Prueba de aptitud para lenguas extranjeras MLAT-ES

La prueba de aptitud para lenguas extranjeras ( versión de primaria en español MLAT-ES ) es una adaptación en lengua española de la prueba en lengua inglesa (MLAT-E), desarrollada por los doctores John Carroll y Stanley Sapon. La prueba se diseñó para medir la aptitud para las lenguas extranjeras de un estudiante, esto es, la facilidad (o dificultad) para aprender una lengua extranjera. La MLAT-ES es apropiada para alumnos de 8 a 11 años de edad.

La MLAT-ES fue desarrollada por el personal de la Fundación de Evaluación de Segundas Lenguas (en inglés, la Second Language Testing Foundation) durante el año lectivo 2004-2005, en conjunto con varias escuelas de América latina y España para niños de países predominantemente hispanoparlantes, así como para niños nativos del idioma español en los Estados Unidos.

La prueba de aptitud para lenguas extranjeras -versión en inglés MLAT-E- se basa en la bien conocida Prueba de aptitud para lenguas modernas, MLAT. La MLAT fue concebida para medir la aptitud para lenguas extranjeras de los estudiantes de más de catorce años, pero la prueba que se publicó originalmente en 1967, se diseñó para niños de 8 a 11 años de edad. La Fundación de Evaluación de Segundas Lenguas publica actualmente estas pruebas[1]

Trabajo de John Carroll sobre la aptitud para lenguas extranjeras

La aptitud para las lenguas extranjeras se ha definido como la facilidad o la cantidad de tiempo que necesita un individuo para alcanzar cierto nivel de competencia en una lengua extranjera. Como con muchas medidas de aptitud, se piensa que la aptitud para aprender lenguas extranjeras es relativamente estable durante la vida de un individuo.

John B. Carroll, un influyente del campo de la lingüística educativa, desarrolló una teoría acerca de ciertos grupos de habilidades que afectan la aptitud para aprender una lengua, que están separados de la inteligencia verbal y de la motivación. Al usar estas cuatro habilidades diferentes, Carroll desarrolló la MLAT, una prueba de la aptitud para las lenguas extranjeras para adultos.

Las habilidades que Carroll identificó fueron:

  • La codificación fonética: habilidad para percibir distintos sonidos, asociar un símbolo con el sonido y recordar dicha asociación
  • La sensibilidad gramatical: habilidad para reconocer la función gramatical de un elemento léxico (palabra, frase, etc.) en una oración sin un entrenamiento explícito en gramática
  • Habilidad de aprendizaje por asociación: habilidad para aprender las asociaciones entre palabras en una lengua extranjera y sus significados, y para recordar dicha asociación
  • Habilidad inductiva de aprendizaje: habilidad para inferir o inducir las reglas que rigen la estructura de un idioma.
Other Languages