Punto de ignición

Se denomina punto de ignición, punto de inflamación o punto de incendio de una materia combustible al conjunto de condiciones físicas (presión, temperatura, etc.) necesarias para que la sustancia empiece a arder al acercar una fuente de calor (fuente de ignición) y se mantenga la llama una vez retirada la fuente de calor externa.

Proceso de ignición

Cuando una sustancia combustible se calienta mediante una fuente de calor externa, comienza a oxidarse; la reacción de oxidación es exotérmica, luego añade calor al de la fuente externa; conforme aumenta la temperatura se oxida más rápidamente, hasta que en cierto punto, el calor desprendido por la oxidación es suficiente para mantener la ignición sin ayuda de la fuente exterior. Las condiciones alcanzadas en ese momento, determinan el punto de ignición.

Cuando la sustancia se oxida espontáneamente sin necesidad de una fuente exterior de calor (lo que para ciertas sustancias puede ocurrir en ciertas condiciones), y alcanza la temperatura de ignición, empezará a arder. Este fenómeno se llama autoignición.

Los parámetros que determinan el punto son la temperatura, la presión, la composición de la atmósfera en que se produce la ignición y a veces la presencia de otra sustancia que actúe como catalizador.

Other Languages