados Unidos[3] Posteriormente, ya cuando los Estados Unidos eran dueños de California, la « fiebre de oro» en ese estado norteamericano y la declaración de Nicaragua como un Estado más de los Estados Unidos —esclavista y hablando inglés—, gobernado por William Walker, y que desencadenó la Guerra contra los Filibusteros.

Localmente, el principal obstáculo que enfrentó el general Carrera fue el deseo del general Francisco Morazán de someter a los conservadores de Guatemala e imponer una Unión Centroamericana dirigida por liberales.

Aclaración

El capitán general Rafael Carrera fue el primer presidente de la República de Guatemala, la cual fue instituida por él mismo el 21 de marzo de 1847; durante su gobierno vitalicio que duró desde 1839 hasta 1865, Guatemala se constituyó en el baluarte del partido conservador en Centro América, y evitó la formación de una Federación Centroamericana que los criollos liberales querían a toda costa.[6]

He aquí lo que se ha relatado del expresidente:

  • Versión del partido liberal: el partido liberal estaba formado por antiguos criollos agricultores que se dedicaban a la producción en sus latifundios en la antigua Capitanía General de Goathemala. Estaban radicados en los actuales departamentos guatemaltecos de Totonicapan, Quetzaltenango, Huehuetenango, parte de los actuales estados mexicanos de Chiapas, y las provincias centroamericanas de Comayagua -Honduras-, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.[7]
Los historiadores liberales[12]
Autores como Ramón Rosa —ideólogo del liberalismo de Justo Rufino Barrios y Marco Aurelio Soto en Guatemala y Honduras, respectivamente— y Lorenzo Montufar y Rivera —intelectual destacado de los gobiernos liberales de Guatemala— en sus biografías del general Francisco Morazán se esforzaron en presentar a Carrera como un salvaje analfabeto que únicamente sabía firmar como «Raca Carraca».[13]
  • Segunda Invasión de Morazán a Guatemala (1840):

«Durante los momentos críticos de la invasión del general Morazán a Guatemala el 17 de marzo de 1840, Carrera, entonces General en Jefe del Ejército y reciente vencedor en Los Altos, congregó a los principales personales de la ciudad de Guatemala y les dijo:
- "No tema nadie nada. Tengo un plan que no falla, un plan que no puede dejar de salir punto por punto, de como lo tengo trazado y que me dará la más completa victoria. Yo me voy a Aceituno con mis hombres. De allí vendré con mi gente a libertar a todos..."
Alguien le replicó:
- "¿Pero Su Excelencia nos abandona en un trance tan cruel?"
Y Carrera con una sonrisa de satisfacción respondió:
- "No tema nadie nada. Tengo un plan que no falla; ya volveré."

La victoria de Carrera fue absoluta: recuperó la capital, se consolidó como el líder indiscutible de los conservadores en Guatemala, y terminó definitivamente con la carrera política del general Morazán.»[14]
  • Versión del partido conservador: el partido conservador, que apoyaba la gestión de Carrera, estaba conformado así:
    • El Clan Aycinena: criollos guatemaltecos que se dedicaban directamente al comercio con la Península Ibérica durante la Colonia Española y tenían el monopolio comercial de la región. Estaban radicados en la capital de Guatemala y fijaban los precios del comercio arbitrariamente, para el disgusto de los criollos agricultores, a quienes consideraban una clase inferior.[7]
    • Clero mayor: miembros de las órdenes regulares, obispos y arzobispos criollos o españoles, que dirigían el clero secular. Estaban en la capital de Guatemala.[c]
Los conservadores debían su nombre a que su principal objetivo era mantener la estructura social que había imperado durantae la Colonia Española, especialmente los privilegios de que disponían;[15] Por estar conformados por grupos aristocráticos y privilegiados, aceptaron con desprecio y desconfianza el liderazgo de Carrera y tuvieron que tolerar las consideraciones que éste tenía con los grupos indígenas del país. Sin embargo, en los escritos conservadores sus rasgos mestizos son pasados por alto y es celebrado como un héroe nacional.
  • Versión de intelectuales comunistas: Escritores comunistas que intentaron explicar la dinámica colonial de Guatemala basados en la lucha de clases como Severo Martínez Peláez pasaron por alto el papel benéfico que, para los indígenas guatemaltecos, tuvo el general Carrera y lo mencionan únicamente como un dictador benévolo que actuaba como reyezuelo.[16]

Investigaciones objetivas que se realizaron entre 1984 y la primera década del siglo xxi,[4]

Aún con la polémica que rodea a este personaje, es indiscutible que fue uno de los personajes más importantes y trascendentales de la historia de Guatemala, y probablemente el mayor representante de las tendencias conservadoras del siglo xix en Centroamérica. Algunas de sus ideas aún siguen en vigencia; aunque el Estado guatemalteco, desde la Revolución Liberal de 1871, ha tenido un carácter laico y ha celebrado más a los líderes liberales Justo Rufino Barrios y Miguel García Granados, ha conservado —como herencia del gobierno de Rafael Carrera— la independencia de Guatemala de los demás países de Centroamérica, la conservación del territorio que habría constituido el Estado de Los Altos, la reivindicación de los derechos indígenas —-como en el convenio 149— y en la Constitución Política de la República de Guatemala del artículo 66 al 70, y la conservación de cierta preeminencia de la Iglesia Católica en el país.

Other Languages