Puente del Ajolí

EL Puente del Ajolí es un puente tendido sobre el arroyo de Santa María, perteneciente a los municipios de Almonte e Hinojos, en la provincia de Huelva, en España; hace frontera natural con la Aldea de El Rocío. Su popularidad viene del hecho de que es paso obligado para 62 hermandades rocieras, en su peregrinación a la ermita del Rocío. Una vez cruzado, se divisa la ermita.

Tradicionalmente el puente ha sido un viejo puente de madera, rústico, asentado sobre unas vigas de hierro y con una cimentación de hormigón. El crujir de sus maderas al paso de las carretas rocieras forman parte de su leyenda.

Aunque el arroyo va normalmente sin mucha afluencia de agua, en 2003 las fuertes lluvias hicieron crecer en demasía las aguas, que arrasaron el viejo y tradicional puente, por lo que en su lugar se ha construido uno nuevo de acero, aunque recubierto de madera, con los nombres de las hermandades grabado en el suelo, para intentar su integración en el paisaje natural del entorno.

El puente actual tiene veinte metros de largo por seis de ancho, y su estructura se ha elevado medio metro respecto a la cota que tenía el anterior para evitar que una posible crecida del arroyo pueda afectarle.

Tradicionalmente, las hermandades se detenían en el puente para rezar la Salve en agradecimiento por haber culminado el camino, y constantemente a su paso, los peregrinos cantaban y bailaban sevillanas en demostración de alegría por ver la ermita ya muy cerca.

Other Languages