Punto Final (revista)

Punto Final (PF) es una revista quincenal chilena de izquierda. Fundada el 15 de septiembre de 1965 y clausurada el 11 de septiembre de 1973 por el Gobierno Militar del General Augusto Pinochet, se reeditó en el exilio, en México, entre 1981 y 1986, y reapareció en Chile en 1989. Antes de que el dictador Pinochet dejara el poder, la revista enfrentaba varios juicios iniciados por la Justicia Militar. Forma parte de la Red Voltaire.

La línea editorial de PF ha sido de izquierda, pero generalemten realiza críticas a los partidos que representan esa tendencia. Asimismo, se ha considerado como tribuna de expresión del pensamiento revolucionario y democrático. Fue partidaria crítica del Gobierno de Allende y de la Unidad Popular. Aunque políticamente estuvo, en un principio, ligada a las posiciones del MIR, entre sus colaboradores había militantes socialistas, comunistas, cristianos e independientes. Inicialmente la revista consistía en un solo gran reportaje, hasta que pasó a tener secciones.

Inicio

En septiembre de 1965 la primera Punto Final salió a la calle. Al fundar PF, Mario Díaz y Manuel Cabieses -director y jefe de redacción respectivamente- buscaron crear un espacio para el desarrollo de un periodismo libre, donde los autores pudieran expresarse de acuerdo con su conciencia. Lo bautizaron como Punto Final con el propósito de publicar reportajes en profundidad sobre temas que inquietaban a la opinión pública, ojalá hasta agotarlos, es decir, hasta su «punto final». Además, se definía como un medio «democrático y de avanzada». Y precisaba: «Cree que las grandes masas son las protagonistas de la historia y se coloca a su servicio. Pero no se encajonará en fronteras artificiales, no rehuirá la polémica ni sentirá temor de decir la verdad». El número 1 publicó «La tragedia del Janequeo», un reportaje del periodista Miguel Torres sobre el naufragio de un remolcador de la Armada Nacional que costó la vida de 50 tripulantes. Las causas del desastre habían sido silenciadas por la Armada para no asumir responsabilidades.

El director artístico de la publicación era el dibujante y pintor Enrique Cornejo ( Penike), quien se mantuvo a cargo de la presentación gráfica hasta 1973. Al principio, PF era un folleto con un formato equivalente a la cuarta parte de la edición actual. En 1966 se convirtió en una revista quincenal de asuntos políticos, informativos y culturales. En la transformación desempeñó un importante papel el economista Jaime Barrios Meza.

Su primer consejo de redacción estuvo integrado por los periodistas Augusto Olivares Becerra, Carlos Jorquera Tolosa, Manuel Cabieses y Mario Díaz. Fundamental en el sostenimiento y marcha de PF fue el abogado comunista Alejandro Pérez Arancibia, quien asumió el cargo de gerente. Completaba el equipo el dibujante Eduardo de la Barra (Jecho). Su primera secretaria fue Inés Moreno. Esa función también fue desempeñada años más tarde por Jane Vanini, revolucionaria y guerrillera brasileña que fue asesinada en la ciudad de Concepción (Chile). El consejo de redacción se amplió con el ingreso del abogado socialista Jaime Faivovich, y de los periodistas Hernán Uribe, Augusto Carmona y Hernán Lavín Cerda. Desde el comienzo estuvieron Jaime Barrios y el periodista y poeta argentino Julio Huasi. Se fueron sumando Clotario Blest, Ernesto Carmona, José Carrasco, José Cayuela, Roque Dalton, Gladys Díaz, Máximo Gedda, Fernando Mires, Lucía Sepúlveda, María Eugenia Saúl y Héctor Suárez, entre otros. Cuando asumió la presidencia Salvador Allende, el equipo se redujo, ya que varios asumieron tareas en el Gobierno. Jaime Barrios fue designado gerente general del Banco Central; Carlos Jorquera fue asesor de prensa de Allende; Jaime Faivovich, intendente de Santiago y luego subsecretario de Transportes, y Augusto Olivares, director general de Televisión Nacional. Aun así, Faivovich y Olivares siguieron escribiendo en PF.

Other Languages
English: Punto Final
français: Punto final
русский: Punto Final