Puerta de Coria

Puerta de Coria.

La puerta de Coria es una de las siete puertas iniciales con las que contaba la muralla de la ciudad de Plasencia. Por ella se accedía al barrio de la Magdalena y a la primera judería de la ciudad, comunicando exteriormente con las tenerías y los lagares de aceite que se concentraban en torno al Puente de San Lázaro.

Esta puerta estaba defendida a la derecha por una torre y a la izquierda por la llamada quebrada de la Mota, en dirección al Parador Nacional.

El arco de acceso fue reformado por otro más amplio a finales del siglo XVI y en su clave aparece una figura humana que se ha identificado con el arcángel San Miguel, defensor de las entradas de la ciudad, aunque también pudiera ser un símbolo de la Justicia.

Esta puerta fue tapiada con motivo de las Guerras Carlistas, del mismo modo que se hizo con otras puertas y postigos de la ciudad cuando la situación bélica o la seguridad urbana así lo requirieron. Se volvió a abrir en 1848.

Other Languages