Quantum of Solace (película)

Quantum of Solace (titulada 007: Quantum en México) es la vigésimosegunda película de James Bond producida por Eon Productions y es la secuela directa de la película de 2006 Casino Royale. Dirigida por Marc Foster, cuenta con la segunda actuación de Daniel Craig como James Bond. En la película, Bond busca venganza por la muerte de su amante, Vesper Lynd y es asistido por Camille Montes ( Olga Kurylenko), quien está tramando venganza por el asesinato de su familia. El sendero finalmente les lleva al rico empresario Dominic Greene ( Mathieu Amalric), un miembro de la organización Quantum, quien tiene la intención de organizar un golpe de Estado en Bolivia para hacerse con el control del suministro de agua de ese país.

El productor Michael G. Wilson desarrolló el argumento de la película mientras se filmaba Casino Royale. Neal Purvis, Robert Wade y Paul Haggis contribuyeron al guion. Daniel Craig y Marc Forster debieron escribir algunas secciones ellos mismos debido a la huelga de guionistas,[3] aunque no les dieron crédito como guionistas en el corte final. El título fue escogido de una historia corta de 1959 en Sólo para tus ojos de Ian Fleming, aunque la película no contiene ningún elemento de la historia original. El rodaje tuvo lugar en México, Panamá, Chile, Italia, Austria y Gales mientras diseños interiores fueron construidos y filmados en Pinewood Studios. Forster pretendía hacer una película moderna que contara también con motivos de cine clásico: un Douglas DC-3 antiguo fue utilizado para una secuencia de vuelo, y los diseños de Dennis Gassner son reminiscentes de la obra de Ken Adam en varias de las primeras películas Bond. Tomando un curso alejado de los habituales villanos Bond, Forster rechazó cualquier aspecto grotesco para el personaje de Dominic Greene para enfatizar la naturaleza oculta y secreta de los villanos contemporáneos de la película.

La película también estuvo marcada por sus frecuentes representaciones de violencia, con un estudio de 2012 de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda que la hallaba la película más violenta en la franquicia. Considerando que Dr. No presentaba 109 actos «triviales o severamente violentos», Quantum of Solace tenía una cuenta de 250, la mayor cantidad de representaciones de violencia en cualquier película Bond.[4]

Quantum of Solace se estrenó en el Odeon Leicester Square el 29 de octubre de 2008, reuniendo opiniones encontradas, que principalmente elogiaron el desempeño duro de Craig y las secuencias de acción de la película, pero sientiendo que la película no era tan impresionante como su predecesora Casino Royale. Desde noviembre de 2012, es la tercera película de James Bond más taquillera, sin ajuste por inflación, ganando $586 millones en todo el mundo.

Argumento

James Bond ( Daniel Craig) llega a Siena, Italia, con el Sr. White ( Jesper Christensen) capturado en el maletero de su coche.

Después de eludir a los perseguidores armados, Bond y M ( Judi Dench) interrogan a White con respecto a su organización, Quantum, antes M aún no confiando de todo a Bond acusándolo de matar a Le Chiffre ( Mads Mikkelsen) y contándole además que el novio de Vesper estaba presuntamente vivo luego de investigar la supuesta muerte de éste en su casa de Ibiza y Bond afirma no perseguirlo considerándole irrelevante. Durante el interrogatorio, White acaba confesando, delante de ambos, que pertenece a la organización llamada Quantum, una organización que tiene agentes infiltrados tanto en el gobierno inglés como en la CIA y que traicionó a Vesper ( Eva Green). El guardaespaldas de M, Craig Mitchell (Glenn Foster), un agente doble, ataca a M, permitiendo a White escapar. Bond persigue a Mitchell a través de los techos de Siena, y finalmente Bond se enfrenta a Mitchell en una lucha de altura colgando de cuerdas en una construcción, de pronto la cuerda de Bond se desata en parte, dejándolo de cabeza a centímetros del suelo, en eso Mitchell sube a través de las construcciones de madera para alcanzar su arma, Bond intenta lo mismo con la suya, la cual está a unos cuantos metros de él. Ambos logran agarrar cada quien su respectiva arma, los dos se apuntan con ellas, para suerte de Bond, él es el primero en tirar del gatillo. De regreso en el cuartel en Siena, Bond se da cuenta que White ha escapado sin rastro alguno, más que la sangre que dejó por la herida de bala.

En el cuartel de MI6, la inteligencia forense relaciona a Mitchell con una cuenta bancaria que casualmente tenía con Le Chiffre en Port au Prince, Haití vinculado a un geologo llamado Edmund Slate todo a través de cuentas marcadas. Bond rastrea al contacto, Edmund Slate ( Neil Jackson) y tras una pelea con Slate, en la que cae muerto, suplanta la identidad del geólogo vinculado al caso y conoce a la luchadora Camille Montes ( Olga Kurylenko), una mujer que quería cerrar un trato con el geólogo pero que realmente busca su propia venganza y confundiendo a Bond con Slate quien es además es un asesino a sueldo enviado para matar a Camille Montes a instancias de su amante, el ecologista Dominic Greene ( Mathieu Amalric) asociado con la organización Quantum. Un motociclista vigilaba a la pareja creyendo que Bond era Slate y esperando que éste la matase pero Bond noquea al sicario y con su moto sigue a la chica. Mientras observa su encuentro posterior con Greene, Bond descubre que Greene está ayudando a un general boliviano exiliado, Medrano ( Joaquín Cosío) — quién años atrás asesinó a la familia de Camille — para derrocar a su gobierno a cambio de una pieza aparentemente árida de desierto. Bond trata de conseguir información del hombre mientras que Camille le recrimina sus acciones a Greene sabiendo que él había ordenado su muerte. Greene sabe que Camille lo quería solo para acercarse a Medrano quien secuestra a Camille luego de subestimar las intenciones de Greene de apropiarse del la región desértica aparentemente estéril. Bond salva a Camille cuando aprovechando la situación trataba de asesinarlo y Bond rápidamente elude y ataca a los botes donde secuaces de Medrano tratan de matarlo. Bond sigue luego a Greene hasta su charter en un pequeño aeropuerto a la vez que le pide a M y a Bill Tanner ( Rory Kinnear) información sobre Greene; filántropo dueño de una organización ecologista llamada Greene Planet.

Tras rescatar a Camille de Medrano, Bond sigue a Greene a una representación de Tosca en Bregenz, Austria. Mientras Bond se dirige allí, el jefe de la CIA de la sección América del Sur, Gregg Beam ( David Harbour), realiza un acuerdo de no interferencia con Greene para mantener acceso al petróleo boliviano, estando en el charter de Greene, Beam reconoce a Bond tras observar una foto que su primo y mano derecha Elvis ( Anatole Taubman) le había tomado a Bond y junto con Greene le ordenan a Felix Leiter ( Jeffrey Wright), matarlo. Bond se infiltra en la reunión de Quantum en la ópera, detrás del escenario del mismo luego de golpear y robarle a otro socio de Quantum un auricular para comunicarse entre él, Greene y varios asistentes a la opera; logrando escuchar como Greene planeaba llevar a Bolivia varios tubos y planeando engañar a los americanos haciéndoles creer que había petroleo en la región desértica de Bolivia, Bond interrumpe la conversación poniéndolos al descubierto y logra tomarles varias fotos las cuales envía al MI6, por lo que sobreviene un tiroteo. El único en evitar ser descubierto fue White. Greene mata a un guardaespaldas que trabaja para el miembro de Quantum Guy Haines ( Paul Ritter), un asesor del Primer Ministro británico luego de que Bond lo hubiese arrojado del techo después de que pelease con Bond. M asume que Bond lo mató, y hace revocar sus pasaportes y tarjetas de crédito cuando se niega a regresar a casa y reportarse.

Al darse cuenta de la maniobra de M, Bond no se queda de brazos cruzados y convence a su viejo aliado René Mathis ( Giancarlo Giannini) para acompañarlo a Bolivia aprovechando Mathis con varios aliados en Sudamérica. Mathis reconoce a varios hombres de Quantum a través de las fotos tomadas por Bond entre ellos a Haines. El MI6 en disculpa por las torturas proferidas a Mathis le habían concedido su pequeña villa en Talamone, Italia junto con Gemma ( Lucrezia Lante Della Rovere), su amante. En el aeropuerto de La Paz, son recibidos por Strawberry Fields ( Gemma Arterton), una oficial del MI6, que exige el retorno al Reino Unido de Bond inmediatamente. Bond la seduce antes de que asistan a una fiesta que Greene sostiene esa noche, dicha fiesta de caridad de Greene Planet proclamando un proyecto ecológico llamado Tierra, con el que presuntamente pretendía crear ecoparques en Bolivia. Mathis presenta a Fields y a Bond a Carlos ( Fernando Guillén Cuervo), coronel de la policía boliviana quien afirma ofrecerle sus servicios. En la fiesta, Bond rescata nuevamente a Camille de Greene. Camille descubre que Bond es agente británico y ella ex-agente boliviana que buscaba su propia venganza. Bond la convence de mostrarle el llamado Proyecto Tierra y cuando Greene ordena a Elvis matar a Bond, Fields lo hace caer de las escaleras fingiendo un accidente salvando así al agente. Dejando la fiesta, Camille y Bond son detenidos por la policía boliviana que trabaja para Medrano, ellos antes habían atacado a Mathis y lo pusieron en el maletero del coche de Bond para incriminarlo; y, en la lucha subsiguiente, Mathis es asesinado, durante su agonía Mathis decide morir aunque pidiéndole a Bond como última voluntad perdonar a Vesper ya que ella siempre lo amó y había dado la vida por él y también perdonarse a sí mismo. Bond arroja el cadáver de Mathis en un bote de basura y con Camille sigue su camino a un pequeño aeropuerto en medio del desierto boliviano. Al día siguiente, Bond y Camille examinan las tierras previstas a ser adquiridas por Quantum por aire; su avión (alquilado y siendo ellos delatados) es derribado tras una breve batalla aérea y ellos escapan del avión en llamas con paracaídas cayendo ambos en una dolina. En la cueva, Camille y Bond descubren que Quantum está represando el suministro de agua fresca de Bolivia para crear un monopolio siendo el factor que Medrano ignora de su sociedad con Greene. M luego acude a una cita del Secretario de Exteriores ( Tim Pigott-Smith) quien le comunica a M las acciones de Bond, las preocupaciones del Primer Ministro y la existencia de Quantum y la ayuda que ellos representarían por la falta de petroleo en el mundo. A la vez el ministro advierte a M detener a Bond o los americanos tomarían acciones contra él. Bond y Camille confiesan porqué perseguían a Greene; Greene por ser de Quantum, responsables de atentar contra él y llevar a Vesper a la muerte. Camille confiesa ir tras Medrano, responsable de la muerte de su familia y por ello Bond se disculpa con Camille por lo sucedido en Haití.

En La Paz, Bond vuelve a su hotel con un mensaje de Fields pidiéndole que huya. Camille decide esperar mientras que Bond se reúne con M buscando detener a Bond y ordena a Tanner dejar en libertad a Camille, ajena a los asuntos de los británicos. Bond reporta su descubrimiento confirmando que no había petroleo como lo creían los americanos. M le recrimina sus acciones creyendo que él había matado a Mathis y posteriormente descubre que Quantum había asesinado a Fields ahogándola en petróleo crudo. M decide relevarlo de sus funciones al ver que Bond con su sed de venganza estaba cobrando víctimas inocentes, entre ellas Fields (en palabras de M una oficinista que organizaba reportes) ordenando a otros agentes británicos llevar a Bond detenido por desobedecer órdenes, pero se escapa. Bond corre el riesgo de captura al regresar para decir a M que Fields demostró valentía en el campo, lo cual es suficiente para convencer a M que puede confiar en Bond y Tanner acepta tal decisión aun sabiendo que Bond estaba siendo buscado por la muerte de Mathis.

Bond se reúne con el agente de la CIA Leiter, quien revela que Greene y Medrano se reunirán en el eco-Hotel Perla de las dunas en el desierto de Atacama para finalizar el golpe de estado y advertido también por Leiter, evade la División de Actividades Especiales de la CIA cuando intentan matarlo. En el eco-hotel en el desierto, Greene revela sus verdaderos planes para Medrano: ahora que controla la mayoría del suministro de agua de Bolivia, Greene fuerza a Medrano a aceptar un nuevo contrato que hace a la empresa de servicios públicos de agua exclusiva de Green Planet a tasas significativamente más altas. Bond junto con Camille se infiltran en el hotel y éste la inspira a la venganza pidiéndole que use bien su tiro de gracia. Bond ataca matando al jefe de policía por traicionar a Mathis pero hace que el Jeep se estrelle contra una de las paredes del garaje del Hotel, las cuales contenían combustible que daban energía al hotel provocando así una cadena de incendios en la que muere Elvis y se enfrenta a Greene. Mientras tanto, Camille logra entrar a la habitación de Medrano donde también salva de la violación a una chica ( Oona Chaplin) de las manos del general y mata a Medrano, vengando el asesinato de sus padres y su hermana. La lucha deja el hotel en gran parte destruido por un incendio, Bond después de asesinar a los escoltas de Greene trata de asesinar al mismo y Greene trata de matar a Bond con un hacha pero Bond logra neutralizar a su atacante hiriéndole en un pie con un hacha de emergencias. Bond luego captura a Greene y lo interroga acerca de Quantum, antes de dejarlo abandonado en el desierto con sólo una lata de aceite de motor en claro desquite por la muerte de Fields . Bond y Camille se besan antes de separarse ya que Camille iría con las autoridades para desmantelar las represas de Greene.

Bond viaja a Kazán, Rusia, donde encuentra al antiguo amante de Vesper, Yusef Kabira ( Simon Kassianides), un miembro de Quantum que seduce a mujeres con conexiones valiosas. Bond le dice al último blanco de Kabira, la agente de inteligencia canadiense Corinne Veneau ( Stana Katic) de sus verdaderas intenciones, ahorrándole así el destino de Vesper. Bond perdona la vida de Kabira y permite al MI6 arrestarlo luego de que Bond personalmente lo interrogase. Al salir, M (sorprendida de que no hubiera matado a Yusef) le dice a Bond que Greene fue hallado muerto en medio del desierto, con dos balas en el cráneo y con aceite de motor en su estómago; Bond niega saber nada. M también revela que Leiter ha sido promovido y ha tomado el lugar de Beam. Ella reincorpora a Bond como agente y le pide que vuelva; a lo que él responde que nunca se fue. Mientras se va, él deja caer el collar de Vesper en la nieve con lo que se cierra la deuda.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Квант суцяшэньня
Ελληνικά: Quantum of Solace
Fiji Hindi: Quantum of Solace
hrvatski: Zrno utjehe
Bahasa Indonesia: Quantum of Solace
Lëtzebuergesch: Quantum of Solace
lietuvių: Paguodos kvantas
македонски: Трошка надеж
Nederlands: Quantum of Solace
norsk bokmål: Quantum of Solace
srpskohrvatski / српскохрватски: Quantum of Solace
Simple English: Quantum of Solace
slovenščina: Kvantum sočutja
српски / srpski: Зрно утехе
українська: Квант милосердя
oʻzbekcha/ўзбекча: Mehribonlik kvanti
მარგალური: მუთა მოლექინაფა