Qanat

Túnel de un qanat cerca de Ispahan (Irán)

Un «qanat» es una infraestructura hidrogeológica para la captación de una capa de agua subterránea, su succión hacia el exterior y conducción por una o varias galerías de drenaje ligeramente inclinadas y dotadas de pozos verticales de acceso y aireación. El final de la mina suele ser una cisterna, arca de registro o algún otro tipo de exsurgencia. Para las poblaciones de las regiones áridas o semiáridas, un «qanat» constituye todavía una fuente constante y estable de agua, independientemente de la estación, y permite, por ejemplo, la irrigación de cultivos agrícolas.[1]

Esta técnica tuvo su origen en Persia en el I milenio a. C., y se extendió hacia el este y el oeste, desde el norte de África ( Marruecos, Argelia o Libia), Oriente Medio, Irán, y por Afganistán, hasta la India y China. Durante siglos las zonas para nuevos asentamientos correspondían a los lugares donde era posible la construcción de «qanats». Con diferentes nombres pero similares técnicas, este recurso hidrogeológico se ha desarrollado en otras zonas del Mediterráneo como Sicilia, y en la península ibérica con ejemplos interesantes en ciudades como Madrid o Córdoba. Asimismo, en América Latina se pueden encontrar restos de diversos tipos de «qanats» en Chile, México y Perú.[2]

Descripción

Corte transversal de un qanat.

En primer lugar se cava un pozo principal (o pozo madre) sobre una colina, hasta alcanzar un acuífero o similar fuente de agua subterránea, cuya presencia es reconocible por la humedad de suelo. Luego se construye un túnel casi horizontal desde el pie de la colina hasta la fuente de agua. Debe poseer un ligero declive, para permitir el descenso del agua, por un lado, y su control y racionamiento, por el otro. Cuanto más largo es el qanat, menor debe ser su declive.

Aparte del pozo madre, se cavan pozos secundarios que unen el túnel horizontal con la superficie. Su objetivo es proveer ventilación para su construcción y mantenimiento, así como vía de acceso para los trabajadores, y de salida para la tierra retirada.

El agua desemboca generalmente en forma de cascada, y puede ser contenida por medio de represas y pequeñas lagunas artificiales. Desde allí, canales de riego llevan el agua hacia el área cultivable.

Debido a su (por lo general) carácter subterráneo, que previene la evaporación, el qanat es útil para transportar el agua a largas distancias, de hasta 70 km. Algunos tipos de qanat que utilizan zanjas profundas en lugar de túneles, sólo se aplican para distancias más cortas.

Other Languages
Alemannisch: Qanat
العربية: قناة ري
azərbaycanca: Kəhriz
български: Ганат
català: Qanat
čeština: Kanát
dansk: Kareze
Deutsch: Qanat
Ελληνικά: Κανάτ
English: Qanat
Esperanto: Kanato
فارسی: قنات
français: Qanat
עברית: פוגארה
हिन्दी: कारेज़
hrvatski: Kanat
magyar: Qanat
italiano: Qanat
日本語: カナート
қазақша: Кәріз сөзі
한국어: 카나트
lietuvių: Kiarizas
Bahasa Melayu: Qanat
Nederlands: Qanat
norsk bokmål: Qanat
polski: Kanat
português: Qanat
русский: Кяриз
srpskohrvatski / српскохрватски: Kanat
Simple English: Qanat
slovenščina: Kanat
svenska: Qanat
Türkçe: Kehriz
татарча/tatarça: Кәһриз
українська: Кяриз
اردو: کاریز
中文: 坎兒井