Psicólogo

El término psicólogo (también sicólogo, aunque su uso es menos frecuente) se aplica al profesional que se dedica a ejercer la psicología. Se trata de un especialista de la salud mental que, por esa razón, está interesado en estudiar y entender el comportamiento (o la conducta, según el punto de vista de otras terminologías). Académicamente, puede optar por especializarse en una o más de varias áreas de su carrera, de modo tal que puede llegar a especializarse como: psicólogo clínico (el que trabaja en terapia y en el tratamiento en la salud mental y/o emocional), el psicología industrial o psicología laboral (interesada en la capacitación para el trabajo y en la selección de personal), la psicología social (que aborda los procesos sociales, el estudio de los grupos, la influencia o importancia de lo social sobre el comportamiento y las actitudes del individuo,...), la psicología educativa (la educación, la infancia, la escuela, los procesos de aprendizaje) y neurociencias (las bases neurofisiológicas o neurobiológicas del comportamiento), entre otras.

España

Los títulos de grado en psicología especifican las competencias adquiridas. En el caso de licenciados en psicología, el suplemento europeo para títulos (que recibe cada licenciado para mostrar sus competencias fuera de España) especifica: “Esta titulación capacita para el abordaje científico del comportamiento humano, el análisis de los procesos y relaciones en los grupos sociales y el diseño y realización de actividades de orientación, diagnóstico, prevención e intervención relacionadas con trastornos comportamientos y comportamientos que influyan en la salud”.

Es necesario matizar que un psicólogo es tal cuando está en posesión de un título universitario acreditativo; en España ese título procede de la licenciatura en psicología o del grado en Psicología, sólo impartidos en universidades. Por ello no debe confundirse con otras profesiones o titulaciones que, aunque pueda parecer que ejercen competencias similares, son muy distintos. Estas son:

  • Psiquiatra: Persona licenciada en medicina cuya especialización ha sido el estudio de la psicopatalogía a través del abordaje médico; los psiquiatras son médicos especialistas en psiquiatría. Los psicólogos son licenciados en psicología, que pueden especializarse en varias ramas como la psicología clínica y de la salud, psicología de la educación o psicología del trabajo y las organizaciones. El psiquiatra utiliza principalmente la farmacología para mejorar los síntomas más incapacitantes de los trastornos psicológicos, aunque en algunos casos también realizan intervención o tratamientos psicoterapéuticos después de una formación posgrado en estos campos.
  • Psicoanalista: Persona similar en funciones al psicólogo clínico, pero cuya especialidad es el psicoanálisis en alguna de sus muchas vertientes. Los psicoanalistas por tanto no practican activamente la psicología, sino el psicoanálisis, de supuestos diferenciados a la psicología predominante hoy en día. Actualmente algunos países ofertan esta titulación en sus universidades como rama dentro de la carrera de psicología; en España no se oferta tal titulación universitaria.
  • Trabajador social: Persona encargada de facilitar una óptima inserción social a otras personas en situaciones de riesgo o potencialmente desfavorecidas. Aunque su aplicación profesional se apoye en los supuestos de la psicología, sobre todo en su vertiente más social, éstos no se limitan a ella, por lo que los trabajadores sociales pueden estar en posesión del título de psicólogo o no estarlo. En ocasiones su labor profesional se ve cubierta con titulaciones parcialmente afines a la psicología, como pueden ser antropología o sociología, o ciclos formativos como trabajo social, por lo que su labor terapéutica se limita a la inserción del sujeto a un entorno favorable y emocionalmente positivo para él.
  • Terapeuta: Persona que procura el bienestar mental de otra persona de forma profesional, aún sin estar en posesión del título universitario que le acredita como psicólogo. Muchos son los cursos, ciclos formativos y oferta formativa no oficial en general que pueden conducir a la formación de un terapeuta, pero es necesario no confundirlo con el psicólogo, dado que no poseen la misma formación ni las mismas obligaciones. Un terapeuta no necesita acreditar titulación alguna, por lo que tanto académica como profesionalmente no están capacitados para ejercer las competencias de un psicólogo clínico.
  • Orientador: Persona que se ofrece a sí misma como guía para que otra persona pueda alcanzar algún objetivo, lo cual le reportará bienestar. Al igual que en el caso anterior, excepto en el ámbito educativo, no es obligatorio que un orientador posea el título de psicólogo, por lo que sus conocimientos quedan reducidos a lo que él mismo haya considerado oportuno, como cursos o ciclos no oficiales.
  • Parapsicólogo: Persona que estudia los supuestos fenómenos paranormales experimentados por otras personas. Los parapsicólogos nada tienen que ver con la psicología, ni lo pretenden, a excepción de que parte de sus estudios se basan en percepciones vividas por seres humanos, por lo que no poseen la titulación universitaria en psicología. La parapsicología, al basarse en el estudio sin base científica de supuestos fenómenos paranormales, no puede ser catalogada como ciencia ni puede asociarse a la psicología más de lo que se puede asociar al espiritismo, la telequinesia, la clarividencia o a fenómenos fantásticos similares.

Por tanto, aunque sean muchas las personas que intentan trabajar en el ámbito de la psicología clínica con fines lucrativos, es imprescindible hacer una distinción entre los que realmente se encuentran capacitados para ello (los psicólogos) y los que simplemente les emulan, en ocasiones satisfactoriamente, aún sin poseer los conocimientos indispensables acreditados con la titulación universitaria.

Colombia

La legislación colombiana mediante la Ley 1090 de 2006 estableció que es requisito indispensable para ejercer como psicólogo poseer la tarjeta profesional expedida por el Colegio Colombiano de Psicólogos, y esta entidad a su vez, solo puede otorgarlo a quien demuestre mediante un título universitario sus idoneidad para ejercer la profesión. Mediante la misma ley se estableció al 20 de noviembre como el día nacional del psicólogo.[1]

Other Languages
Afrikaans: Sielkundige
العربية: نفساني
беларуская: Псіхолаг
čeština: Psycholog
dansk: Psykolog
Deutsch: Psychologe
English: Psychologist
Esperanto: Psikologo
suomi: Psykologi
français: Psychologue
עברית: פסיכולוג
Հայերեն: Հոգեբան
Bahasa Indonesia: Psikolog
日本語: 心理学者
қазақша: Психолог
Ripoarisch: Züschohlore
Nederlands: Psycholoog
norsk nynorsk: Psykolog
norsk bokmål: Psykolog
ਪੰਜਾਬੀ: ਮਨੋਵਿਗਿਆਨੀ
polski: Psycholog
română: Psiholog
русский: Психолог
Simple English: Psychologist
slovenčina: Psychológ
slovenščina: Psiholog
svenska: Psykolog
тоҷикӣ: Равоншинос
українська: Психолог
中文: 心理学家