Réquiem

El término réquiem (del latín Requiem, "descanso"), se asocia casi exclusivamente a cualquier forma de dar una despedida a los difuntos o de recordarlos por cualquier medio, sea material o simbólicamente, también misa de réquiem —en latín, Missa pro defunctis o Missa defunctorum—, es la misa de difuntos, un ruego por las almas de los muertos, reproducido justo antes del entierro o en las ceremonias de conmemoración o recuerdo. Este servicio suelen observarlo también otras iglesias cristianas, como la Iglesia Anglicana y la Iglesia Ortodoxa. Su nombre proviene de las primeras palabras del «Introito»: «Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis» («Concédeles el descanso eterno, Señor, y que brille para ellos la luz perpetua»).

Réquiem es también el nombre de más de 100 composiciones musicales utilizadas principalmente para realzar estos servicios litúrgicos, así también como piezas de concierto. Este modo de interpretación es hoy en día muy raro, con la excepción de las misas de difuntos celebradas por la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, el Instituto de Cristo Rey y las órdenes y congregaciones adscritas al Motu Proprio Summorum Pontificum.

La misa de réquiem

Estructura y texto de la misa de réquiem

Las partes de la Misa de Réquiem según la Iglesia Romana derivada de la misa tricentina en latin y español.

'Partes y texto de la misa de réquiem
Latín Español

I. Introitus

I. INTROITUS
Requiem aeternam Descanso eterno
Requiem aeternam dona eis, Domine,
et lux perpetua luceat eis.
Te decet hymnus Deus, in Sion,
et tibi reddetur votum in Ierusalem.
Exaudi orationem meam;
ad te omnis caro veniet.
Requiem aeternam dona eis, Domine
et lux perpetua luceat eis.
Dales Señor, el eterno descanso,
y que la luz perpetua los ilumine,
En Sion cantan dignamente tus alabanzas.
En Jerusalén te ofrecen sacrificios.
Escucha mi plegaria,
hacia Ti quien van todos los mortales.
Dales Señor, el eterno descanso,
y que brille sobre/para ellos la luz perpetua.

II. Kyrie

II. KYRIE
Kyrie eleison Señor ten piedad
Kyrie eleison.
Christe eleison.
Kyrie eleison.
Señor, ten piedad,
Cristo ten piedad,
Señor ten piedad.

III. Graduale

III. GRADUALE
Requiem aeternam Descanso eterno
Requiem aeternam dona eis, Domine,
et lux perpetua luceat eis.
In memoria aeterna erit iustus,
ab auditione mala non timebit.
Descanso eterno otórgales, Señor,
y haz brillar para ellos la luz perpetua.
El justo permanecerá en eterno recuerdo,
y no temerá falsedades.

IV. Tractus

IV. TRACTUS
Absolve, Domine Absuelve, Señor
Absolve, Domine,
animas omnium fidelium defunctorum
ab omni vínculo delictorum
et gratia tua illis succurente
mereantur evadere iudicium ultionis,
et lucis aeterne beatitudine perfrui.
Absuelve, Señor
las almas de los fieles difuntos
de las ataduras del pecado,
y que socorridos por tu gracia
puedan ellos merecer evadir la intencionada retribución
y disfruten de la bendición de la luz eterna.

V. Sequentia

1. Dies irae

1. DIES IRAE
Dies Irae Día de ira
Dies irae, dies illa
Solvet saeclum in favilla:
Teste David cum Sibylla.
Quantus tremor est futurus,
Quando judex est venturus,
Cuncta stricte discussurus!
Día de la ira, aquel día
en que los siglos se reduzcan a cenizas;
como testigos el rey David y la Sibila.
¡Cuánto terror habrá en el futuro
cuando el juez haya de venir
a juzgar todo estrictamente!

2. Tuba mirum

2. TUBA MIRUM
Tuba mirum La trompeta
Tuba, mirum spargens sonum
Per sepulcra regionum
Coget omnes ante thronum.
Mors stupebit et natura,
Cum resurget creatura,
Judicanti responsura.
Liber scriptus proferetur,
In quo totum continetur,
Unde mundus judicetur.
Judex ergo cum sedebit,
Quidquid latet, apparebit:
Nil inultum remanebit.
Quid sum miser tunc dicturus?
Quem patronum rogaturus,
Cum vix justus sit securus?
La trompeta, esparciendo un sonido admirable
por los sepulcros de todos los reinos,
reunirá/llamará a todos ante el trono.
La muerte y la Naturaleza se asombrarán,
cuando las criaturas se levanten otra vez,
para responder a su Juez/juicio.
El libro escrito entonces será traído al frente,
en el que se conteniene todo
por lo el que el mundo será juzgado.
Entonces, cuando el juez tome asiento,
lo que estaba oculto se mostrará:
y nada quedará pendiente (de juicio).
¿Qué podrá decir entonces este pobre desdichado?
¿A qué protector podré rogar,
cuando ni los justos estarán seguros?

3. Rex tremendae

3. REX TREMENDAE
Rex tremendae Rey Inmenso
Rex tremendae majestatis,
Qui salvandos salvas gratis,
Salva me, fons pietatis.
Rey de tremenda majestad,
que salvas a quién salvación merece,
sálvame, por piedad.

4. Recordare

4. RECORDARE
Recordare Recuerda
Recordare, Jesu pie,
Quod sum causa tuae viae:
Ne me perdas illa die.
Quaerens me, sedisti lassus,
Redemisti Crucem passus:
Tantus labor non sit cassus.
Juste judex ultionis,
Donum fac remissionis
Ante diem rationis.
Recuerda, piadoso Jesús,
que soy la causa de tu camino;
no me pierdas ese día.
Buscándome, cansado y agotado
me redimiste sufriendo en la cruz
Tanto trabajo será en vano.
Justo juez de la retribución,
otorga la gracia del perdón/absolución,
antes de día del recuento (de acciones).

5. Ingemisco

5. INGEMISCO
Ingemisco Suspiro
Ingemisco, tamquam reus,
Culpa rubet vultus meus;
Supplicanti parce, Deus.
Qui Mariam absolvisti,
Et latronem exaudisti,
Mihi quoque spem dedisti.
Preces meae non sunt dignae,
Sed tu bonus fac benigne,
Ne perenni cremer igne.
Inter oves locum praesta,
Et ab haedis me sequestra,
Statuens in parte dextra.
Suspiro, como el culpable que soy;
la culpa sonroja mi rostro,
Oh, Dios, perdona al que suplica.
Tú, quien absolvió a Mariam (Magdalena)
y a ladrones escuchó,
me has dado esperanza a mi también.
Mis plegarias no son dignas;
pero Tu, quien muestra bondad, por piedad
no me dejes arder en el fuego eterno.
Dame un sitio en tu rebaño
y sepárame de las cabras
para colocarme a Tu diestra.

6. Confutatis

6. CONFUTATIS
Confutatis Cuando...
Confutatis maledictis,
Flammis acribus addictis,
Voca me cum benedictis.
Oro supplex et acclinis,
Cor contritum quasi cinis:
Gere curam mei finis.
Cuando los condenados,
(sean) sentenciados a las flamas de la aflicción,
mencióname entre los bendecidos.
De rodillas, en súplica, te ruego,
con el corazón contrito, casi hecho cenizas,
cuida de mi (hasta el) final.

7. Lacrimosa

7. LACRIMOSA
Lacrimosa Lamentable
Lacrimosa dies illa,
Qua resurget ex favilla
Judicandus homo reus.
Huic ergo parce, Deus:
Pie Jesu Domine,
Dona eis requiem. Amen.
Lamentable aquel día,
cuando de las cenizas se levanten
los hombres culpados para ser juzgados.
Ten compasión de ellos, Dios:
Piadoso Señor Jesús,
concédeles el descanso (eterno). Amén.

VI. Offertorium

1. Domine Iesu Christe

1. DOMINE IESU CHRISTE
1. Domine Iesu Christe 1. Señor Jesús Cristo
Domine, Iesu Christe, Rex gloriae,
libera animas omnium fidelium defunctorum
de poenis inferni et de profundo lacu.
Libera eas de ore leonis,
ne absorbeat eas tartarus,
ne cadant in obscurum.
Sed signifer sanctus Michael
repraesentet eas in lucem sanctam,
quam olim Abrahae promisisti et semini ejus.
Señor, Jesucristo, Rey glorioso,
liberad las almas de los fieles difuntos
de las llamas del Infierno y el profundo abismo.
Liberadlos de la boca del león
para que el abismo horrible no los engulla
ni sean encadenados en oscuridad.
Que el abanderado san Miguel
los guíe a la santa luz,
como le prometiste a Abrahán y a su descendencia.

2. Hostias

2. HOSTIAS
2. Hostias 2. Plegarias
Hostias et preces tibi, Domine, laudis offerimus.
tu suscipe pro animabus illis,
quarum hodie memoriam facimus:
fac eas, Domine, de morte transire ad vitam,
quam olim Abrahae promisisti et semini ejus.
Plegarias y alabanzas, Señor, ofrecemos en Tu honor.
Acéptalas en nombre de las almas
en cuya memoria hoy las hacemos:
hazlas pasar, Señor, de la muerte a la vida,
como antaño prometiste a Abraham y a su descendencia.

VII. Sanctus

VII. SANCTUS
Sanctus, sanctus Santo, santo
Sanctus, Sanctus, Sanctus,
Domine Deus Sabaoth!;
pleni sunt coeli et terra gloria tua.
Hosanna in excelsis.
Santo, Santo, Santo,
Señor, Dios de las fuerzas celestiales;
Llenos están el cielo y la tierra de Tu gloria.
Hosanna en las alturas.

VIII. Benedectus

Sólo en música; opcional; uso frecuente. Separa y emplea las dos últimas líneas del Sanctus.

VIII. BENEDICTUS
Benedictus Bendito
Benedictus qui venit in nomine Domini.
Hosanna in excelsis.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en las alturas.

IX. Agnus Dei

IX. AGNUS DEI
Agnus Dei Cordero de Dios
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem,
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem,
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem sempiternam.
Cordero de Dios, que quitáis el pecado del mundo, dadles reposo.
Cordero de Dios, que quitáis el pecado del mundo, dadles reposo.
Cordero de Dios, que quitáis el pecado del mundo, dadles reposo eterno.

X. Communio

X. COMMUNIO
Lux aeterna Luz eterna
Lux aeterna luceat eis, Domine,
cum sanctis tuis in aeternum,
quia pius es.
Requiem aeternam dona eis,Domine,
et lux perpetua luceat eis:
Cum sanctis tuis in aeternum, quia pius es.
Que la luz eterna brille para ellos, Señor,
en medio de vuestros Santos
porque sois piadoso.
Dadles el reposo eterno, Señor,
y que la Luz Eterna brille sobre ellos.
como santos tuyos para siempre, pues sois misericordioso.

XI. Responsorium

En liturgia: Uso condicionado (detallado en esta página) En música: Opcional y poco frecuente.

XI. LIBERA ME
Libera me Líbrame
Libera me, Domine, de morte aeterna, in die illa tremenda:
Quando caeli movendi sunt et terra.
Dum veneris judicare saeculum per ignem.
Tremens factus sum ego, et timeo, dum discussio venerit, atque ventura ira.
Quando caeli movendi sunt et terra.
Dies illa, dies irae, calamitatis et miseriae, dies magna et amara valde.
Dum veneris judicare saeculum per ignem.
Requiem aeternam dona eis, Domine: et lux perpetua luceat eis.
Líbrame, Oh Señor, de la muerte eterna aquel terrible día:
Cuando los cielos y la tierra tiemblen.
Cuando vengas a juzgar al mundo con fuego.
Estoy hecho para temblar y temer cuando la desolación llegue, así por la próxima ira.
Cuando los cielos y la tierra tiemblen.
Ese día, ese día de furia, de clamidad y miseria, extenso y más que amargo día.
Cuando vengas a juzgar al mundo con fuego.
Reposo eterno dadles, Oh Señor, y permite que la luz eterna brille sobre ellos.

XII. Antiphona

En liturgia: Uso condicionado. (Véase: variantes de la misa de réquiem) En música: Opcional y poco frecuente.

XII. IN PARADISUM
In paradisum En el paraíso
In paradisum deducant te Angeli:
in tuo adventu suscipiant te Martyres,
et perducant te in civitatem sanctam Jerusalem.
Chorus Angelorum te suscipiat,
et cum Lazaro quondam paupere aeternam habeas requiem.
En el paraíso os guíen los ángeles:
que al llegar los mártires os reciban
y puedan ellos guiarte hasta la santa ciudad, Jerusalén.
Los coros de ángeles te reciban,
y con Lázaro, que alguna vez fue pobre, puedas obtener el reposo eterno.

XIII. Otros

Sólo diferenciado en música; de uso tardío (s. XIX); opcional; frecuencia de uso: casi nulo (menos del 1%). Combina y refrasea los versos finales del «Dies Irae» y del «Agnus Dei».

XIII. OTROS
Pie Jesu Piadoso Jesús
Pie Iesu Domine, dona eis requiem.
Dona eis requiem sempiternam.
Piadoso Señor Jesús, dáles el descanso.
Dáles el descanso eterno.

El réquiem como rito litúrgico

Apuntes históricos sobre la misa

Réquiem, que en latín significa "Descanso" o "Reposo", empleado en " "que descanse en paz" (QDEP)", denominada también como "Misa por los muertos" (latin: Missa pro defunctis) o también "Misa de difuntos" (latin: Missa defunctorum); fue originalmente una ceremonia litúrgica de la Iglesia católica romana, (por el contenido de la liturgia, propiamente dicho) y que con algunas variantes es común a varias otras como por ejemplo la Griega y la Rusa Ortodoxas, la Anglicana, entre otras, teniendo todas ellas en común en ser ofrecidos a los fallecidos.

Al igual que otras misas especialmente dedicadas que se ofrecen en dias o circunstancias especiales que básicamente difieren de la misa común, el réquiem se diferencia de todas las demás en el carácter austero y el cambio u omisión de cualquier parte o instancia que no concordara con el espíritu de respeto, pérdida o dolor que la circunstancia amerita. Por ello, por citar algunos de ellos implicaban la omisión del Credo Credo (liturgia); se suprime Gloria; se sustituye el Aleluya por el Tractus, mientras que se cambia el texto Agnus dei parcialmente.

El réquiem, como ceremonia litúrgica, ha variado muy poco en su estructura formal aunque sus contenidos si aunque sutilmente a lo largo del tiempo. Desde que en 998 d.C. San Odo de Cluny instituyera el 2 de Noviembre como el día de Todas las Almas, lo que llevaría a una modificación del calendario religioso (comprendido y agendado en el Misal), en la lista de propios o en la liturgia misma y en sus contenidos. Y por varios siglos permaneció en ese estado hasta mediados del siglo XX, cuando los cambios introducidos por el Concilio Vaticano II (1962-65), como el abandono del latín (empleado desde el comienzo de la Iglesia hasta ese momento) en beneficio del idioma propio de la región, es decir, localmente. Todo material o procedimiento debía adaptarse a la lengua correspondiente de igual manera. Eso implicaba la traducción hasta de las plegarias como el Padre Nuestro, Ave María, Credo y Salve y por supuesto, toda la liturgia en todas sus variantes.

Other Languages
azərbaycanca: Rekviyem
български: Реквием
català: Rèquiem
čeština: Rekviem
dansk: Rekviem
Deutsch: Requiem
Ελληνικά: Ρέκβιεμ
English: Requiem
Esperanto: Rekviemo
eesti: Reekviem
euskara: Requiem
français: Requiem
עברית: רקוויאם
hrvatski: Rekvijem
magyar: Requiem
Հայերեն: Ռեքվիեմ
Bahasa Indonesia: Requiem
italiano: Requiem
日本語: レクイエム
한국어: 진혼곡
Кыргызча: Реквием
Latina: Requiem
Limburgs: Requiem
lietuvių: Requiem
latviešu: Rekviēms
Nederlands: Requiem (mis)
norsk nynorsk: Rekviem
norsk bokmål: Rekviem (musikk)
português: Réquiem
română: Recviem
русский: Реквием
srpskohrvatski / српскохрватски: Opijelo
Simple English: Requiem
slovenščina: Rekviem
српски / srpski: Реквијем
svenska: Requiem
Türkçe: Requiem
українська: Реквієм
oʻzbekcha/ўзбекча: Rekviyem
中文: 安魂彌撒