Puruarán

Puruarán
asentamiento
Graniza en Puruarán.jpg
Puruarán ubicada en México
Puruarán
Puruarán
Localización de Puruarán en México
Puruarán ubicada en Michoacán
Puruarán
Puruarán
Localización de Puruarán en Michoacán
PaísFlag of Mexico.svg México
• EstadoMichoacán
• MunicipioTuricato
Ubicación19°05′40″N 101°31′19″O / 19°05′40″N 101°31′19″O / -101.52194444444
• Altitud1 102 msnm
Población[1]7 162 hab. (2010)
Huso horarioTiempo del Centro (UTC -6)
• VeranoUTC -5
Código INEGI150970158
[editar datos en Wikidata]
Bandera Nacional de Guerra

Puruarán Tenencia de mayor población del Municipio de Turicato, del Estado Soberano de Michoacán de Ocampo, México. Su nombre significa lugar de manantiales cuyo paisaje lo cubren los cañaverales y árboles típicos de la tierra caliente.

Hubo al menos dos haciendas en Puruarán durante la época Colonial, y algunos caminos que cruzan al pueblo todavía tienen tal trazo.

Durante la época de la Independencia Puruarán fue cuartel de los Rayón en 1812. Posteriormente fue escenario de la derrota militar de José María Morelos en enero de 1814 en la famosa Batalla de Puruarán donde participaron importantes insurgentes como Manuel Muñiz, Los Rayón, Nicolás Bravo y Mariano Matamoros, siendo éste apresado. Popularmente se ha creído que Matamoros era brazo derecho de Morelos, pero vale la pena recordar que dicho nombramiento fue anterior al congreso de Chilpancingo, cuando Morelos era Vocal de la Suprema Junta Nacional Americana, y tenía la misma jerarquía que los demás vocales, además de que posterior a 1813 se creó el Supremo Congreso, corporación de suma importancia, por lo cual es una interpretación aventurada decir que Matamoros era el segundo al mando de los insurgentes en la batalla del 5 de Enero en Puruarán.

Hay un debate de dónde fue la batalla, pues muchos lugareños aseguran que fue en el actual Centro Histórico y ex hacienda donde ahora se encuentra las instalaciones del antiguo ingenio, cuyo edificio no es de la época, aunque su cimentación sí, pues las descripciones de la época sugieren otro escenario alrededor de la Hacienda, además de que hasta la fecha, no se ha encontrado el plano de la batalla que se cita en el informe realista.

Fue hasta el año de 1815 que Puruarán fue nuevamente escenario de relevancia, pues es al ser derrotados los insurgentes en dicho lugar en 1814 los insurgentes se replegaron en la Tierra Calente, sancionando el Decreto Constitucional en Apatzingán en Octubre de 1814 y en busca de su difusión se mandó una misión a los Estados Unidos. Una vez allá una comisión insurgente contactó a Alvarez de Toledo, quien envió recomendaciones a los insurgentes. Esas pliegos llegaron a Tierra Caliente a puntos como Atijo donde fueron consultados. Los insurgentes decidieron unirse, y en ese entonces ya tenían constituidos tres poderes: el ejecutivo compuesto por tres individuos, el congreso conformado por diputados, y el ya existente Supremo Tribunal de Justicia. Estas corporaciones se reunieron a Finales de Junio y principios de Julio en Puruarán, para emitir decretos de las recomendaciones de Álvarez de Toledo. Fue así que en Puruarán decretaron las famosas banderas que pretendían ser las del proyecto republicano insurgente; así como un manifiesto de la lucha insurgente y un patente de Corso. También una carta al Presidente de los Estados Unidos, la cual no se tiene e certeza si llegó a su destino. Es decir, se efectuaron en Puruarán las recomendaciones de Álvarez de Toledo. Los insurgentes no establecieron sede en Puruarán, pues al enterarse que Iturbide incursionan en Ario, huyeron para no enfrentar a los realistas.

Después de 1815 Morelos es capturado tras su huída de Michoacán y los insurgentes se reorganizaron en otros puntos de Michoacán hasta 1820.

Concluida la guerra de independencia no se adoptaron las banderas decretadas en Puruarán, sino los del proyecto iturbidista.


En la guerra de Intervención, Puruarán fue una de varias rutas que los Republicanos usaron para defender al país del imperio de Maximiliano.

Puruarán en el siglo XX tuvo relevancia en su última década por el ingenio azúcarero.

Esta es una descripción de Puruarán: Allí la vegetación es espléndida: anchos y dilatados valles cubiertos de caña; gigantescas parotas, zirandas, que nacen y crecen al lado de las palmeras y que enlazan en ellas sus nudosos troncos, semejantes á los nervudos brazos de un gladiador, y que terminan por ahogarlas y levantarlas, desarraigándolas de la tierra; copados tamarindos entre cuyas ramas habitan numerosas tribus de aves canoras; voluptuosos plátanos cuyas hojas de raso ondulan crujiendo con el aura de la tarde, y entretejiéndose por todas partes las lianas, que forman caprichosos columpios, cubiertos de flores y de verduras.

Allí los arroyos cruzan entre alfombras esmaltadas, ó se desprenden sobre peñascos tapizados de musgo, y cuando soplan las brisas, todo tiene un murmullo, un suspiro, un rumor, árboles, lianas, flores, arroyos, cascadas. Y sobre este paisaje encantador, un cielo purísimo, con ese azul sereno que cantan los poetas, y que los pintores fingen en sus cuadros de gloria. El sol ardiente de la zona tórrida arroja sobre aquella exuberante naturaleza torrentes de fuego y de luz, y todo germina y todo se vivifica, y cada hoja cubre un insecto, y cada peña oculta un reptil, y cada rama guarda un nido, y cada gruta guarece un ser animado.

De aquellos bosques, durante el día sale un concierto, y cuando la noche tiende sus negras sombras, reina por un instante el silencio, y luego los cantores del día desaparecen, el bosque se ilumina de nuevo, ya no con la luz del sol, sino con la fantástica de millones de insectos luminosos que suben y bajan, y cruzan y giran en continuo movimiento, y entonces en aquella misma selva, nuevos cantores con distintas armonías, dulces como las del día, pero más melancólicas y misteriosas, levantan un himno.

Allí la naturaleza canta a Dios eternamente. En medio de este paisaje está Puruarán, rica hacienda de caña. La entrada de la casa habitación y de las oficinas de la hacienda mira hacia el Norte. Por el frente de la hacienda pasa el agua sobre un elevado acueducto sostenido por garbosos arcos. Al pie del acueducto y a los lados de la casa, se miran las habitaciones de los trabajadores y dependientes, casi todas formadas de adobe con humildes techos de paja.|Vicente Riva Palacio}}

Se ha creído que Puruarán es cuna de los símbolos patrios, lo cual es un error de interpretación, pues el nacionalismo criollo utilizó al águila desde finales del siglo XVIII, y los insurgentes Morelos, Berduzco y Rayón ya utilizaban un águila como escudo de armas en sus documentos desde 1812, aunado a que los decretos sobre el simbolismo indigenista nacen en Chilpancingo. En cuanto a la bandera, la bandera adoptada por la nueva nación mexicana utilizó los colores de Iguala. El himno nacional además, es de la época de Santa Anna, de a mediados del siglo XIX. Por años, los lugareños y autoridades locales han difundido la idea de que por decreto constitucional, Puruarán es cuna de los símbolos patrios; pero en la actual ley vigente no existe tal mención a nivel constitucional. No obstante no se puede negar la portancia de los acontecimientos mencionados.

  • referencias

Referencias

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER)». 
  • LEMONIE VILLACAÑA, ERNESTO, MORELOS Y LA REVOLUCION DE 1810 2.ª, Ed., Gobierno del Estado de Michoacán, Morelia, Mich., 1984
  • LEMONIE VILLACAÑA, ERNESTO, MORELOS su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. UNAM, México 1991
  • VICENTE RIVA PALACIO, Episodios Históricos de la Guerra de Independencia, Tomo I, Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, 2009.
Other Languages