Puente del Rainbow (Tokio)

Puente Rainbow
Puente Arco Íris
レインボーブリッジ
(Rainbow Bridge)
Rainbow colored Rainbow Bridge at night.jpg
Puente Rainbow de noche iluminado con los colores del arco iris.
Localización geográfica/administrativa
RegiónKantō
Bahía de Tokio

PaísBandera de Japón Japón
LocalizaciónFlag of Tokyo Prefecture.svg Tokio
Flag of Minato, Tokyo.svg Minato-Ku
Características del puente
Uso del puenteShuto Urban Expwy Sign 0011.svg Ruta Daiba Autopista Shuto,
Tokyo Pref Route Sign Template.svg Ruta Prefectural Tokio 482,
Yurikamome line symbol.svg Línea Yurikamome (férrea) y Japan road sign 325-4.svg pasos peatonales.
Tipo de puentePuente colgante
MaterialAcero

Longitud total798 m
N.º vanos3
Vano mayor570 m
Anchura49 m
Altura126 m (torres)
52 m (plataforma)
Datos de diseño y construcción
Constructor(es)Construido por
Kawasaki Heavy Industries

Duración obras1987-1993
Inauguración26 agosto de 1993

Coordenadas35°38′11″N 139°45′49″E / 35°38′11″N 139°45′49″E / 139.76361111111

El puente Rainbow (レインボーブリッジ Reinbō Burijji?) (en inglés Rainbow Bridge, puente del arco iris) es un puente colgante tendido sobre la parte norte de la Bahía de Tokio, en el barrio especial Minato-Ku, en Tokio, Japón. Conecta al puerto de Shibaura con la isla artificial de Odaiba.[1]

Puente Rainbow desde la Bahía de Tokio.

Detalles

Fue inaugurado en 1993 y tiene una longitud de 570 metros en su vano principal.

El puente lleva tres líneas de transporte en dos cubiertas. La cubierta superior lleva la Ruta 11 (Ruta Daiba) Autopista Shuto, mientras que la cubierta inferior lleva el sistema férreo de tránsito rápido Yurikamome (gaviota cabeza negra), la Ruta Prefectural Tokio 482 y las pasarelas peatonales. Es posible recorrer el puente a pie, el lado norte ofrece vistas del puerto interior de Tokio y de la Torre de Tokio, mientras que el lado sur ofrece vistas de la Bahía de Tokio y ocasionalmente del Monte Fuji, cuando es visible. Los pasillos peatonales solo se pueden usar durante ciertas horas.

Las torres que sostienen el puente son de color blanco, fueron diseñadas para armonizar con el horizonte de la silueta urbana del centro de Tokio, visto desde Odaiba. Hay lámparas colocadas en los cables que sostienen el puente, que se iluminan en colores diferentes, rojo, blanco y verde todas las noches, alimentadas con energía solar obtenida durante el día.