Quiridio

Diagrama de los huesos del quiridio.

El término quiridio se refiere a la estructura de las extremidades de los vertebrados tetrápodos y es una adaptación a la locomoción en medio terrestre. El quiridio apareció en la segunda mitad de Devónico cuando algunos peces pulmonados de aletas lobuladas ( sarcopterigios) abandonaron paulatinamente la vida acuática para originar a los anfibios.[1]

Estructura

La estructura básica del quiridio consiste en un hueso largo cuyo extremo anterior articula con la cintura escapular o cintura pelviana, y el posterior con un juego de dos huesos en paralelo, que a su vez lo hacen con un conjunto de huesos pequeños que forman la articulación para los dedos. Siguiendo este orden, el quiridio se divide en 3 regiones:[2]

  • Estilopodio: compuesto por el húmero (extremidades anteriores) o fémur (extremidades posteriores).
  • Zeugopodio: formado por un par de huesos paralelos:
  • Autopodio: formado por la articulación de los dedos y los propios dedos:
    • Basipodio: tarsos (extr. post.) o carpos (extr. ant.): conjunto de huesecillos que forman la base de los siguientes. Anatómicamente se corresponden con la muñeca (extr. ant.) o el tobillo (extr. post.)
    • Metapodio: metatarso (extr. post.) o metacarpo (extr. ant.): huesos de similar longitud que las falanges de los dedos, que forman la base de estos.
    • Acropodio: falanges: huesos alineados y articulados que forman los dedos. En el primer dedo hay dos falanges y en los demás hay tres.
Other Languages