Pueblos germánicos

Reunión germana ( thing) representada en un relieve de la Columna de Marco Aurelio.
El germano suplicante, estatuilla votiva de época romana.
Germano representado en un relieve triunfal romano.
Fíbula del siglo VI que representa un guerrero a caballo con lanza.
Familia germana representada en una reconstrucción historicista.
Cultura de la Edad del Bronce nórdica alrededor de 1200 a. C (periodo anterior a la formación de los pueblos germánicos en esa misma zona).
Cultura de la Edad del Hierro pre-romana asociada con el protogermánico, ca. 500 a. C.- 50 a. C.. El área en magenta representa la cultura de Jastorf.
Expansión de los pueblos germánicos o protogermánicos:       Hasta el 750 a. C       Hasta el 500 a. C       Hasta el 250 a. C       Hasta el 1 d. C
Distribución de los pueblos germánicos o protogermánicos (entre el 750 a. C y el 1 d. C.)
Grupos germánicos en torno al año 1 (germánico septentrional, germánico del Mar del Norte, germánico del Elba, germánico del Wesser-Rin, germánico oriental).
Distribución y expansión de las tribus germánicas o protogermánicas (entre el 50 a. C., el 100 d. C. y el 300 d. C. -etapas anteriores a la época de las migraciones o invasiones-). Extensión del Imperio romano (en el 68 a. C. y el 117 d. C.)
Tribus germánicas y asentamientos romanos hacia 50-100 d. C.
Invasiones bárbaras. Todos los pueblos señalados, excepto los hunos, son germánicos.
Situación hacia el año 450: el Imperio huno de Atila domina el centro y el este de Europa. Dentro de las fronteras del Imperio romano de Occidente, ya se han asentado varios pueblos germánicos: vándalos en el norte de África, suevos en el noroeste de Hispania, visigodos entre Hispania y el suroeste de la Galia, burgundios en la zona alpina, francos al noreste de las Galias y sajones al sureste de Britania. Anglos, jutos, alanos, ostrogodos y lombardos, aparecen marcados en otras zonas.

Los pueblos germanos o germánicos son un histórico grupo etnolingüístico de pueblos originarios del norte de Europa que se identifican por el uso de las lenguas germánicas (un subgrupo de la familia lingüística indoeuropea que se diversificaron a partir de una lengua original —reconstruible como idioma protogermánico— en el transcurso de la Edad de Hierro). En términos historiográficos son tanto un grupo de entre los pueblos prerromanos (en las zonas germanas al oeste del Rin —provincias de Germania Superior e Inferior— en que se estableció una fuerte presencia del Imperio romano y fueron romanizadas) como un grupo de pueblos bárbaros (exteriores al limes del Imperio), situados al este del Rin y al norte del Danubio ( Germania Magna); precisamente el que protagonizó las denominadas invasiones germánicas que provocaron la caída del Imperio romano de Occidente al instalarse en amplias zonas de éste: suevos, vándalos, godos ( visigodos y ostrogodos), francos, burgundios, turingios, alamanes, anglos, sajones, jutos, hérulos, rugios, lombardos, etc. Los vikingos protagonizaron posteriormente una nueva oleada expansiva desde Escandinavia (la zona originaria de todo este grupo de pueblos), que afectó a las costas atlánticas ( normandos) y a las estepas rusas y Bizancio ( varegos).

Algunos pueblos germánicos se fusionaron con la población romana dominante demográficamente en las zonas que ocuparon de Europa suroccidental ( galo-romanos, hispano-romanos, italo-romanos); mientras que otros se convirtieron en la base etnográfica de las actuales poblaciones de Europa central y noroccidental ( escandinavos o nórdicos –la mayor parte de los países nórdicos: daneses, suecos, noruegos, islandeses, y los isleños de las Islas Feroe, con excepción de bálticos, fineses y lapones–, alemanes –en el sentido del ámbito lingüístico alemán, que incluye a los austriacos, la mitad de los suizos y otros grupos de habla alemana de Europa central y oriental desde Francia hasta el Cáucaso–, las poblaciones de habla neerlandesa –noroeste de Alemania, Países Bajos y norte de Bélgica– y anglosajona). En Europa oriental los pueblos germánicos se vieron desplazados por otros (especialmente los pueblos eslavos y los magiares), para pasar posteriormente a protagonizar una nueva fase expansiva.

Las migraciones de los pueblos germánicos se extendieron por toda Europa durante la Antigüedad Tardía ( Völkerwanderung) y la Edad Media ( Ostsiedlung). Estos términos historiográficos se concibieron y utilizaron de forma no neutral, sino como justificación del expansionismo alemán hacia el este en la Edad contemporánea ( Drang nach osten).

También en el ámbito religioso se produjo una fusión de los elementos germánicos y romanos: algunos ya habían sido cristianizados bajo credo arriano en Oriente en el siglo IV, otros continuaban con las religiones nórdicas tradicionales. La conversión al catolicismo de suevos visigodos y francos en el siglo VI fue clave para su éxito de la formación de sus respectivos reinos germánicos. Hacia el siglo XI todos los pueblos germánicos, incluidos los escandinavos, estaban incluidos en el ámbito de la cristiandad latina.

Las lenguas germánicas se convirtieron en dominantes a lo largo de las fronteras romanas ( Austria, Alemania, Países Bajos, Bélgica e Inglaterra), pero en el resto de las provincias romanas occidentales, los inmigrantes germánicos adoptaron los dialectos latinos que se estaban transformando en lenguas romances. Actualmente las lenguas germánicas se hablan a través de gran parte del mundo, representadas principalmente por el inglés, alemán, neerlandés, el afrikaans (Sudáfrica y Namibia) y las lenguas escandinavas.

Etnónimo

Germano

Germani, plural del adjetivo germanus, es el etnónimo con el que los romanos se referían a los habitantes de la extensa e indefinida zona que conocían con el topónimo Germania, desde la Galia hasta la Sarmatia. Tal nombre no se usó en la literatura latina hasta Julio César, quien lo adoptó a partir del vocablo que los galos usaban para designar a los pueblos de la orilla occidental del Rin, y que en las lenguas goidélicas probablemente significa " vecino".

El término parece haberse usado previamente en la inscripción de Fasti capitolini para el año 222 (DE GALLEIS INSVBRIBVS ET GERM[ANEIS]) donde simplemente se refiere a pueblos "asociados", como los relativos a los galos. Por otra parte, puesto que las inscripciones se levantaron sólo en 17- 18 a. C., la palabra puede ser una adición posterior al texto. Otro de los primeros que citan el nombre, Posidonio (alrededor del 80 a. C., también es una fuente dudosa, ya que sólo sobrevive en una cita de Ateneo (alrededor del 190 d. C.); la mención de germani en este contexto pudo ser más probablemente introducido por Ateneo y no provenir del texto inicial de Posidonio.[1]

El escritor que al parecer introdujo el término en el corpus de la literatura clásica fue Julio César, en De bello Gallico ( 50 a. C.). Él usaba germani para designar a dos agrupaciones de pueblos diferentes: los germanos transrenanos (trans Rhenum), el conjunto de pueblos claramente no-galos de la Germania transrhenana ("el otro lado del Rin" – Transrenania, la que posteriormente se denominó Germania Magna, interna[5] El vocablo germani puede ser un préstamo de un exónimo celta aplicado a las tribus germánicas, sobre la base de una palabra que tanto puede significar "vecino" como "hombres de los bosques" (refiriéndose a la densidad de los bosques que cubrían casi todo el territorio de Germania). Tácito sugiere que el nombre podría ser de el una tribu que cambió su nombre después de que los romanos lo adaptaron, pero no hay pruebas de ello.

La sugerencia de derivar el nombre del término goidélico para "vecino" invoca al gair antiguo irlandés, ger galés ("cerca") o gearr irlandés moderno ("atajo, corto" –una corta distancia–); de raíz proto-celta *gersos, más relacionada con el griego antiguo chereion ("inferior") o el inglés gash ("cuchillada" o "brecha"). La raíz protoindoeuropea pudo haber sido de la forma *khar-, *kher-, *ghar-, *gher- ("corte"), de la que también provendría la hitita kar-, y la griega kharakter ("grabar", que da la palabra latina character y la española "carácter"). Otras posibilidades serían la palabra céltica que significa "ruidoso" o las germánicas gar y ger -también la céltica gae- que significan "lancero".[6]

Al parecer, las tribus germánicas no tenían un endónimo (auto-designación) que incluyera a todos los pueblos que se identificaban a sí mismos como provenientes de un tronco común (por identificación lingüística o por identificación ancestral). No obstante, el término latino suevi ( suevos), con el que en los últimos siglos del Imperio se designó a uno de los grandes grupos de entre los pueblos germánicos, se utilizaba de forma casi indistinta en los textos de César con germani; y sí que tiene una clara etimología germánica: *swē-ba- ("auténtico").

Lo que sí existía era un término para referirse a la totalidad de los pueblos no-germanos, y que los germanos aplicaban principalmente a aquellos con los que tenían algún contacto (fueran celtas, romanos u otros pueblos del Imperio, como los griegos), a los que llamaban *walha- (walhoz en singular, walhaz en plural), raíz de la que derivan los topónimos de Gales, Valonia y Valais.[7]

Teutón

Tratando de identificar un término vernáculo contemporáneo y la nación asociada a un nombre clásico, desde el siglo X en adelante la literatura latina medieval usó el adjetivo teutonicus, originalmente aplicado a los teutones (el pueblo germánico antiguo derrotado por los romanos en la batalla de Aquae Sextiae102 a. C.–) para referirse a todo lo relativo al Regnum Teutonicum o Francia orientalis ("Francia Oriental", la parte oriental del antiguo Imperio carolingio, tal como se dividió en los tratados de Verdún y de Mersen –años 843 y 870 respectivamente–). Específicamente, la Orden Teutónica o de los Caballeros Teutones, fue una orden militar de gran importancia en Europa Oriental.

El uso de las palabras castellanas "teutón" y "teutónico", no se limita al pueblo antiguo o a la orden militar, sino que se extiende para referirse de forma genérica a lo germánico o a lo alemán. El Diccionario de la lengua española recoge ese uso como un coloquialismo.[8]

Alemán

En castellano, portugués y francés, el gentilicio de Alemania (alemán, allemao, allemand),[10]

Tudesco (deutsch)

En lengua alemana, el gentilicio de Alemania es deutsch («alemán»),[11] una palabra derivada de una raíz genérica del germánico antiguo: *þiuda-, que significa « pueblo». La misma raíz aparece en muchos nombres de persona como Thiud-reks, y también en el etnónimo de los suecos de un cognado del inglés antiguo Sweo-ðēod y nórdico antiguo: Suiþióð. Además þiuda- aparece los términos Angel-ðēod («pueblo anglosajón») y Gut-þiuda («pueblo gótico»). El adjetivo derivado de este sustantivo, *þiudiskaz («popular»), fue utilizado posteriormente (el primer uso registrado es del año 786) para referirse a la theodisca lingua, «lengua del pueblo» ( lengua vulgar), por oposición a la lengua latina.

Muchos idiomas modernos utilizan palabras derivadas de este origen para el gentilicio de Alemania: la sueca/danesa/noruega tysk, las neerlandesas duits y diets (esta última se refiere al nombre histórico para el holandés medio o neerlandés, el antiguo significado en alemán), la italiana tedesco y la española « tudesco» (que se ha restringido en la práctica a su uso como arcaísmo). En cambio, en inglés, dutch se aplica al gentilicio de Holanda (o, por extensión, al de los Países Bajos), usándose german para el gentilicio de Alemania. El despectivo boche se usó en el contexto histórico de las guerras mundiales del siglo XX, pero su etimología parece provenir de alboche, una combinación particular en argot francés.[12]

Other Languages
Afrikaans: Germane
Alemannisch: Germanen
العربية: جرمانيون
azərbaycanca: Qədim germanlar
беларуская: Германцы
беларуская (тарашкевіца)‎: Германцы
български: Германи
brezhoneg: Germaned
bosanski: Germani
català: Germànics
čeština: Germáni
Cymraeg: Germaniaid
dansk: Germanere
Deutsch: Germanen
Ελληνικά: Γερμανικά φύλα
Esperanto: Ĝermanoj
فارسی: ژرمن‌ها
suomi: Germaanit
føroyskt: Germanar
français: Germains
Nordfriisk: Germaanen
Frysk: Germanen
hrvatski: Germani
magyar: Germánok
Bahasa Indonesia: Suku bangsa Jermanik
íslenska: Germanir
italiano: Germani
日本語: ゲルマン人
한국어: 게르만족
Ripoarisch: Jermane
Kurdî: German
Limburgs: Germane
lietuvių: Germanai
latviešu: Ģermāņi
македонски: Германи
Bahasa Melayu: Puak-puak Jermanik
Plattdüütsch: Germanen
Nedersaksies: Germanen
Nederlands: Germanen
norsk nynorsk: Germanarar
norsk bokmål: Germanere
Pälzisch: Germane
polski: Germanie
Piemontèis: Tribù germàniche
português: Germanos
srpskohrvatski / српскохрватски: Germani
Simple English: Germanic peoples
slovenčina: Germáni
slovenščina: Germani
српски / srpski: Германи
svenska: Germaner
Kiswahili: Wagermanik
Türkçe: Cermenler
українська: Германці
oʻzbekcha/ўзбекча: Germanlar
Tiếng Việt: Các dân tộc German
吴语: 日耳曼人
中文: 日耳曼人
Bân-lâm-gú: German-lâng
粵語: 日耳曼人